Energía

El Gobierno renuncia a la propuesta de limitar el precio de la luz con un tope de 180 euros

El Ejecutivo busca "opciones mejores" para desvincular el precio del gas del mercado eléctrico de cara al Consejo Europeo de finales de esta semana

El Gobierno renuncia a la propuesta de limitar el precio de la luz con un tope de 180 euros
2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

El Gobierno descarta la propuesta de poner un tope de 180 euros por megavatio-hora en el mercado eléctrico, una semana después de que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sugiriese en una entrevista en Onda Cero que el Ejecutivo trabajaba en esta medida, según confirman fuentes de este departamento. El ministerio estudia ahora "opciones mejores" de cara al Consejo Europeo que se celebra esta semana en el que el Ejecutivo pretende encontrar una fórmula común para desvincular el precio del gas del mercado eléctrico y, así, evitar el contagio del alza de esta materia prima en la factura de la luz de los consumidores

"Con Portugal tenemos mucha sintonía y esa referencia a 180 euros es una referencia que ha existido como limite máximo que nos parecía imposible que llegara a materializarse. En el año 2019 se nos prohibió mantener topes a esas ofertas que hacen las empresas eléctricas cuando van al mercado mayorista. Y es verdad que es una referencia que si hace apenas dos años nos parecía una locura a la que nunca se llegaría y hoy está ampliamente superada pues es poco discutible que debe ser el tope máximo que podamos aceptar en nuestro mercado", dijo Ribera tras ser preguntada por las declaraciones del ministro portugués de Medio Ambiente y Acción Climática, Joao Pedro Matos Fernández, que un día antes aseguró en su Parlamento estar "negociando con España" la imposición de ese límite.

Noticias relacionadas

Ahora, el Ejecutivo dice que descarta esa opción, que nunca fue detallada, para buscar otras alternativas. En una entrevista en El Periódico, unos días antes, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, reconocía que el Ejecutivo está "analizando distintas cosas". "Puede ser que pongamos un precio máximo al mercado eléctrico. Puede ser que pongamos un precio máximo al gas natural cuando vaya a hacer ofertas al mercado eléctrico. Y puede ser que saquemos definitivamente el gas del mercado eléctrico y se construya un sistema mucho más complicado en el que cada tecnología se retribuye con arreglo a sus costes y rentabilidad", aseguró entonces Ribera.

Lo cierto es que poner un límite al precio del mercado mayorista no fue visto con buenos ojos por casi nadie. La patronal de las grandes eléctricas, Aelec, criticó la medida. "Desde Aelec consideramos que, en el caso de que haya que adoptar medidas de limitación de los precios, sería conveniente centrar la intervención en el origen, que no es otro que el precio del gas, utilizar fondos europeos y evitar medidas que puedan afectar a la energía que ya haya sido adquirida por los consumidores”, indicó la patronal en una nota. Mientras la industria tampoco se mostraba partidaria por temor a que provocase que todas las ofertas tendiesen a ese precio. "Si esa es la única medida es inaceptable. Ese era el precio medio del mes de septiembre (156 euros por megavatio-hora fue la media) y entonces teníamos un problema", aseguró el director general de Unesid (Unión de Empresas Siderúrgicas), Andrés Barceló, en declaraciones a El Periódico.