Buscador

Estas son las empresas que se van de Rusia (y las que se quedan) en plena guerra en Ucrania

Entre las compañías se encuentran la sueca Ikea, Inditex, Mango, Microsoft, PayPal y Google

Instalaciones de Mango en su sede central en Catalunya.

Instalaciones de Mango en su sede central en Catalunya.

8
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La guerra de Ucrania está causando elevados costes económicos a Rusia y generando un éxodo empresarial sin precedentes con repercusión a escala mundial. Una larga lista de compañías de todos los sectores se han sumado a esa salida como consecuencia de las dificultades logísticas de aprovisionamiento y de los riesgos reputacionales que puede sufrir cualquier firma que siga en el país tras la invasión de Ucrania. Desde Inditex, Mango o Tendam (Cortefiel) a gigantes tecnológicos de EEUU como Microsoft, Google o Apple, hasta la cadena sueca de muebles Ikea. Todos cierran sus establecimientos en Rusia como muestra de oposición a la guerra en Ucrania.

En la tabla inferior se incluye un buscador de las compañías e instituciones que han abandonado Rusia desde el inicio de la guerra, así como aquellas empresas que han decidido quedarse en el país. La lista ha sido elaborada por Jeffrey Sonnenfeld y su equipo de investigación en el Yale Chief Executive Leadership Institute.

Además de las causas éticas que se plantean, la inestabilidad del rublo, el efecto de las sanciones internacionales y las dificultades de aprovisionamiento están animando a las multinacionales a abandonar este mercado. Aunque las ventas en Rusia tienen gran importancia para muchas multinacionales, en estas circunstancias mantener la actividad puede desembocar en una debacle reputacional para muchas de ellas. Estas son algunas de las firmas que han anunciado el abandono del país.

Algunas de las últimas empresas en tomar esta decisión han sido Visa y Mastercard. Se suman a Inditex, que decidió suspender las actividades en las 502 tiendas que tiene en Rusia, así como las operaciones en el canal 'on line'. La compañía asegura que "en las actuales circunstancias no puede garantizar la continuidad de las operaciones y de las condiciones comerciales en la Federación Rusa (...)". La multinacional presentará el 16 de marzo los resultados. Inditex mantiene 502 tiendas de sus distintas marcas. De todas ellas, la marca más popular en Rusia es Bershka, con 106 tiendas. Le siguen en número Pull&Bear (87 tiendas), Zara (86), Stradivarius (76), Oysho (63), Massimo Dutti (53), Zara Home (44) y Uterqüe (12). La empresa afirma que Rusia constituye alrededor del 8,5% del resultado operativo global del grupo.y asegura que su "prioridad" es la plantilla de más de 9.000 personas en ese país, con las que va a desarrollar "a partir de este momento un plan especial de apoyo".

Goldman Sachs es el primer gran banco de Wall Street que ha anunciado el cese de operaciones en Rusia. "Nos estamos centrando en apoyar a nuestros clientes en todo el mundo para que gestionen o cierren las obligaciones preexistentes en el mercado, asegurando el bienestar de los nuestros", anunciaron en un comunicado en fuentes del banco estadounidense. JP Morgan le ha seguido los pasos.

Visa y Mastercard. Las dos empresas de tarjetas de crédito no aceptan transacciones de bancos rusos ni operarán con vendedores ni cajeros automáticos rusos. Además, las tarjetas de crédito no funcionarán más en el extranjero, mientras que las emitidas en el extranjero dejarán de funcionar en Rusia, precisaron ambos grupos estadounidenses.

Tous. El grupo joyero ha decidido cesar "temporalmente" su actividad en el país por la guerra en Ucrania, cerrando sus tiendas y su canal de venta 'on line'.

Tendam. El grupo propietario de enseñas como Cortefiel, Srpingfield o Pedro del Hierro, entre otras, ha decidido suspender la actividad en sus 50 establecimientos en el país en los que trabajan unas 400 personas. La medida, asegura, se toma "garantizando la máxima protección a todos los empleados y colaboradores". 

Apple. Ha suspendido tanto la actividad comercial como la de la aplicación de pagos Apple Pay. La compañía tecnológica Intel, uno de los principales fabricantes de microchips del mundo, también ha decidido suspender todos los envíos de productos a clientes que estén radicados en Rusia o Bielorrusia como consecuencia de la invasión de Ucrania.

Ikea ha anunciado que suspende su actividad comercial de manera temporal en sus tiendas rusas.

Mango ha anunciado el cierre temporal de sus tiendas (unas 120 entre propias y franquiciadas). Adidas, Nike, Puma y H&M, el segundo minorista de moda más grande del mundo, también han abandonado Rusia.

Microsoft y Google se han sumado al veto tecnológico a Rusia. El gigante informático dejará de vender nuevos productos a Moscú aunque los contratos ya firmados no se verán afectados. Google cesará la venta de sus servicios publicitarios en el país y ya eliminó de la plataforma de pagos los vídeos del medio del Kremlin RT en Youtube.

Paypal. La plataforma de pagos 'on line' ha decidido dejar de operar en Rusia, a la vez que facilita las transferencias a Ucrania.

