Farmacéuticas

Carlos Gallardo asume la presidencia de Almirall

La junta aprueba el abono de un dividendo de 0,19 euros en modalidad de dividendo flexible

Carlos Gallardo.

Carlos Gallardo.

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El anunciado relevo generacional familiar en la compañía farmacéutica Almirall se ha llevado a cabo este viernes. Carlos Gallardo ha sido nombrado oficialmente nuevo presidente del consejo de administración en sustitución de su padre Jorge Gallardo. El ya expresidente ha aprovechado para lanzar duras críticas al Gobierno por el escaso apoyo dado a las compañías farmacéuticas y la falta de una política clara para incentivar la capacidad para competir en un complejo sector pero vital para la economía y la sociedad española. El presidente saliente ha destacado la solidez del balance de la compañía y el progreso de la cartera de fármacos, aunque ha reconocido en el debe pendiente no haber logrado que la facturación se duplicase hasta llegar a los 1.600 millones de euros, frente a los 836,5 millones de ingresos alcanzados el pasado ejercicio, 22 millones más que en 2020. El ebitda, resultado obtenido por la explotación directa del negocio antes de gastos financieros, se situó en los 235,6 millones de euros, 2,7 millones menos que el año anterior. Actualmente, Almirall tiene presencia directa en 21 países y acuerdos estratégicos en más de 70, y cuenta con unos 1.800 empleados.

El equipo de dirección de Almirall resaltó que durante 2021 el grupo redujo y simplificó la estructura de la deuda financiera neta durante 2021, al reducirla en 150 millones de euros. La junta aprobó el pago de un dividendo de 0,19 euros por acción, así como una ampliación de capital con cargo a reservas de libre disposición por importe de 34 millones de euros para hacer frente al pago del dividendo en modalidad de dividendo flexible.

Almirall mantiene su apuesta por la inversión en investigación y desarrollo con el objetivo de potenciar especialmente el campo de la dermatología. "En 2021 invertimos un 9% de nuestras ventas anuales en I+D, lo que representa un total de 74 millones de euros. Con respecto al futuro, hemos seguido demostrando nuestras capacidades para construir un pipeline con productos innovadores entre los que destacan nuestro biológico para la dermatitis atópica", señaló Jorge Gallardo.

Noticias relacionadas

Carlos Gallardo Piqué ha recordado que ejercerá una presidencia con un rol "no ejecutivo", por lo que aspira a mantener su faceta de inversor en tecnología médica. El nuevo presidente ha asegurado que Almirall seguirá apostando por EEUU y el papel de la compañía en dermatología médica, y ha destacado el potencial que ofrecen productos como Klisyri, un tratamiento innovador para la queratosis actínica; Wynzora, para la psoriasis vulgar de leve a moderada, o bien Lebrikizumab, para el tratamiento de la dermatitis atópica de moderada a grave.

El nuevo presidente ha comentado que este año el beneficio bruto de explotación se ralentizará hasta los 190-210 millones principalmente por las mayores inversiones en lanzamientos de nuevos productos, por el gasto el I+D y por los menores márgenes de productos con licencia. Almirall invertirá unos 25 millones este año en mejorar su capacidad industrial y han recordado que Seysara, un antibiótico oral para tratar el acné, se fabricará en la planta de Sant Andreu de la Barca.