Paro en el sector

Huelga del transporte: el Gobierno promete una rebaja del gasóleo, que no será fiscal

La ministra de Transportes anuncia "contundencia" contra los piquetes de camioneros

Las protestas afectan ya al suministro de productos esenciales para la alimentación y la industria

Piquetes informativos en la Zona Franca de Barcelona durante la jornada de huelga de transportes de mercancías.

Piquetes informativos en la Zona Franca de Barcelona durante la jornada de huelga de transportes de mercancías. / JORDI OTIX

5
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, anunció este miércoles que el Gobierno actuará con firmeza para evitar que los transportistas que secundan el paro convocado por la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte de Mercancias impidan que los demás puedan trabajar, con actos de "violencia, fuerza y coacción". "Vamos a actuar con mayor contundencia", dijo la ministra, acompañada por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, en una jornada en la que se sucedieron los piquetes violentos en algunos puntos y se dejaron notar los problemas de suministros en la alimentación y en la industria.

La ministra compareció ante los medios de comunicación en el Ministerio de Transportes, aprovechando un receso de su reunión con el departamento de mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), organismo que representa al 90% del sector y que no secunda los paros, para abordar la actual situación del sector del transporte, marcada por el encarecimiento del combustible agravado por la guerra en Ucrania. Raquel Sánchez se comprometió ante los representantes del sector a "intervenir en el precio del gasóleo" para lograr una rebaja equivalente a la que que están adoptando países como Francia, Italia y Portugal.

Nueve horas de reunión

La rebaja no será de carácter tributario, según explicó a El PERIÓDICO el presidente de CETM (integrada el Comité Nacional), Ovidio de la Roza, al término de la reunión, que se prolongó durante más de nueve horas. Aunque los transportistas no obtuvieron concreción por parte del Ministerio sobre el alcance exacto de la rebaja del precio del gasóleo que se prevé adoptar en el Consejo de Ministros del 29 de marzo, De la Roza cifró en unos 15 céntimos por litro el ahorro propiciado en los países del entorno, que podría servir como referencia.

En la reunión también estuvieron presentes altos cargos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. La ministra lanzó un mensaje de "contundencia" frente a los piquetes de quienes secundan el paro indefinido por tercer día consecutivo: "estamos adoptando medidas, a través de convoyes y otros mecanismos para poder asegurar que los transportistas que quieren trabajar puedan hacerlo", dijo Raquel Sánchez. "Ese sector minoritario [por la Plataforma] tiene derecho a parar y a formular sus reivindicaciones, pero no a impedir el libre ejercicio de la profesión a la mayoría de los transportistas, que quieren seguir haciendo su trabajo", añadió.

CEOE alerta de "graves perjuicios"

La reunión coincidió con la tercera jornada del paro indefinido en el sector convocado por la citada Plataforma, que asegura representar a las medianas y pequeñas empresas, que suponen el 85% del sector. La Plataforma, sin representación en el órgano de diálogo del sector con la administración -el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC)- justifica la convocatoria por la "gravísima" situación del sector y unas condiciones laborales "inadmisibles", a lo que se suma el alza del precio de los combustibles, acentuada por la invasión rusa de Ucrania.

En la tercera jornada del paro ya empiezan a mermar las reservas de productos en los mercados mayoristas. Especialmente producto fresco. La patronal CEOE ha alertado de los "graves perjuicios en la cadena de suministros" que las protestas y los cortes de carretera pueden causar en sectores como la industria, el comercio y el sector agroalimentario.

Colaboración del Gobierno

Por su parte, las asociaciones empresariales que representan a la cadena de valor del gran consumo (ACES, AECOC, ANGED, ASEDAS y FIAB) han solicitado formalmente al Gobierno su colaboración urgente para poder garantizar el buen funcionamiento de la cadena de suministro. Según estas asociaciones, "la actuación cada vez más beligerante de los convocantes, con bloqueos en puertos, lonjas, mercados mayoristas y centros logísticos está empezando a ocasionar importantes problemas para las empresas del sector, con falta de suministro en fábricas, dificultad para abastecer los puntos de venta…".

La industria láctea ha anunciado que parará su actividad desde este jueves, según ha comunicado la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil). Los fabricantes de automóviles también están empezando a sentir los efectos. Ya se ha visto obligada a parar la factoría Ford en Almussafes (Valencia), así como la de Stellantis, en Vigo. Mercabarna recibió este miércoles el 50% menos de vehículos con pescado y el 25% de frutas y verduras. Mercamadrid solo se descarga la mitad de la mercancía por segundo día consecutivo. La Asociación de Exportadores de Pescado ha pedido corredores para garantizar el suministro al mercado nacional y la lonja de A Coruña se encuentra al 20% de su actividad por la huelga de transportistas y el amarre de la flota. Son solo ejemplos que muestran cómo el paro en el transporte está afectando a los suministros básicos, a pesar de haber sido convocado por una organización minoritaria.

El Comité Nacional —donde sí están representadas organizaciones como como CETM, Fenadismer o Astic— permanece desvinculado de los paros convocados por la Plataforma y considera que no es el momento de secundarlos, porque -desde su punto de vista- solo serviría para desestabilizar aún más la complicada situación por la que atraviesa el sector. El Comité Nacional pactó con el Ministerio de Transportes en diciembre pasado una serie de medidas para mejorar el sector, plasmadas en un real decreto-ley aprobado el pasado 1 de marzo por el Consejo de Ministros, que será sometido a votación este mismo jueves en el Congreso de los Diputados.

Revisión del precio

Noticias relacionadas

La aprobación de este decreto, junto con el compromiso de abaratar el gasóleo y el de aprobar una próxima ley que prohíba trabajar por debajo de los costes son medidas que, desde el punto de vista del Comité Nacional, "dan respuesta a la problemática que tenemos en este momento en el sector", afirmó Ovidio de la Roza.

Una de las medidas incluidas en esa norma, y que tiene una especial trascendencia en estos momentos, ha sido el establecimiento de una revisión obligatoria del precio del transporte cuando varíe el precio del combustible desde el momento de la contratación hasta la realización efectiva del transporte y, además, que esté ligada a los índices que se publiquen en la página web de Ministerio.