Tributación

Madrid, más ricos y libres de impuestos

El patrimonio medio declarado en Catalunya, que copa más del 45% de toda la recaudación del impuesto, es la cuarta parte del de la comunidad de la capital

Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria.

Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria. / Quim Roser

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Catalunya no solo tiene el mayor número de declarantes del impuesto del patrimonio sino que representa más del 45% de su recaudación a nivel estatal, según los datos de 2019, los últimos disponibles. En total, la comunidad tuvo 79.876 declarantes de un total de unos 212.000 en el conjunto de España, lo que supone más de un tercio del total. El patrimonio medio declarado ascendió a unos 2,6 millones de euros. Según un estudio de Direcció General de Tributs de la Generalitat, de 2014 a 2019, Catalunya se mantuvo como la comunidad con más declarantes de este tributo, al pasar de 71.156 a los casi 80.000 del final de este periodo. 

En la comunidad de Madrid, que libera del pago de este gravamen, el patrimonio medio declarado -es un mero trámite censal- se multiplica por cinco hasta más de 10 millones. La Comunitat Valenciana es la tercera en declarantes, con unos 22.000, y un patrimonio medio declarado de unos tres millones, seguido por Andalucía, con casi 16.500 declarantes y un patrimonio medio declarado de 2,6 millones.

La normativa estatal establece un mínimo exento de gravamen de 700.000 euros, que solo Aragón (400.000 y antes 500.000), Catalunya (500.000), la Comunitat Valenciana (600.000) y Extremadura (500.000) han reducido. Eso supuso ampliar el número de contribuyentes sujetos a este gravamen, ya que cuanto más bajo se sitúa el listón más amplio es el universo de contribuyentes. Al tener una bonificación del 100% en la cuota a ingresar, en la Comunidad de Madrid solo tienen que presentar declaración los contribuyentes que superen los dos millones de patrimonio.

En 2019, el patrimonio total exento y no exento se compuso principalmente de capital mobiliario, que supuso el 74% del total de las autonomías. De todas formas, el peso de este componente en el total del patrimonio oscila entre el 66% de las Baleares y el 88 % de Galicia. Siguen en importancia cuantitativa los bienes inmuebles, con un peso del 20% en el conjunto de las autonomías, según un análisis de la Direcció General de Tributs de la Generalitat.

Al igual que sucede con las herencias y donaciones, un mimso patrimonio, por ejemplo 800.000 euros, sin contar la vivienda habitual hasta 300.000 euros, en 2021 no pagaría ni un céntimo en Madrid mientras que en Andalucía o Extremadura superaría los 1.000 y los 700 en Catalunya.

Noticias relacionadas

El de patrimonio es uno de los gravámenes que está en el ojo del huracán, cuestionado por empresarios y particulares y uno de los últimos escollos que tiene la comisión de expertos para la reforma fiscal constituida hace un año por el ministerio de Hacienda. Este gravamen, que se reinstauró en 2011, tras la anterior crisis para incrementar la recaudación y de forma provisional, ha visto cómo se prorrogaba su vigencia cada ejercicio a través de los Presupuestos Generales del Estado, ha sido muy cuestionado.

La patronal catalana, Foment del Treball, trató de que el Defensor del Pueblo llevara este gravamen ante el Tribunal Constitucional, pro la iniciativa prosperó. Fue el PP, que no lo suprimió mientras gobernaba, el que recogió el guante. De reojo siempre, tanto el Gobierno como los grupos de izquierdas, miran a la Comunidad de Madrid, y a su president, Isabel Díaz Ayuso, convertida en la principal defensora de las bajadas de impuestos.