En un almacén

Amazon presenta una denuncia contra la formación de su primer sindicato

  • La empresa cree que los líderes sindicales presionaron a los trabajadores para que votaran a favor de esa iniciativa

Amazon presenta una denuncia contra la formación de su primer sindicato
2
Se lee en minutos
El Periódico

Amazon ha presentado una denuncia contra la formación del primer sindicato por parte de los trabajadores de un almacén del gigante tecnológico en el distrito neoyorquino de Staten Island, informaron este sábado medios locales.

Según la compañía, los líderes sindicales presionaron a los trabajadores para que votaran a favor de la formación de un sindicato, un argumento que el abogado del conocido como Sindicato Laboral de Amazon (ALU, por sus siglas en inglés), Eric Milner, calificó de "absurdo", según el canal CBS.

El pasado 1 de abril, empleados de la planta JFK8 de Amazon en Nueva York ganaron un pulso al gigante tecnológico y tras meses de lucha lograron crear el primer sindicato en Estados Unidos de la compañía, que ha intentado por todos los medios frustrar cualquier iniciativa de organización sindical.

En total, 2.654 miembros de la plantilla se manifestaron a favor de organizarse, frente a los 2.131 que se mostraron en contra en la votación. "Amazon ha optado por ignorar esto y participar en tácticas dilatorias para evitar lo inevitable: sentarse a la mesa de negociaciones y negociar un contrato", apuntó Milner.

Amazon es la segunda mayor empresa empleadora de Estados Unidos, solo por detrás de la cadena de supermercados Walmart, y desde el inicio de la pandemia ha disparado tanto su actividad como sus beneficios y ha contratado a decenas de miles de nuevos trabajadores, informa Efe.

El efecto de la pandemia

La irrupción de la pandemia en 2020 espoleó en Estados Unidos los ánimos de numerosos trabajadores de Amazon y otras grandes compañías del país, como la cadena de cafeterías Starbucks, que denunciaron que sus empleadores no tomaron las medidas necesarias para protegerlos de la covid-19.

El Sindicato Laboral de Amazon fue fundado por el líder sindical Christian Smalls después de haber sido despedido en marzo de 2020 por organizar una huelga para denunciar la falta de protección de los trabajadores tras el brote de la covid-19, en un momento en el que ocupaba el cargo supervisor en el centro de distribución.

Sin embargo, la compañía adujo que había sido expulsado por saltarse los protocolos de seguridad al personarse en las instalaciones a pesar de que se la había pedido que se pusiera en cuarentena tras haber estado expuesto al coronavirus.

La estrategia de la compañía

La compañía fundada por el mutimillonario Jeff Bezos invirtió gran esfuerzo y dinero en evitar que sus trabajadores se unan con una sola voz para negociar un convenio colectivo, que será el siguiente paso si finalmente se conforma de manera oficial el sindicato.

Noticias relacionadas

Durante años, sus directivos habían logrado frustrar cualquier intento mediante presiones, acoso y campañas informativas contra el movimiento obrero.

En el caso de Staten Island, habían empapelado las instalaciones con carteles en los que se leía "Vota No", pero además, la empresa lanzó una página web en el mismo sentido.