Fenómeno monetario

La Unión Europea no prohibirá las criptomonedas más contaminantes

Foto de archivo.

Foto de archivo. / André François McKenzie (Unsplash)

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Pequeña victoria para los defensores de las criptomonedas. El Parlamento Europeo rechazó este lunes una enmienda que pedía prohibir divisas virtuales como Bitcoin y Ether, las dos más conocidas, por su impacto energético y climático.

La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara descartó esa opción al votar a favor de la creación de un marco legislativo para regular unos activos digitales cuyo uso se ha popularizado en los últimos años. Más allá de sus peligros especulativos, la normalización de las criptomonedas como mecanismo de inversión también ha levantado las alarmas porque la tecnología Blockchain que las sostiene tiene un importante impacto climático. Varios estudios han señalado que Bitcoin consume anualmente tanta energía eléctrica como Argentina y vierte tanto dióxido de carbono a la atmósfera como Nueva Zelanda.

Impulsada por eurodiputados de los bloques socialdemócrata y verde, la propuesta rechazada el lunes buscaba restringir el uso de las tecnologías que conllevan un mayor impacto sobre el clima y la energía, dos de las mayores crisis que afronta la Unión Europea (UE). Además de la crisis climática global, el club comunitario se encuentra en un momento especialmente delicado por la guerra de Ucrania y por su dependencia energética de Rusia.

Noticias relacionadas

El rechazo de esa enmienda fue muy ajustado. Un total de 30 eurodiputados rechazaron prohibir el uso de las criptomonedas más contaminantes, mientras que 23 votaron a favor y otros seis se abstuvieron, como avanzó POLITICO. Sin embargo, eso no significa vía libre para el uso de estos activos virtuales en la UE, donde aún generan mucho escepticismo. En la votación de ayer sí se apoyó por una importante mayoría exigir a la Comisión Europea incluir las tecnologías Blockchain más respetuosas con el medio ambiente en la lista de inversiones que Bruselas considera económico, algo que la izquierda europea ve insuficiente.

Puerta abierta a la regulación

Aún así, la decisión es una buena noticia para la comunidad cripto (como se conoce a los más fervientes defensores de las criptomonedas), que aseguran que su impacto energético y climático es menos que el del sistema financiero actual. "El Parlamento Europeo ha allanado el camino para una regulación de las criptomonedas que favorezca la innovación y pueda establecer normas en todo el mundo", celebró Stefan Berger, el eurodiputado conservador alemán que ha liderado ese proyecto de ley.