Mobile World Congress

El capital riesgo se acomoda en las rondas cada vez más altas, pero anticipa un fin de ciclo

Ambiente en el salón 4YFN, en Barcelona.

Ambiente en el salón 4YFN, en Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

4
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

Definitivamente, es un buen momento para captar inversión. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos disponibles acerca del tejido de start-ups catalán, que obtuvo en 2021 casi tres veces más dinero que un año atrás. Así lo demuestra también la radiografía española, que refleja que el capital riesgo del país batió su propio récord de inversión el año pasado. Así lo atestiguan a su vez las cifras europeas, que se más que duplican de un año a otro y que también rompen su propio techo. Y así lo ha confirmado el 4 Years From Now (4YFN), el salón de las start-ups del Mobile World Congress.

En su tercera jornada, varios fondos implicados en el sector han explicado sobre uno de los escenarios del evento que las rondas son cada vez más altas y que la situación es tan favorable que ni siquiera se teme por los vaivenes macroeconómicos o por la situación en Ucrania. “Las compañías no van a quedarse sin inversión”, ha asegurado el máximo responsable de la firma británica GP Bullhound en España y Portugal, Miguel Kindelan. “Hay mucho capital que necesita ser colocado”, ha indicado el socio del fondo con sede también en Londres Seedcamp, Sia Houchangnia. “Estamos todavía en rangos muy altos, sigue habiendo mucho capital", ha completado la socia de la francesa Elaia, Pauline Roux. "Y eso es bueno, porque así los emprendedores tienen más margen para decidir con quién asociarse", ha añadido.

Prueba añadida de que el tejido en general es consciente de ello, son las varias menciones al respecto durante los tres días que lleva en marcha el congreso. Desde el recordatorio, en una de las sesiones inaugurales, de que el 70% de las start-ups que exhiben en el 4YFN buscan financiación, al reconocimiento de que la Alianza Europea de Naciones Startup (ESNA), presentada también en el evento, busca en buena medida duplicar el número de unicornios de la Unión Europea -empresas tecnológicas valoradas por encima de los mil millones de dólares mayormente a través de las rondas de financiación que cierran-.

El conseller d’Empresa i Treball de la Generalitat, Roger Torrent recordó ayer también en el Mobile que Catalunya aspira a pasar de sus seis unicornios actuales a los 15 en 2030 y el propio fundador de Glovo (una de estas empresas), Oscar Pierre, se mostró convencido de que en cinco años España pasará de sus actuales 12, a los 50.

Sin ir más lejos, la organización del evento había montado horas antes una mesa redonda en la que coincidieron los directivos de otra de estas compañías, Wallbox, y de tres de las empresas que según todas las quinielas pronto se incorporarán a la lista: Factorial, Colvin y Red Points. «Estos negocios tienen un efecto multiplicador que se traduce en atraer y retener al talento, en inspirar a los futuros emprendedores y en educar a nuestra sociedad en lo importante que es la economía de la tecnología y la innovación», rezaba la descripción del encuentro, en otra muestra de la trascendencia que ha ganado atraer grandes sumas de capital. 

Inversión por adelantado

La cuestión es que tras una subida tan pronunciada, la bajada es cuestión de tiempo. De hecho, según ha explicado Roux, si predomina el optimismo es porque la mayoría de fondos activos en el mercado tienen vehículos con inversiones hechas en los últimos tres años. “No tenemos presión por invertir porque hemos invertido por adelantado, pero tenemos que estar atentos para cuando la curva vaya hacia abajo”, una caída que esta inversora da por hecha y que ha anticipado que afectará más a las empresas a punto de ser vendidas (más sensibles y dependientes de las valoraciones que les dé el mercado) que a las start-ups que justo acaban de levantar capital.

Noticias relacionadas

Dicho esto, su homólogo en Seedcamp, un fondo que invierte precisamente en empresas en fases iniciales, ha asegurado que incluso en este segmento crece el volumen de las rondas, pero que eso no les ha traído contratiempos: “Tenemos más certeza hoy que ayer de que las desinversiones serán también mayores”.

En cuanto a los sectores, ninguno de estos tres fondos tiene previstos grandes cambios de guion este año en relación a los anteriores. El sector estrella será el software, sobre todo el que se ofrezca como servicio (Saas) y resuelva problemas empresariales. Más allá de eso, las apuestas de Kindelan es que volverá a ganar mucho protagonismo la movilidad y la tecnología alrededor de los viajes. “El rebote va a ser masivo” en este sector, ha asegurado el directivo de GP Bullhound.