Energía

Cepsa anuncia que dejó de comprar petróleo y gas natural a Rusia cuando comenzó la guerra

La petrolera volvió a beneficios en 2021 tras la pandemia por el alza de precios del crudo

La compañía presentará su nuevo plan estratégico el próximo 30 de marzo

Cepsa anuncia que dejó de comprar petróleo y gas natural a Rusia cuando comenzó la guerra
3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Cepsa dejó de comprar crudo, gas natural y productos petrolíferos rusos el día que empezó la guerra, según ha informado este miércoles la compañía. La petrolera afirma, además, que "no prevé que esta postura vaya a cambiar en un futuro próximo" puesto que Cepsa ha tenido tradicionalmente una actividad comercial muy limitada en Rusia y actualmente ha dejado de vender productos en este país.

La petrolera ha incluido esta declaración en la presentación de sus resultados del año 2021 cuando obtuvo un beneficio neto de 661 millones de euros, frente a las pérdidas de 919 millones de euros del año pasado, fundamentalmente gracias a la recuperación de la demanda y el aumento de los precios del petróleo. En el cuarto trimestre, el resultado fue de 163 millones de euros, frente a los 108 millones en números rojos del año anterior, y los 161 millones del tercer trimestre.

Mientras, el resultado bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado) de la compañía ascendió hasta los 1.815 millones de euros, un 53% superior al del ejercicio anterior gracias a la mejora de las condiciones del mercado, una vez los efectos negativos de la pandemia fueron disminuyendo y la compañía puso en marcha iniciativas para optimizar sus resultados en todas las áreas de negocio. En el cuarto trimestre, la compañía obtuvo un resultado bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado) de 470 millones de euros, un 7% menos que en el tercer trimestre debido principalmente al aumento de los precios del gas natural, que repercutió en los márgenes de refino. Todo ello se vio parcialmente compensado por unos resultados más sólidos en Exploración y Producción, debidos a los altos precios del crudo y a la plena aplicación de las medidas de eficiencia previstas. 

En la comunicación, Cepsa ha anunciado, además, que el próximo 30 de marzo presentará su nuevo plan estratégico que pretende sentar las bases de la transformación hacia la transición energética y que marcará un punto de inflexión en su visión a largo plazo. Aunque la petrolera defiende que la "transformación de la compañía ya está en marcha" gracias varias alianzas estratégicas firmadas en los últimos meses para avanzar en la descarbonización de sus clientes, como son los acuerdos con Iberia y Binter para producir biocombusstibles para los aviones, y la alianza con Redexis para crear la primera red de estaciones de servicio que generen energía renovable en Europa.

Además, en enero de este año, el nuevo consejero delegado de la petrolera, Maarten Wetselaar definió dos nuevas áreas de negocio orientadas al cliente: Mobility & New Commerce y Commercial & Clean Energies. Además, cambió el nombre del área de Refino por Energy Parks con el objetivo de acelerar su transformación hacia la transición energética.Por áreas

Noticias relacionadas

El resultado bruto de explotación ajustado (Ebitda) del negocio de Exploración y Producción, casi se duplicó, hasta alcanzar los 905 millones de euros (un 97% más), debido principalmente al incremento de los precios del crudo, sustancialmente más altos que en 2020 (un 70% más), gracias a la recuperación de la demanda; mientras en el caso de Refino se multiplicó por nueve hasta alcanzar los 93 millones de euros en 2021, frente a los 10 millones de euros de 2020, a pesar del impacto negativo del aumento de los precios del gas natural, especialmente en el cuarto trimestre.

El aumento de los volúmenes de ventas ( un 9% más respecto a 2020) en Comercialización, en línea con la recuperación de la demanda nacional de combustible, se tradujo en un aumento del 19% del resultado bruto de explotación ajustado, hasta alcanzar los 478 millones de euros en 2021, frente a los 400 millones de euros en 2020. Mientras el área Química siguió registrando unos resultados muy sólidos, con un aumento del 29% del resultado bruto de explotación ajustado con respecto a 2020, hasta alcanzar los 461 millones de euros, gracias al aumento de los volúmenes (un 5% más) y a la mejora de los márgenes y los precios.