Crisis de suministros

¿Quién es quién en el paro de transportistas?

Todas las claves para entender quien está detrás del paro indefinido de transportistas que empezó el pasado 14 de marzo

Huelga de transporte: camiones en marcha lenta por Barcelona reciben el apoyo del sector del taxi. / EFE / QUIQUE GARCÍA / VÍDEO: EFE

6
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El paro de transportes tensiona las cadenas de suministros en España tras una semana de protestas. Los convocantes mantienen la intención de proseguir con ellas al no haber conseguido interlocutar con el Gobierno ni que este acepte sus reivindicaciones. Pero, ¿qué organización ha convocado las protestas? ¿Qué reclaman exactamente los convocantes? ¿Qué partidos les apoya abiertamente? Estas son las claves para entender quién está detrás del paro indefinido de transportistas que empezó el pasado 14 de marzo.

¿Quién convoca los paros y qué entidades se han sumado?

La protesta ha sido convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, que dice representar a los autónomos, las pequeñas y medianas empresas del gremio. Su origen parte del 29 de diciembre del 2007, cuando un grupo de transportistas gallegos –ellos mismos se cifraron en 400- se juntaron para exigir un cambio en las tarifas de pago por kilometraje. En 2008 estos gallegos se juntan con otro grupo de transportistas albaceteños y constituyen la actual Plataforma, que no ha tenido incidencia directa en el sector hasta la actual movilización. 

La persona que está actuando como portavoz durante las actuales protestas es Manuel Hernández, que se presenta como autónomo. También José Fernández Delgado, que lleva más de una década al frente de la Unión Independiente de Transportista Autónomos (UITA), asociación con 30 años de existencia y con presencia en Asturias.

Pero no son los únicos que tienen parada su actividad. A partir del 21 de marzo y por su propio lado, han decidido parar varias de las patronales del sector, que han rechazado las propuestas del Gobierno para suavizar el impacto del encarecimiento del combustible. Entre ellas figura Fenadismer, la segunda en número de socios del sector y que integra a más de 32.000 empresas de transporte con más de 50.000 vehículos, todas ellas pymes y autónomos que en determinadas ocasiones se integran en régimen cooperativo.

Dentro de Fenadismer también ha decidido secundar sus paros ATA, la organización de autónomos de la CEOE. Por más que CETM, la principal entidad del sector y también socia de CEOE sí apoye la oferta del Gobierno y decida mantener su actividad.

Otra es la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías, Fetransa, que agrupa a varias organizaciones empresariales de transporte de mercancías por carretera. La tercera es Feintra, la Federación Independiente de Transportistas fruto de la unión de Asociaciones de Transportistas de Getafe, Talavera de la Reina y Cáceres, con más de 2.900 asociados.

Estas tres patronales están integradas en el CNTC, el órgano interlocutor con el Gobierno y en el que está representada cerca de una decena de patronales.

¿Qué representatividad tienen en el sector?

La Plataforma no tiene representatividad legal en el sector del transporte. En España un total de 602.000 personas trabajan en el sector del transporte terrestre y por tubería, según los últimos datos del INE. 9 de cada 10 son hombres y el tejido empresarial está compuesto por un alto porcentaje de autónomos y pymes. El pasado 29 de diciembre el Ministerio de Transportes midió, como hace cada cuatro años, el peso de las organizaciones empresariales dentro del gremio y la Plataforma no acreditó ningún representado dentro de Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). Este es el organismo oficial en el que las organizaciones acreditan sus representados, miden su representatividad y se sientan en base a esta a negociar con la Administración. El Ministerio de Transportes tiene la obligación de comprobar que los afiliados que las organizaciones dicen tener son los que realmente tienen. 

