Según la CNMC

Uno de cada seis clientes cambió de compañía eléctrica en 2021

El alza de los precios de la luz incrementó un 40% los intercambios frente al año anterior

En el caso del gas, los movimientos entre compañías se elevaron un 30% en el periodo

Un técnico revisa los contadores de electricidad

Un técnico revisa los contadores de electricidad / Archivo

4
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Casi uno de cada seis hogares españoles se cambió de compañía eléctrica en 2021. En total, cinco millones de usuarios, de los 29 millones que hay en total, mudaron de empresa en un año en el que los precios de la luz en el mercado mayorista triplicaron la media histórica de 40 euros por megavatio-hora. El incremento de esta actividad de intercambio --del 37%, en comparación con 2020— no tiene precedentes en años anteriores: En 2018, 3,2 millones de usuarios mudaron de compañía, y en 2019 hicieron lo propio 2,9 millones.

Así se desgrana de los datos publicados este jueves por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que recogen que la mayoría de estos cinco millones de hogares (91,4%) tuvo como destino el mercado libre, bien por tratarse de intercambios entre comercializadoras de este mercado (en el 66,6% de los casos) o movimientos desde el regulado (24,8%). La gran diferencia entre ambos mercados reside en que el este último (tarifa PVPC) está indexado al mercado mayorista de la electricidad, por lo tanto, sus consumidores notan de forma instantánea cualquier volatilidad en los precios, pero evitan “el coste de cobertura" que añaden otros productos que proporcionan mayor estabilidad, según explica la CNMC en otro informe.

En 2021 el regulado fue el mercado más afectado por los precios altos del mercado mayorista. De hecho, según varias estimaciones se calcula que pagaron un 20% más que en 2018. Pero esta fue una situación coyuntural, que podría cambiar cuando el Ejecutivo limite el precio del gas que se utiliza para producir electricidad. Esto explica el trasvase de clientes que decidieron cambiarse para contratar una tarifa libre (1,2 millones en 2021, frente a los 574.708 de 2020). Y hace más sorprendente que, pese a todo, 428.061 clientes se pasaran del mercado regulado al libre y otros 7.248 se cambiaran simplemente de compañía, pero manteniendo una tarifa PVPC. 

En total, según las cifras del regulador que preside Cani Fernández a finales de 2021 había 19,8 millones de consumidores en el mercado libre (65% del total) y 10,7 millones en el regulado (35%).

Por regiones, Andalucía y Murcia fueron las comunidades con mayor tasa de cambios de comercializador de España con un 19,6% y 19,3%, respectivamente. En el caso de Catalunya, un 17,5% de los consumidores realizaron movimientos de una empresa a otra. En total, 785.299 usuarios que, en el 70% de los casos se cambiaron de comercializadora dentro del mercado libre, mientras que el 22% fueron intercambios del regulado al libre. Unas 59.840 personas pasaron del regulado al libre y 1.259 fueron movimientos dentro del mercado regulado, pero a otra compañía. El País Vasco (13%) y Canarias (14,4%) fueron las regiones que menos variaciones registraron entre sus consumidores.

Gas natural

La CNMC también analiza el caso de los usuarios de gas natural que suman un total de casi 8 millones. En este caso, uno de cada ocho consumidores decidieron cambiarse de empresa en 2021, un 30% más que un año antes. También aquí, la mayor parte de los cambios, el 93,2%, se produjeron hacia comercializadoras del mercado libre; tanto de clientes que ya estaban en esta opción y eligieron otra comercializadora libre (82,6%), como de clientes que estaban en la tarifa regulada (Tarifa de Último Recurso o TUR) y optaron por el mercado libre (10,6%). Por el contrario, el 6,6% de los clientes (68.342) optaron por pasarse del mercado libre al regulado (tarifa TUR).

Noticias relacionadas

En el caso del gas, 6,5 millones de consumidores tienen una tarifa libre y el millón y medio restante una regulada(TUR). Esta última se mantiene prácticamente congelada desde hace meses. En septiembre, el Gobierno aprobó por primera vez un límite, durante la revisión al establecer que, en la revisión correspondiente al 1 de octubre de 2021 y el 1 de enero de 2022, al el incremento del coste de la materia prima no podría superar el 35% y el 15%, respectivamente. Esta fórmula se prorrogó el mes pasado, dentro del plan de choque para mitigar el efecto de la guerra de Ucrania sobre los consumidores. El Ejecutivo fijo, eso sí, que el déficit adeudado a las comercializadoras de último recurso que se recuperaría en las sucesivas revisiones, pero todavía no se ha dispuesto cómo.

Por autonomías, Baleares y Andalucía copan la primera posición en cuanto a cambios con un 15,9% y un 15,2% del total de sus usuarios, respectivamente; mientras que, de nuevo, Asturias y el País Vasco son las regiones en las que menos movimiento ha habido (9,3%). En Catalunya, la tasa de cambios de comercializador sobre el total de puntos de suministro gasista fue de 13,3%, al afectar a un total de 292.041 consumidores, la mayoría fueron intercambios dentro del mercado libre (230.353), del regulado al libre (42.392), del libre al regulado (18.655) y dentro del mercado libre (641).