Informe CCOO

Trabajar menos horas explica la mitad de la brecha salarial entre hombres y mujeres

  • Un informe de CCOO sitúa en 5.252 euros al año la diferencia entre lo que ganan los hombres y las mujeres

Una camarera sirve leche en una taza en una cafetería de Toledo, el pasado día 2.

Una camarera sirve leche en una taza en una cafetería de Toledo, el pasado día 2. / Efe / Ismael Herrero

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Si hombres y mujeres trabajasen las mismas horas a la semana la brecha salarial se reduciría a la mitad, situándose en el 12%. Esta es una de las principales conclusiones del informe publicado este lunes por CCOO sobre las discriminaciones que viven las mujeres en el mercado laboral. El sindicato cifra en el 24% la brecha salarial existente en el 2019 (en Catalunya asciende al 26%), según los últimos datos disponibles de la Encuesta de Estructura Salarial del INE. Lo que anualmente equivale a una diferencia retributiva de 5.252 euros anuales. Aunque avanza que en el 2021, una vez computados los efectos de las nuevas normativas de planes de igualdad, auditorías salariales y las recientes alzas del salario mínimo interprofesional (SMI), esta diferencia podría descender por debajo de la cota del 20%.

"La brecha salarial existe y en estos tiempos de negacionismo no está de más decirlo", ha afirmado el secretario general de CCOO, Unai Sordo, en rueda de prensa. Desde su sindicato han optado por cuantificar la brecha salarial utilizando el indicador más maximalista, es decir, aquel que amplifica más esta diferencia. Pues ese 24% de brecha surge de analizar el salario medio de todos los hombres y compararlo con el de todas las mujeres, sin acotar el cálculo a comparativas de igual trabajo o sector. Otros estudios sitúan la brecha entorno al 10-12% si se analiza el sueldo por hora trabajada.

Esta diferencia de cálculo es relevante, como CCOO reconoce. Pues la falta de horas de trabajo es uno de los principales elementos que explican la brecha salarial. Una parte sustantiva de las mujeres trabajan menos horas de las que desearían, lo que provoca que a final de mes ganen menos. Concretamente, el 25% de las ocupadas tiene una jornada a tiempo parcial, frente al 7% de los hombres. "El tiempo parcial se ha convertido en claramente estructural entre las mujeres, mientras en el caso de los hombres es coyuntural", ha declarado la secretaria de mujeres de CCOO, Carolina Vidal. Según los cálculos del sindicato, eliminar esa brecha de horas eliminaría la mitad de la brecha salarial existente, pasando -en términos medios- de 5.252 euros a 2.486 euros brutos al año.

Noticias relacionadas

Desde CCOO también han denunciado que esa mayor preponderancia de las mujeres en los contratos a tiempo parcial -3 de cada 4 contratos los tienen mujeres- esconde una parte de fraude laboral. Pues la parcialidad es un "alargamiento en B de la jornada", según ha señalado Vidal. En ese sentido, ello concuerda con los últimos datos publicados del INE, que muestran que las horas extras no pagadas entre las mujeres han aumentado el 52%, mientras que entre los hombres todavía son inferiores a la etapa precovid.

Resistencias a los planes de igualdad

A partir del 7 de marzo todas las empresas de más de 50 trabajadores deberán tener un plan de igualdad registrado ante la autoridad laboral. Ello responde a la entrada en vigor de la última fase de la nueva normativa aprobada en el 2019. Hasta ahora era obligatorio para las empresas de más de 100 trabajadores. Parte de las empresas están mostrando "resistencias" al cumplimiento de la normativa, según han denunciado desde CCOO. "Para la igualdad siempre hay resistencias", ha afirmado Vidal. Ello se plasma en las actuaciones de la Inspección de Trabajo. Según su última memoria publicada, referente al 2020, seis de cada 10 empresas investigadas por la 'policía laboral' no supera una inspección en materia de planes de igualdad. De las 1.540 actuaciones realizadas en 2020, el 57% tuvo que pagar una multa, resolver un requerimiento o acudir a una mediación de la autoridad laboral para subsanar irregularidades.