Medidas anti covid

El Govern anuncia 60 millones en ayudas para empresas y trabajadores en erte

  • Los sindicatos critican que las transferencias no han sido acordadas previamente con ellos y que las patronales no han aceptado un veto a los despidos

El conseller d’Empresa, Roger Torrent.

El conseller d’Empresa, Roger Torrent. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern de la Generalitat repartirá un total de 60 millones de euros en ayudas para empresas y trabajadores afectados por erte. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el 'conseller' de Empresa i Treball, Roger Torrent, en la tarde de este martes. Un despliegue de recursos que busca compensar las afectaciones de las restricciones sanitarias desplegadas al filo de Navidad para contener el avance de la variante ómicron y que se repartirá de la siguiente manera: las 38.000 empresas y autónomos del sector de la restauración (bares, restaurantes y cafeterías) que puedan acreditar que tuvieron que interrumpir o limitar su actividad por el virus podrán acceder a ayudas de hasta 15.000 euros. Y unos 26.000 empleados afectados por un erte cobrarán un pago único de 600 o 700 euros. Las ayudas, no obstante, no llegan con el beneplácito del diálogo social y los sindicatos han criticado que el Ejecutivo no condicione la recepción de transferencias a la prohibición de despidos por parte de las compañías.

Torrent ha comparecido este lunes para anunciar una nueva inyección de recursos públicos en la economía catalana, con el fin de acompañar a empresas y trabajadores en la recuperación poscovid. El fondo dispuesto desde las arcas públicas será de 60 millones de euros, que quedarán repartidos en 40 millones para las compañías y 20 millones para los empleados. En el caso de las transferencias empresariales, el reparto dependerá del tamaño empresarial y está enfocado a las pymes. Los autónomos y las empresas de menos de 10 empleados recibirán un pago único de 1.000 euros, las pequeñas empresas de entre 10 y 49 trabajadores cobrarán 5.000 euros y las firmas de más de 50 empleados percibirán 15.000 euros. ç

Las bases de la convocatoria se publicarán a mediados del mes de marzo, las solicitudes quedarán abiertas entre finales de marzo y principios de abril, se cerrarán el 29 de abril y los pagos se efectuarán antes de acabar junio, según ha detallado Torrent. El reparto de las transferencias se realizará bajo criterios de concurrencia no competitiva, es decir, todas aquellas empresas o autónomos que presenten solicitud en tiempo y forma y que cumplan los requisitos cobrarán la ayuda, sin tener en cuenta quien la pide primero.

Y para los trabajadores afectados por erte la 'conselleria' de Empresa habilitará la que será la tercera tanda de ayudas desde que arrancó la pandemia. Las dos primeras tandas beneficiaron a 217.064 personas, pese a los retrasos con los primeros pagos. Pero el número de empleados damnificados por algún tipo de suspensión ha ido disminuyendo a lo largo de los meses y, según los últimos datos del mes de enero, quedan unos 26.300 trabajadores afectados por algún expediente temporal. Todos ellos tendrán derecho a percibir la nueva ayuda, independientemente del sector al que pertenezcan. Queda replicado el importe de los anteriores: aquellos que hayan estado en esta situación entre 1 y 90 días durante el período del 1 de junio del 2021 al 31 de enero del 2022 recibirán 600 euros. Y quienes durante ese mismo periodo hayan estado más de 90 días recibirán 700 euros. 

La Generalitat abrirá a mediados de marzo y durante 15 días el registro para que los trabajadores puedan presentar su solicitud y datos requeridos al Departament de Treball. Los pagos se efectuarán antes de acabar abril, según ha anunciado Torrent.

Indignación sindical

Noticias relacionadas

Las relaciones entre el Govern y los sindicatos no pasan por su mejor momento desde que ERC votó en contra de la nueva reforma laboral. "El Govern ha mostrado un compromiso insuficiente con el diálogo social", han manifestado CCOO y UGT en un comunicado conjunto y critican que el Ejecutivo catalán haya aceptado el "veto" de las patronales. "La concertación es un compromiso que hemos adquirido y que ponemos en práctica, [aunque] a veces desgraciadamente no hay acuerdos. Forma parte del mismo valor del diálogo social", ha replicado Torrent en su intervención.

Pimec, por su parte, ha valorado "positivamente" la nueva línea de ayudas para el sector de la restauración, "porque pese a que la crisis sanitaria se va resolviendo, los efectos económicos perduran", según ha manifestado en un comunicado.

Temas

Empleo ERTE