AUTOMOCIÓN

La Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi invertirá 23.000 millones de euros en su electrificación

  • La Alianza anuncia una inversión de 23.000 millones de euros, el triple de lo anunciado previamente, en el desarrollo de vehículos eléctricos durante los próximos cinco años y 35 nuevos modelos 100% eléctricos para 2030.

  • Entre los nuevos modelos confirmados se encuentra el nuevo Mitsubishi ASX, que será híbrido y se producirá en la fábrica de Renault en Valladolid.

Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi

Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi / El Periódico

4
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

La Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi triplicará su inversión para desarrollar coches eléctricos de forma conjunta. Las tres compañías esperan invertir más de 23.000 millones de euros durante los próximos cinco años y lanzar hasta 35 nuevos modelos 100% eléctricos para 2030. Así lo han anunciado Jean-Dominique Senard, presidente de la Alianza, Luca de Meo, consejero delegado del Grupo Renault, Clotilde Delbos, directora financiera del Grupo Renault, Makoto Uchida, consejero delegado de Nissan, Ashwani Gupta, director de operaciones de Nissan, y Takao Kato, consejero delegado de Mitsubishi, en una conferencia digital convocada para anunciar su estrategia de electrificación.

Esta cifra se sumaría a los 10.000 millones que el trío de automovilísticas ya han invertido en su electrificación. El plan, bautizado como Alliance to 2030, busca mostrar una “cooperación más intensa” y una “visión compartida de la electrificación y la movilidad conectada”.

Esquema ‘Leader-Follower’

En mayo de 2020, la Alianza presentó una nueva estrategia para redefinir su cooperación, que llamaron ‘Leader-Follower’. Esta estrategia adjudicaba mercados, segmentos y motorizaciones a cada una de las marcas para que se centraran en su desarrollo para luego compartirlas con el resto del grupo y ahorrarse costes de desarrollo y producción.

Según han explicado en la conferencia, desde entonces este modelo de desarrollo se ha consolidado. Como ejemplo han puesto la plataforma sobre la que se basan los vehículos del segmento D y C, que ya sirve de esqueleto del nuevo Nissan Qashqai, del Mitsubishi Outlander y del futuro Renault Austral, que se producirá en España. En ese sentido, la Alianza asegura que el 60% de sus modelos ya usan plataformas comunes, porcentaje que ascenderá al 80% para 2026. En ese sentido, Mitsubishi ha confirmado que reforzará su presencia en Europa con dos nuevos vehículos, el nuevo ASX, que se basará en la plataforma CMF-B de la Alianza, será híbrido y, según ha anunciado la firma de los tres diamantes, se producirá en la planta de Renault en Valladolid a partir de 2023, y otro por confirmar, basado en un coche de Renault no desvelado.

Cinco plataformas eléctricas

Con el nuevo plan Alliance to 2030, el esquema 'Leader-Follower' cobrará todavía más sentido, ya que las tres marcas planean que el 90% de los 35 eléctricos lanzados para 2030 se basen en cinco plataformas compartidas, dejando el 10% restante para vehículos muy específicos. Estas plataformas serán la CMF-AEV, la “plataforma más asequible del mundo”, que ya sirve de base del Dacia Spring; la KEI-EV, para vehículos pequeños; la LCV-EV, para vehículos comerciales como el Renault Kangoo y el Nissan Townstar; la CMF-EV, que se estrenará con el SUV Nissan Ariya; y la CMF-BEV, la “plataforma más competitiva del mundo”, que llegará en 2024 y servirá de base, entre otros, del Renault 5 Electric.

Las dos últimas serán las más importantes por volumen, con la CMF-EV sirviendo de base para más de 15 modelos para 2030, lo que supondrá una producción de 1,5 millones de unidades, y la CMF-BEV siendo la elegida para un nuevo vehículo compacto eléctrico, desarrollado por Nissan y propulsado por Renault, que sustituirá al Nissan Micra en el mercado y se producirá en la planta ElectriCity de Renault en Francia. Esta arquitectura permite autonomías de hasta 400 kilómetros, una reducción de costes del 33% y servirá de esqueleto para más de 250.000 coches al año de Renault, Nissan y Alpine.

Producción de baterías

Según han confirmado los tres miembros de la Alianza, se está trabajando, internamente y junto a socios comunes, para reducir el precio de los costes de la producción de baterías. Según sus estimaciones, conseguirán una reducción del 50% para 2026 y del 65% para 2028, cifras que posibilitarían una reducción del precio de sus vehículos eléctricos, uno de sus principales objetivos.

Con esto en mente, la Alianza ha prometido que para 2030 tendrá una capacidad anual de producción de baterías de 220 GWh. El componente se ensamblará en “varias plantas repartidas por el mundo”, que no han confirmado. Nissan será la marca encargada de impulsar el desarrollo de baterías de estado sólido, un tipo de batería que ofrece más capacidad, menos peso y un menor coste. La marca garantiza que estas baterías también permitirán una carga mucho más rápida y se ha marcado el año 2028 como objetivo para su producción.

Digitalización

Noticias relacionadas

Finalmente, la Alianza también ha anunciado que sus vehículos compartirán la misma plataforma digital, que aunará la experiencia de las tres marcas en sistemas de seguridad activa y conectividad. Para 2026, estiman que habrá más de 10 millones de vehículos en las carreteras, de 45 modelos de la Alianza, equipados con sistemas de conducción autónoma como el ProPilot de Nissan, y que se entregarán cinco millones de coches con los sistemas Alliance Cloud. Renault será la marca encargada del desarrollo de esta plataforma electrónica con el objetivo puesto en 2025.

Luca de Meo ha confirmado que sus vehículos podrán recibir actualizaciones inalámbricas y que podrán comunicarse con otros coches, infraestructura o usuarios. Además, el consejero delegado del Grupo Renault ha anunciado que la Alianza introducirá el ecosistema de Google en sus vehículos, siendo el Mégane el primero que contará con los servicios del gigante estadounidense.