Energía

La Comisión Europea dice que el suministro energético está garantizado este invierno si Rusia restringe el gas

Bruselas estudia obligar a los países a establecer un porcentaje mínimo de reservas de gas

Kadri Simson, comisaria europea para la Energía.

Kadri Simson, comisaria europea para la Energía. / EFE / OLIVIER HOSLET

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

"La Comisión Europea está estudiando distintos escenarios si Rusia decide interrumpir parcial o totalmente las suministros a Europa. Pero para este invierno --que finaliza el 20 de marzo-- tenemos la situación bastante cubierta". Así lo ha asegurado la comisaria de energía Kadri Simson este lunes en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum en el que ha avanzando que este martes se va a celebrar una ronda de reuniones en Bruselas sobre la seguridad de suministro para que todos los países cuenten con su plan de contingencia. "Es importante estar preparado para la peor situación posible y que los estados miembros colaboren entre sí", ha añadido Simson.

La rusa Gazprom lleva meses reduciendo sus suministros a Europa y los depósitos de gas del continente están en mínimos históricos (30%), según ha indicado Simson. En este contexto, la Comisión Europea trabaja "en distintos escenarios", entre ellos, diversificar la vía de entrada de esta materia prima. Desde enero han empezado a venir importantes contingentes de gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos y el continente tiene una alianza con Qatar para recibir suministros a través del gasoducto de Azerbayan (el año pasado el 40% de las necesidades de gas europeas ya llegaron desde este país). Además, este martes representantes de la Comisión Europea se reunirán con homólogos de Noruega para impulsar la llegada de gas también a través de esta vía.

No obstante, Simson ha destacado que la situación es diferente por países, pues no es lo mismo el caso español, con el gasoducto argelí y seis plantas de regasificación para dar entrada al suministro por barco, que la de otros países sin línea costera. Además, Simson ha añadido que en muchos estados miembros las reservas de gas están en niveles "significativamente mucho más bajos que en la década pasada" como es el caso de Austria o Bélgica, con un 18% y un 22% de almacenamiento, respectivamente, según las cifras de Agsi. Por ello, Bruselas analiza, según ha avanzado Simson, la posibilidad de elevar a nivel europeo la obligatoriedad de tener unas reservas mínimas de seguridad, como ya ocurre en España. En la actualidad, España tiene unas reservas del 58% de almacenamiento subterráneo, según Enagás, lo que supone tener existencias equivalentes a entre 30 y 35 días de consumo.

Noticias relacionadas

"Hemos trabajado mucho para diversificar vías de suministro. Ahora tenemos que encontrar la solución que nos ayude a ver qué hacemos con el petróleo que también tiene un papel que desempeñar. La solución pasa por desarrollar renovables y no depender de las importaciones extranjeras. Si invertimos en renovables los ingresos se van a quedar en la Unión Europea", ha insistido Simson. Según sus cifras, la dependencia exterior llevó a la Unión Europea a pagar más de 300.000 millones de euros en importaciones energéticas (gas, petróleo y otros combustibles) antes de la crisis del coronavirus. "Tenemos que reducir nuestra dependencia extranjera cuanto antes", ha añadido Simson.

En este sentido, la comisaria ha avanzado que "en primavera" la Comisión Europea pondrá en marcha dos planes nuevos para impulsar las energías renovables en el continente en los que España "tendrá un papel muy importante que cumplir", según ha apuntado. Uno estará dirigido a "acelerar los permisos y autorizaciones" de este tipo de instalaciones que para algunos países, como es el caso de España, son un verdadero cuello de botella al despliegue de energías limpias. Y el otro se centrará en "facilitar la realización de acuerdos energéticos".