Enmienda a ley de Vivienda

Podemos pretende extender el límite al precio de los alquileres a todos los propietarios

Podemos enmienda la ley de vivienda para que los grandes tenedores cedan el 30% de sus inmuebles a alquiler social

Los morados quieren limitar los pisos turísticos a un 2% de los habitantes en las ciudades y que los caseros paguen los gastos de la inmobiliaria

Podemos pretende extender el límite al precio de los alquileres a todos los propietarios
2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Unidas Podemos ha presentado nuevas enmiendas a la ley de vivienda que negoción con el PSOE en el seno del Congreso y que actualmente está en trámite parlamentario. Los morados han registrado varias decenas de propuestas para modificar el texto original y, entre ellas, se incluye el intento de extender el límite al precio de los alquileres a todos los propietarios en zonas tensionadas, así como una modificación para que los grandes tenedores de viviendas -aquellos que posee 10 o más- estén obligados a poner el 30% de estos inmuebles en "alquiler social de forma estable o continuada".

Los morados llevan meses avisando que su intención era mejorar el proyecto de ley durante su tramitación en el Congreso. Incluso, cuando esto les supone reabrir una dura negociación con el PSOE que se tardó casi dos año en fraguar. El texto original establece que en las zonas de mercado tensionado las empresas que tengan más de 10 inmuebles deberán ajustar el precio del alquiler al índice de referencia que establezca el Ministerio de Vivienda. Sin embargo, Unidas Podemos quiere que esto rija para todos los propietarios, sean personas físicas o jurídica, pequeños o grandes propietarios.

Entre las intenciones de Unidas Podemos está también rebajar las condiciones para una zona sea declarada tensionada y, por tanto, empiecen a operar los mecanismos de baja de precios. El acuerdo alcanzado con el PSOE se concede esta categoría a aquellas zonas en las que la carga media de la hipoteca o del alquiler, más los suministros, supera el 30% de los ingresos medios de un hogar o en las que el precio haya subido cinco puntos por encima del IPC en los últimos cinco años. Los morados plantean suavizar esta última condición y que sea suficiente un incremento del IPC del 2%.

Incrementar la oferta

Por otro lado, pretenden que las empresas que tengan más de 10 inmuebles deberán rebajar el precio de los alquileres en las zonas que sean declaradas tensionadas. Sin embargo, Unidas Podemos quiere endurecer estas medidas y que estén "obligados" a poner un "porcentaje mínimo, no inferior al 30%" en alquiler social o ceder la gestión de los mismos a las administraciones competentes.

Noticias relacionadas

Además, en la enmienda registrada especifican que si se trata de una empresa que tenga participación pública "la obligación porcentual se incrementará proporcionalmente a la presencial del capital público en la sociedad". En el caso de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) el porcentaje será del 75%. Todo esto, detallan, quedará recogido en la normativa autonómica correspondiente, ya que las competencias sobre vivienda están cedidas a las comunidades.

También quieren acabar con ciertas prácticas habituales del mercado del alquiler y proponen que los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato sean siempre a cargo del arrendador y no del arrendatario, como ocurre actualmente. Otra de las enmiendas pone el foco en los alojamientos turísticos. Unidas Podemos recoge que "a fin de evitar el desplazamiento de los vecinos" por un exceso de viviendas de esta tipología, se establecerá una regulación para limitar el número de plazas turísticas. En concreto, establecen que no podrá "suponer más de un 2% del número de habitantes en entorno urbano" por distritos o barrios.