Coste de la vida

El INE ratifica que el IPC subió en marzo al 9,8%

Los precios escalan al mismo nivel que en mayo de 1985

Una parada de frutas en el mercado de la Concepció,, en Barcelona.

Una parada de frutas en el mercado de la Concepció,, en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha ratificado que la inflación anual en marzo se elevó hasta el 9,8%, tras un ascenso del 3% con respecto a febrero. Se trata del nivel más elevado desde mayo de 1985 tras un mes de guerra en Ucrania que, según las estimaciones de Funcas, empobrecerá a los españoles en 16.700 millones de euros, aunque estima que la escalada habría tocado techo en marzo y el índice de precios de consumo (IPC) podría empezar a moderarse en abril.

Según los datos del INE, el componente de vivienda, por el precio de la luz, es el que más ha subido, con una variación anual del 33,1%. A este le sigue el transporte, por el alza de las gasolinas y el gasóleo, con un 18,6% y los alimentos y bebidas no alcohólicas, con el 6,8%. A nivel mensual, las subidas más pronunciadas fueron las de los combustibles líquidos, con un 29,8% y las de la electricidad, con el 28,5%. Destacan entre los alimentos los aceites, con un aumento mensual del 4,4% y los huevos, con el 4,3%.

La tasa anual del IPC aumenta en marzo respecto a febrero en todas las comunidades autónomas. El mayor incremento, de casi tres puntos, se produce en Castilla–La Mancha. Por su parte, la comunidad donde menos sube la tasa anual es Canarias, con un aumento de 1,6 puntos.

La escalada experimentada por los precios está estrechamente vinculada a los costes de la energía que se han trasladado al conjunto de la economía, como revela la inflación subyacente, la que excluye la energía y los alimentos no elaborados, situada en el 3,4%, la más alta desde septiembre de 2008. Esta evolución ha empeorado como consecuencia de la guerra de Ucrania, que ha llevado al Gobierno a poner en marcha un plan de choque que deberá convalidarse a finales de mes en el Congreso.

El despegue del índice de precios de consumo, que ha llevado al tasa interanual a los niveles de hace casi 40 años, no hace más rebajar el poder adquisitivo de los salarios, pero también del ahorro y provoca subidas de los alquileres. Por ello, de hecho, el Gobierno ha limitado al 2% el aumento de las rentas hasta el próximo 30 de junio.

Aunque el alza estuvo inicialmente vinculada a los precios energéticos, el empuje del IPC se ha trasladado al conjunto de la economía. En especial, a productos básicos como los alimentos. En este contexto el Ejecutivo ha apostado por impulsar un pacto de rentas que sirva para moderar los márgenes y, por tanto, los beneficios empresariales, así como los aumento de los salarios. Pero estas negociaciones entre los empresarios y los sindicatos no van por ahora por buen camino.

Una muestra de la escalada de los precios es que el incremento mensual, es decir, de marzo a febrero, ha sido el mayor en 45 años. Entidades como Funcas han calculado que, como consecuencia de esta evolución, las familias se empobrecerán en unos 16.700 millones. Además, cuanto más se consolide un nivel elevado del IPC más tendrá que ser la paga que reciban los pensionistas con respecto a la inflación prevista, ya que el aumento para este año parte del 2,5%, pero deberá ajustarse con la media del ejercicio.

Noticias relacionadas

Según las últimas estimaciones del Banco de España, la inflación media este año será del 7,5%, lo que, de ser así, supondrá un sobrecoste de 13.500 millones en las pensiones. La Autoridad fiscal (Airef) la sitúa en un 6,2%, según sus últimos cálculos.

La situación llevó al Banco Central Europeo (BCE) a anunciar la finalización de su programa de compra de activos, con lo que abría la puerta a futuras subidas de los tipos de interés. No obstante la evolución económica le ha hecho ser más prudente y en la reunión de su consejo de gobierno este jueves se verá si da nuevas señales respecto al futuro del precio del dinero. En EEUU, la Reserva Federal ya aprobó la primera subida desde 2018.