Moda y turismo

Tous ha anunciado también que cesa su actividad en Rusia, así como Chanel y Hermés, Prada y todo el grupo LMHV. Este jueves se ha sumado a la lista la japonesa Uniqlo.

La plataforma de alquileres estadounidense Airbnb ha anunciado la suspensión de sus operaciones en Rusia y Bielorrusia en respuesta la invasión rusa de Ucrania. El anuncio se produce días después de que su fundación, Airbnb.org, informase de que ofrecería alojamiento gratis a 100.000 refugiados que huyen de Ucrania a países vecinos como Polonia o Rumanía. La Guía Michelin también ha dejado de dar información sobre restaurantes en Rusia, el vacío informativo se cierne sobre el país.

Ante la prolongación de la crisis en Ucrania y las tensiones internacionales resultantes, el Grupo Grimaldi suspende sus conexiones marítimas con Rusia. En concreto, quedarán interrumpidos los servicios que conectaban San Petersburgo con España, Bélgica, Reino Unido y Alemania. Los cuatro buques ro-ro desplegados en estos servicios, todos con bandera finlandesa y con una capacidad total de 16.000 metros lineales de material rodante, han sido reasignados a otros servicios intracomunitarios hasta nuevo aviso.

Bolsa

London Stock Exchange Group (LSEG), el operador de la Bolsa de Londres, suspendió este viernes 4 de marzo la negociación de los títulos depositarios representativos de acciones extranjeras (GDR) de ocho compañías rusas o fuertemente vinculadas a este país, elevando así a 35 el número de firmas cuyos certificados han sido suspendidos. Entre las compañías afectadas por la suspensión se encuentran Rostelecom, Etalon Group, Acron o Magnit. La Bolsa de Londres ya había suspendido antes la negociación de otras 27 firmas vinculadas a Rusia, incluyendo los títulos depositarios de Gazprom, Lukoil o Sberbank. La Bolsa de Moscú lleva cerrada desde el inicio del conflicto bélico.

Automoción

Ford suspende sus operaciones en Rusia; el fabricante de automóviles estadounidense emplea al menos a 4.000 personas y tiene una participación del 50 % en Ford Sollers, una empresa conjunta que comparte con la empresa rusa Sollers, explicó CNN. En el sector del automóvil estas son las siguientes empresas que han anunciado el cierre de actividad en Rusia; Toyota, Mitsubishi, Honda, Volkswagen, BMW, Mercedes-Benz, Daimler Truck, Mazda, General Motors, Jaguar Land Rover, Aston Martin, Renault, Harley-Davidson. General Motors anunció el pasado viernes 25 de febrero la suspensión de las exportaciones a Rusia. Ferrari también ha anunciado o el cierre temporal de actividades en Rusia.

Tecnológicas

Meta Platforms, casa matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp, ha anunciado bloqueos y restricciones especiales a los medios comunicación rusos RT y Sputnik.

Twitter y YouTube han establecido medidas para reducir la visibilidad de de los contenidos de los medios estatales de Rusia.

Ericsson y Nokia también han abandonado el país, lo mismo que la firma de antivirus Avast.

Industria y petroleras

Boeing y Airbus han anunciado que suspenden el apoyo y servicios para las aerolíneas rusas.

Shell anunció que va a suspende acuerdos con Gazprom en Rusia, como un gigantesco proyecto de gas en el extremo oriental de Rusia, en una isla cercana a Japón, o dos yacimientos siberianos. BP ha anunciado la suspensión de inversiones en Rusia. La compañía noruega de petróleo y gas Equinor ha suspendido actividades. TotalEnergies ha dejado de aportar recursos a sus proyectos en Rusia.

Grandes multinacionales estadounidenses también han boicoteado a Rusia. Es el caso de Coca-cola, Pepsi, McDonalds o Starbucks.

Multinacionales del ocio y bancos

Disney, Sony Pictures y Warner Bros han anunciado la suspensión de estrenos de sus películas. Netflix también ha suspendido su actividad. Hasta la BBC ha anunciado que suspende sus actividades en el país, pero que mantendrá las emisiones desde el extranjero hacia Rusia.

En el sector financiero también se están produciendo dificultades y algunas entidades han decidido replegar su actividad. Es el caso del Banco Mundial, pero también entidades privadas como HSBC o el grupo ING. También Visa y Mastercard han suspendido operaciones como tarjetas de crédito, pasarelas de pago online y cajeros automáticos.

Noticias relacionadas

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), institución multilateral con sede en Pekín y en la que China cuenta con el 26,5% de los votos, ha decidido suspender todas sus actividades relacionadas con Rusia y Bielorrusia como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Logística

En el sector logístico las medidas de estrangulamiento de la actividad rusa en los puertos ha influido en que en muchos sectores se suspenda la actividad comercial por falta de estocs. El caso más relevante es el de la naviera Maersk. Las tres mayores líneas de contenedores, MSC, Maersk y CMA CGM han bloqueado el tráfico marítimo ruso. Pero también han suspendido la actividad firmas postales como United Parcel Service Inc y FedEx Corp, con sede en EEUU. Hapag Lloyd de Alemania, Deutsche Post y Küehne+Nagel también entran en la lista.