Balance del 2021

Mango gana 67 millones y confirma la recuperación

La firma textil catalana elevó la facturación el 21,3% hasta los 2.234 millones de la mano de la venta 'on line' que supone el 42% de los ingresos

El consejero delegado de Mango, Toni Ruiz.

El consejero delegado de Mango, Toni Ruiz.

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Mango ganó 67 millones de euros el pasado año. Tras la tormenta pandémica y el obligado cierre temporal de tiendas acometido, restricciones a la movilidad y situación coyuntural poco propicia a buenos resultados empresariales en el sector de la moda, la compañía cerró el ejercicio 2021 con "la estructura financiera más saneada de la última década", según definición de la propia empresa. La facturación creció el 21,3%, hasta los 2.234 millones de euros, y rozó las cifras récord de 2019. Buen balance para una gestión que ante momentos difíciles optó por reinvención de la empresa basada en la diversificación y apuesta decidida por la venta 'on line'. El canal 'on line' representa el 42% de los ingresos totales, tras crecer un 23% y alcanzar los 942 millones de euros. El ebitda aumenta hasta 423 millones, frente a los 193 millones de 2020, alcanzando la cifra más alta desde 2014.

Mango cerró el ejercicio con 226 aperturas netas, contabilizando un total de 2.447 puntos de venta en más de 110 mercados. Es una multinacional catalana de primer nivel, con expectativas de crecimiento e inversiones que crecieron el 64% hasta 45 millones de euros. Los recursos se destinaron a infraestructuras logísticas, a digitalización de procesos y a la red de tiendas.

Rusia

El resultado neto de 67 millones triplica los 21 millones de euros obtenidos por la compañía en el ejercicio 2019, por lo que la firma, cuyo consejero delegado es Toni Ruiz, considera que se cierra "el paréntesis de 2020". A la espera del impacto que supondrá la guerra de Ucrania y la retirada temporal del mercado ruso, el balance del 2021 ofrece una cierta tranquilidad estratégica entre los vaivenes de un sector especialmente vapuleado por las consecuencias del covid y las dificultades en las cadenas de aprovisionamiento internacionales.

Según el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, "los resultados de 2021 demuestran la buena evolución de la compañía durante los últimos ejercicios y son fruto del trabajo de todo el equipo". En los cuatro primeros meses del año, la evolución de las ventas estuvo marcada por las restricciones derivadas de la pandemia en algunos mercados tan relevantes para la compañía como Francia, Alemania y el Reino Unido. En el cuarto trimestre del ejercicio, Mango superó las ventas del cuarto trimestre de 2019, previo a la pandemia.

Tiendas

Por su parte, las tiendas registraron un buen comportamiento y, pese a que estuvieron cerradas una media de 48 días en 2021, mejoraron sus ventas en un 21,4% respecto del ejercicio 2020. Según Toni Ruiz, "aunque Mango cuenta con una alta penetración del canal 'on line' en su negocio, se ha demostrado la fortaleza y la importancia de nuestra red de tiendas". Es la apuesta omnicanal base de las estrategias de las firmas de moda y Mango ha diseñado su futuro en base a esa premisa.

En cuanto al reparto de la facturación total por áreas geográficas, la actividad internacional del grupo ascendió al 79% del total y el mercado español representó el 21%. A cierre de 2021, Mango estaba presente en más de 110 mercados de todo mundo. Por líneas de negocio, Woman, tras la integración de Violeta, aumentó su peso hasta el 82%, mientras que Man, Kids, Teen y Home supusieron el 18% restante. Destaca especialmente el comportamiento de Kids, cuyas ventas crecieron casi un 60% respecto a 2019.

El resultado antes de impuestos de la compañía, por su parte, se situó en 82 millones de euros, corrigiendo la evolución de 2020 y duplicando la cifra de 41 millones de euros anotada en 2019, antes de la pandemia. Mango finalizó el ejercicio con un resultado neto de 67 millones de euros, triplicando los 21 millones de euros de 2019.

Menos descuentos

El margen bruto de la compañía ha aumentado en 0,6 puntos básicos con respecto a 2019, hasta alcanzar un 58,2%. La mejora en el margen ha estado motivada por el mayor peso de la venta a precio completo y por una reducción de los descuentos, al tiempo que se ha visto condicionada por el efecto que ha tenido sobre la cuenta de resultados el aumento de los costes de importación y transporte. El impacto de la crisis mundial de la cadena de suministro se concentró en la recta final del año.

Noticias relacionadas

La compañía cerró 2021 con una deuda negativa en ocho millones de euros, tras haber cumplido su objetivo y haber conseguido rebajar en más de 165 millones su deuda frente a 2020. Esta situación no se daba en el balance de Mango desde hace más de una década. El pasado diciembre, Mango devolvió al Instituto de Crédito Oficial (ICO) 120 millones de la línea de crédito solicitada en el inicio de la pandemia. Este importe es el 50% de los 240 millones que se solicitaron en la primavera de 2020. Aunque la compañía nunca ha necesitado hacer uso de estos recursos, por criterio de prudencia mantiene una parte de estos en su balance.

Durante 2021, Mango también aceleró su expansión en Estados Unidos, uno de los mercados estratégicos para la compañía, con la apertura de cuatro nuevas tiendas en los centros comerciales Menlo Park y American Dream, en Nueva Jersey, en el centro comercial Roosevelt Field de Nueva York y en el centro comercial Dadeland de Miami. Este avance reforzó la presencia de Mango en el país, donde en los últimos años ha desarrollado fuertemente su presencia 'on line'.