Suministro

Argelia amenaza con subir los precios del gas solo a España

Son las primeras declaraciones de la petrolera tras la crisis diplomática entre ambos países por el cambio de posición de España sobre el Sáhara Occidental

Argelia amenaza con subir los precios del gas solo a España
2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La petrolera estatal argelina Sonatrach se ha comprometido este viernes a mantener los precios actuales a todos sus clientes, a excepción de España. La empresa ha amenazado con revisar los precios con su cliente español, la compañía Naturgy, en medio de la crisis diplomática que se ha abierto entre ambos países tras el cambio de posición española en el contencioso del Sáhara Occidental.

“Desde el comienzo de la crisis en Ucrania, los precios del gas y del petróleo se han disparado. Argelia ha decidido mantener para todos sus clientes unos precios relativamente correctos. Sin embargo, no se descarta realizar un 'recálculo' de precios con nuestro cliente español”, ha declarado el director ejecutivo de la empresa pública, Toufik Hakkar, en declaraciones a la agencia de noticias gubernamental APS.

En la actualidad, el contrato entre Naturgy y Sonatrach está dentro de un proceso de revisión ordinaria en el que lleva instalado varios meses, dentro de la normalidad del contrato, pues cualquier acuerdo de gas de estas características incluye condiciones de revisión de precios cada cierto tiempo. Sí bien es verdad que la situación actual, con una subida extraordinaria de los precios de esta materia prima, como consecuencia de la guerra de Ucrania y la presión sobre el grifo del gas a Europa que ejerce Putin, puede llevar a la petrolera estatal argelina a presionar al alza en la negociación de los nuevos precios, como sugiere Toufik Hakkar.

La relación entre las empresas es buena, no en vano, la petrolera argelina forma parte del accionariado de la energética española con un 3,8% de su capital. Pero en el ámbito político el trato entre ambos países se ha tensado, tras el reconocimiento por parte del Gobierno de Pedro Sánchez del plan de autonomía de Marruecos. El país magrebí llamó a consultas "con efecto inmediato" a su embajador en Madrid, Said Moussi, tras el "repentino cambio" sobre el que se vio "muy sorprendido". Y las primeras declaraciones de la petrolera estatal tras este giro político no son muy halagüeñas.

Además, esto se junta con el flirteo de Argelia con Italia, país con una gran dependencia de gas ruso y que también cuenta con un gasoducto desde Argelia (Transmed), por lo que se ha convertido en un potencial cliente para Sonatrach. De hecho, tanto delegaciones del gobierno italiano como del gobierno portugués han visitado Argelia recientemente para tratar, entre otras cuestiones, el futuro del suministro energético, dentro del interés de la Unión Europea de reducir la dependencia de Rusia.

Noticias relacionadas

En sus declaraciones a la agencia APS, al ser preguntado si Argelia estaba en condiciones de abastecer a Europa en su búsqueda de alternativas al gas ruso, Hakkar ha reconocido que "en este momento" tienen "unos pocos miles de millones que no pueden reemplazar el gas ruso" en Europa (el continente importa unos 155.000 millones de metros cúbicos de Rusia cada año). "Aunque con el ritmo de nuestras exploraciones, nuestras capacidades se duplicarán en cuatro años, lo que sugiere perspectivas prometedoras con nuestros clientes", ha añadido.

El grupo quiere invertir unos 40.000 millones de dólares (unos 36.200 millones de euros) en los próximos cuatro años para investigar y explotar yacimientos, tanto de petróleo como de gas, y en el caso del gas duplicar la capacidad argelina en este periodo.