Consecuencias de la guerra

Los gigantes del transporte de contenedores MSC y Maersk también rompen con Rusia

Ambas compañías mantendrán solo los bienes esenciales como alimentos, equipos médicos y artículos humanitarios

Un barco de la naviera Maersk en el puerto de Algeciras.

Un barco de la naviera Maersk en el puerto de Algeciras. / EFE / A. CARRASCO RAGEL

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La dos mayores navieras del mundo, la suiza MSC y la danesa Maersk, han anunciado este martes la suspensión temporal de todo el transporte de contenedores marítimos a y desde Rusia, tras las sanciones impuestas por la invasión de Ucrania. Ambas compañías seguirán suministrando bienes esenciales como alimentos, equipos médicos y artículos humanitarios.

En un comunicado, Maersk explica que las sanciones internacionales empiezan a afectar a la "estabilidad y la seguridad" de sus actividades y de ahí que haya decidido tomar esta decisión. "Vemos retrasos en los puertos debido a las inspecciones de aduanas de todas las mercancías que van a Rusia, y a la vez los cambios en las condiciones de crédito influyen en las posibilidades de los clientes de cumplir con sus obligaciones", según indica el texto.

La suspensión afectará a todas las áreas de acceso, incluidos el Báltico, el Mar Negro y el este de Rusia, según apunta MSC en otro comunicado.

[Siga aquí la última hora sobre la guerra en Ucraia]

Maersk y MSC (Mediterranean Shipping Company) son las dos principales navieras dedicadas al transporte de mercancías a nivel global. Tanto es así que cada año se disputan la condición de cuál de ellas es la mayor. Pero, según el profesor de logística en OBS Business School, Ricardo Vera, las sanciones afectarán también a otras navieras que transporten mercancías más pequeñas. Así, también ha anunciado decisiones semejantes la japonesa Ocean Network Express (ONE) o la alemana Hapag Lloyd.

Noticias relacionadas

"Lo que más se verá afectado es automoción, alimentación y construcción", explica el Profesor del Departamento de Finanzas y Contabilidad de UPF Barcelona School of Management, Andrei Boar Boar. Lo primero por los minerales utilizados, lo cual puede "llegar a parar la cadena de producción de los vehículos"; lo segundo por el trigo y lo tercero por el aluminio que también viene de Rusia. "Las navieras tienen dudas por si les van a poder pagar porque sus procesos son muy largos, cargan hoy pero llegan en 20 días. La clave es cuánto va a durar si una semana o cuatro meses porque entonces el efecto será muy alto", añade.

"Esto significa que empresas como Danone, Basf, BP, Renault, Rolls Roice, Mitsubishi o Toyota lo sufrirán mucho", explica Vera. En el caso de España, afectará a 15.000 empresas españolas que tienen movimientos de importación o exportación con Rusia. "Repercutirá en el volumen de comercio y ello afectará a la balanza comercial de muchos países", añade, así como también en las cuentas de las propias navieras. En el caso de Maersk, el 20% de su negocio lo realiza con Rusia. La naviera posee el 30% de Global Ports, dueña a su vez de cinco terminales de contenedores marítimos en Rusia, cubre varias rutas de transporte a ese país y tiene varias oficinas de representación en varias ciudades, incluidas Moscú y San Petersburgo.