Reactivación turística

México acerca sus pueblos mágicos a BCN de la mano de Emirates

La aerolínea potencia su ruta ruta directa a México DF -Dubái con escala en la capital catalana

El país organiza en la Fira un Tianguis o feria comercial para promocionar 132 poblaciones pintorescas mexicanas

Paracho de Verduzco, Michoacán, pueblo mágico conocido como capital mundial de la guitarra.

Paracho de Verduzco, Michoacán, pueblo mágico conocido como capital mundial de la guitarra.

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La reactivación turística está en marcha y todos los operadores, aerolíneas y destinos turísticos avivan sus estrategias para aprovechar el retorno previsible de la normalidad viajera. En esa batalla que se prevé selectiva existe un gran consenso en el sector turístico en apuntar que se evidencian ganas de viajar entre la población y que el ahorro acumulado por las familias puede abrir fronteras en los próximos meses. Y entre esas estrategias de promoción destaca la presentada en la pasada feria Fitur por el Gobierno de México, deseoso de aprovechar el paréntesis pandémico para reforzar su política turística con una oferta de destinos más selectivos. 

Entre el 22 y el 24 de abril se prevé en Barcelona una feria para promover el turismo y la cultura mexicana, y más concretamente su turismo de interior. En forma de Tianguis (palabra de origen azteca que describe un mercadillo tradicional), Barcelona acogerá un mercado mesoamericano de altos vuelos en el que un total de 132 poblaciones escogidas de México, los bautizados como 'pueblos mágicos', aprovecharán para atraer al visitante. Serán un total de 32 pabellones y espacios para la venta de artesanías y gastronomía. Un digno escaparate turístico para probar antes de viajar, imán para los huérfanos de aventuras trasatlánticas. 

México tiene argumentos sobrados para ganar peso en el pastel mundial de flujos turísticos. A sus destinos de sol y playa tradicionales (como el fantástico Yucatán) pretende sumar poblaciones de esas que marcan al viajero que busca algo más. Y a esa propuesta, México ha incorporado a un aliado de lujo, la aerolínea Emirates. Esta compañía puede ser una gran herramienta para potenciar el flujo de visitantes con su vuelo entre Ciudad de México y Dubái, con escala en Barcelona. Opera desde el pasado 2 de julio con cinco vuelos semanales y México aspira a que más clientes españoles aprovechen la conexión. Emirates ofrece 1.862 asientos semanales hacia y desde México en aviones (Boeing 777-200) con capacidad para 266 pasajeros. Los precios de Emirates fluctúan, aunque en estos momentos se sitúan en torno a los 600 euros en clase turista y el doble en preferente.

 Escaparate de lujo

Barcelona será en abril un escaparate de lujo de esos pueblos mágicos, llamados a atraer visitantes y agencias de viaje interesados en nuevas experiencias enriquecedoras. Es Barcelona cabeza de puente en esa batalla internacional por el turista, inicio de una campaña mexicana que proseguirá en países de América, Asia y Europa.

Noticias relacionadas

 

El plan promocional de pueblos mágicos no es nuevo. Ha sido tradicionalmente uno de los más exitosos de la Secretaría de Turismo de México y privilegio para las poblaciones que se suman a la campaña. Y ha creado una marca distintiva. México llegó a situarse en 2019, antes del comienzo de la pandemia del covid-19, como el séptimo país del mundo en afluencia de turistas. Pero el varapalo pandémico afectó de lleno al sector turístico, actualmente en recuperación tras perder en el 2021 cerca del 25% del producto interior bruto (PIB). Los niveles del 2019 todavía están lejos, cuando México cerró con 45,2 millones de turistas internacionales e ingresos de unos 24.600 millones de dólares. El 2021 se cerró con unos 31 millones de turistas y 18.000 millones de dólares en ingresos, según datos dados a conocer en la pasada feria Fitur. Salvo nuevos brotes y restricciones, Mexico prevé alcanzar en el 2022 los niveles de actividad del 2019 y que más españoles amantes de los viajes elijan el país y sus pueblos mágicos como destino exótico de vacaciones. Los pueblos mágicos son aquellos cercanos a centros turísticos habituales pero aportando valores menos conocidos, desde históricos, a culturales o paisajísticos. Algunos de ellos son Bartolomé de las Casas, en Chiapas; Bacalar, en Quintana Roo; Taxco, en Guerrero; Tequisquiapan, en Querétaro; Pátzcuaro, en Michoacán; Mazunte, en Oaxaca... Y así hasta 132. Muchos paraísos por explorar.