La organización que pudo acreditar mayor número de representados fue la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), socio de la gran patronal CEOE. La segunda Fenadismer, que agrupa a los gremios de transportistas. Todas las patronales y organizaciones empresariales legalmente reconocidas en el sector reniegan de las protestas y critican el proceder de los manifestantes, pese a compartir su exigencia al Gobierno para que rebaje el coste de los carburantes. Fuentes consultadas de las mismas explican que la Plataforma les instó insistentemente a sumarse a los paros y reconocen que dentro de sus organizaciones hay asociados que les aprietan para activar algún tipo de protestas, pues el precio de los carburantes está asfixiando a todo el gremio, secunde las protestas o no.

¿Reconoce el Gobierno a los protestantes como interlocutores?

No, de hecho la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, les tildó de "radicales" y "violentos" y ha rechazado sentarse con ellos. El Gobierno ha pasado a enfocar el paro de transportistas como una cuestión de orden público y ha movilizado a 23.500 agentes de policía, entre Guardia Civil y Policía Nacional, para asegurarse que los piquetes no interrumpen la distribución. 

¿Qué piden los convocantes?

La Plataforma ha colgado en su página web la lista de cuatro puntos que exige para cesar los paros (puede consultarla haciendo clic aquí). Algunas de sus reivindicaciones apelan a la responsabilidad y competencias del Gobierno y otras no tienen nada que ver con el mismo y atañen a la negociación colectiva del sector, que por ley deben desarrollarlas patronales y sindicatos. Como, por ejemplo, la jubilación a los 60 años y anticipada a los 58 de los conductores profesionales.

Su primer punto es referente a los precios y exigen prohibir por ley que los contratos fijen un pago por servicios inferior a los costes de explotación del mismo. Los demandantes afirman que los grandes operadores les imponen a los pequeños condiciones a la baja y piden “poder repercutir de forma automática la subida de cualquier coste necesario para el desarrollo de la actividad”.

También le piden al Gobierno que limite las prácticas de competencia desleal, persiguiendo a aquellas compañías que crean sociedades ficticias en otros países para pagar sueldos y condiciones por debajo de los mínimos fijados en España y así ganar más contratos. En consecuencia, exigen limitar los servicios de transporte a las empresas con razón social en el extranjero que actúan en territorio español y que estas solo puedan prestar un servicio mensual con origen y destino dentro del territorio Español.  

¿El paro está promovido por la ultraderecha?

"Yo no me voy a sentar con un grupo de radicales que están actuando con violencia". Así los definió la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, a los convocantes de los paros, que consideró que están promoviendo “un boicot organizado por sectores minoritarios y apoyados por la ultraderecha”. 

Formalmente los convocantes se definen como apolíticos. “Se está intentando criminalizar y colgar etiquetas ideológicas a un sector que solo busca poder vivir de su trabajo y que se siente marginado y despreciado por sus gobernantes”, afirman en su último comunicado.

Desde Vox apoyan abiertamente las movilizaciones contra el Ejecutivo y en sus redes sociales hace llamamientos explícitos a sus afiliados y simpatizantes para secundarlas. "En la #HuelgaTransporte el Gobierno ve ultras. Nosotros solo vemos a trabajadores que quieren llevar el pan a su casa", ha escrito el partido de extrema derecha en su cuenta de Twitter. Autobuses de Vox han sido fotografiados en algunos puntos del país alentando y reuniéndose con piquetes de transportistas. 

El PP no ha apoyado abiertamente las manifestaciones, pero sí ha instado al Gobierno a sentarse con los convocantes, al margen de si tienen representatividad legal o no dentro de la CNTC. Los populares no han llamado a los suyos a manifestarse el sábado en las concentraciones urbanas convocadas por la Plataforma. Sí lo ha llamado a participar de la manifestación convocada en Madrid el domingo por Asaja, la patronal agraria que protesta por el encarecimiento de los combustibles y el encarecimiento de materias primas en el campo.

Formaciones como el PSOE, Unidas Podemos o ERC han señalado directamente a grupos de ultraderecha como promotores de las acciones, si bien también afirman que no todos los participantes son de ultraderecha y apuntalan la tesis de que este movimiento pretende capitalizar el extendido descontento en el sector.