Nuevo AENC

Patronal y sindicatos inician contactos para consensuar cómo deben subir los salarios

  • CEOE, Cepyme, CCOO y UGT comienzan a negociar un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) con la intención de tenerlo cerrado antes de acabar el primer semestre

Patronal y sindicatos se citan con la ministra de Trabajo.

Patronal y sindicatos se citan con la ministra de Trabajo. / David Castro

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La patronal y los sindicatos han iniciado conversaciones para definir cómo deben subir los salarios en los próximos años, tal como confirman a EL PERIÓODICO fuentes de ambas bancadas. En plena espiral inflacionista, con los sueldos perdiendo poder adquisitivo y con la negociación colectiva semi bloqueada desde hace casi dos años, CEOE, Cepyme, CCOO y UGT han arrancado la negociación de un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Este es una especie de convenio de convenios que las cúpulas de los agentes sociales pactan con carácter habitualmente trianual para que sirva de guía luego en las negociaciones de convenios sector a sector y provincia a provincia. No tiene carácter obligatorio, pero sí sirve de referencia y orienta la inercia de la mayoría de las negociaciones. La intención de las partes es tener cerrado este nuevo acuerdo antes de acabar el primer semestre del año.

El último AENC venció el pasado diciembre del 2020 y desde entonces los agentes sociales tenían pendiente el volver a sentarse para tratar de consensuar de nuevo los parámetros, por ejemplo, de cómo deben subir los sueldos en los próximos convenios que se renueven. En el IV AENC, el último, las horquillas pactadas fueron de entre el 2 y el 3%. Actualmente los salarios por convenio crecen al 1,5%, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo.

Los sindicatos difícilmente bajarán de esa horquilla del 2-3%, dada la actual evolución del IPC y la pérdida de poder de compra que arrastran los trabajadores desde el arranque de la pandemia. La patronal, por su parte, se ha mostrado hasta ahora reacia a asumir incrementos salariales de calado para evitar un aumento significativo de costes y alegando la incertidumbre económica que todavía pesa sobre determinados sectores.

La falta de un consenso entre las cúpulas de los agentes sociales explica parte del bloqueo que sufre actualmente la negociación colectiva en España. Según los últimos datos de Trabajo, el 2021 cerró con 7,6 millones de trabajadores cubiertos por convenios en vigor -la mitad de los asalariados en activo en España-, su cifra más baja de la estadística disponible.

Salario mínimo y teletrabajo

En el anterior AENC también se pactó que ningún convenio debía incluir sueldos inferiores a los 1.000 euros brutos mensuales (o 14.000 euros anuales). Una cifra que entonces la patronal ya firmó y a la que el Gobierno quiere ahora acercar el salario mínimo interprofesional (SMI). Negociación esta que empezará el lunes 7 de febrero. La del AENC empezará formalmente el próximo 3 de marzo, pues las partes se han dado un plazo de algo más de un mes para definir internamente sus posturas y poder así ya intercambiar primeras propuestas en ese cónclave.

Noticias relacionadas

Pues ese 'convenio de convenios' incluyen más materias que las puramente salariales y también pacta , por ejemplo, cuestiones relativas a la organización de la jornada. Aquí la novedad del teletrabajo promete ser una cuestión central en el próximo AENC, pues además es un ámbito en el que empresas y trabajadores están encontrando escollos para entenderse. Hasta el punto de que, tras un año en vigor de la nueva ley de teletrabajo (que deja gran parte de la concreción del mismo a la negociación vía convenio), solo el 3% de los asalariados está cubierto por un pliego colectivo que regule específicamente el trabajo en remoto. El bloqueo generalizado de la negociación colectiva también ha lastrado está cuestión.

La intención es tener cerrad el llamado a ser el V AENC antes de acabar el primer semestre del 2022. Para ello las partes empezarán formalmente a negociar el próximo 3 de marzo y, a partir de ahí, las partes se verán cada 15 días para intercambiar propuestas y poder cerrar así en un plazo de tres meses este nuevo acuerdo bipartito del diálogo social. La evolución de la inflación -que no está claro que amaine a corto plazo- y los nuevos equilibrios introducidos por la reforma laboral, que refuerza las posiciones de los sindicatos, marcarán la negociación entre patronos y centrales.