Empresas

La subida de Inditex que prevé Goldman Sachs refrenda la era Marta Ortega

Las ventas de Zara, Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti (que ahora integra a Uterqüe), Stradivarius, y Oysho han recuperado los niveles prepandemia

La subida de Inditex que prevé Goldman Sachs refrenda la era Marta Ortega
3
Se lee en minutos
Alba Suárez

La revisión al alza que la influyente firma de inversión internacional Goldman Sachs acaba de hacer sobre la valoración de Inditex da un espaldarazo en los mercados al liderazgo de la heredera de la multinacional textil coruñesa, Marta Ortega, que el próximo 1 de abril abrirá una nueva era en la compañía como presidenta. Goldman recomienda comprar ahora acciones de la empresa fundada por Amancio Ortega porque prevé que subirán más de un 30% a lo largo de este año. Esa subida en Bolsa que pronostica el banco de inversión se producirá una vez que Pablo Isla haya puesto fin a su ciclo de 17 años como primer directivo y la empresa pase a estar dirigida por del tándem de Marta Ortega, como presidenta no ejecutiva, y Óscar García Maceiras, como consejero delegado.

Las ventas de Zara, Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti (que ahora integra a Uterqüe), Stradivarius, y Oysho han recuperado los niveles prepandemia y Goldman Sachs es optimista sobre el modelo de negocio de Inditex, que está demostrando ventajas competitivas para revalidar su liderazgo en el mercado mundial de la moda, por encima de gigantes como H&M, Gap y Uniqlo. Las fortalezas que aprecian los analistas para prever que el precio de las acciones de Inditex alcanzará los 37,5 euros (su valor actual es de 28,1) tienen que ver, entre otras cosas, con los recursos de la compañía para esquivar con su logística los daños de la crisis de la cadena de suministros y con la eficiencia de su modelo integrado de venta física y online.

Un modelo de negocio resistente

Goldman considera que Inditex está bien posicionado para conseguir mejores resultados que sus competidores en un entorno macroeconómico normalizado. Esto es por un modelo de negocio bien engrasado que ha demostrado la resistencia de sus beneficios y de su flujo de caja. Incluso en 2020, cuando Inditex sufrió las primeras pérdidas de su historia (-175 millones de euros entre febrero y abril, por efecto del confinamiento), logró cerrar el año con beneficios (+1.100 millones) gracias al empuje de las ventas por internet. Inditex tiene “uno de los perfiles de beneficios y flujo de caja más resistentes del sector”, valora Goldman Sachs. Por eso los analistas elevaron el pasado miércoles de 34 a 37,5 euros el precio que consideran que pueden alcanzar las acciones.

Producción de proximidad

Noticias relacionadas

Otra de las principales razones por las que Goldman cree que a Inditex le irá mejor que a sus rivales es porque el grupo de Arteixo tiene una menor exposición a la fabricación en la región Asia-Pacífico, de manera que puede esquivar la crisis de la cadena de suministros. Inditex se ha blindado frente a este problema global reforzando su producción de cercanía. Mientras otro grupos dependen en un 60% o hasta un 80% de las fábricas asiáticas, Inditex ha reducido esa cuota por debajo del 50%. Al reducir la distancia minimiza además los efectos de la subida de los costes de transporte.

Un sistema para exprimir el consumo postCOVID

El modelo integrado (de venta en tienda y por internet, con un solo inventario) es prioritario para Inditex. Este sistema permite optimizar el stock y reducir costes. A falta de conocer los resultados anuales, en los primeros nueve meses de 2021 Inditex ya ganó casi lo mismo que antes de la pandemia con 800 tiendas menos y facturando el doble por internet. En los últimos meses superó un 10% el nivel preCOVID. Goldman cree que tiene todo a favor sacar partido del consumo que viene.