Mercados

La incertidumbre sobre Ucrania lastra las bolsas

El Ibex cede el 1,36% y registra el mayor descenso semanal en más de un mes, mientras que Wall Street tiende hacia el terreno negativo

La incertidumbre sobre Ucrania lastra las bolsas

Activos

2
Se lee en minutos
El Periódico

Aunque sin desplomes sustanciales, la incertidumbre se empieza a apoderar de los 'parquets' por las tensiones entre EEUU, la OTAN y Rusia con respecto a una posible guerra o invasión de Ucrania. El Ibex 35, el principal indicador de la bolsa española, se ha dejado el 1,36%, hasta los 8.694,700 puntos. A las dudas que provienen de la geopolítica se suman los temores a una inminente alza de los tipos de interés por la escalada de la inflación. Las pérdidas también se han ido imponiendo en Wall Street a medida que avanza la jornada.

Con este tropiezo bajista, el Ibex 35 ha puesto fin a una racha alcista que se prolongaba durante las cuatro últimas semanas. Así, para encontrar un acumulado semanal tan teñido de rojo había que remontarse hasta los primeros días de diciembre, cuando el índice cedió un más amplio 1,9%. El temor a que las discrepancias entre Rusia y Ucrania desemboquen en una guerra ha incrementado la volatilidad de una jornada marcada por el vencimiento de futuro.

La evolución del selectivo español ha estado marcada por la subida en la rentabilidad de los bonos, la escalada que experimenta el precio del petróleo, en máximos de 2014; la elevada inflación y el aumento de la tensión en Ucrania. Uno de los focos de dudas es la renta fija. El temor de los inversores a que la inflación, que tanto en España se sitúa en niveles de hace tres décadas y en EEUU, de hace cuatro, hace presagiar una retirada de estímulos mucho más ágil de lo que hasta ahora contemplaron los bancos centrales en sus hojas de ruta. Todo ello provocó un sensible incremento de los tipos de interés de muchos bonos soberanos, lo que se contagió también a otros papeles de deuda y terminó por hacer mella en las bolsas.

El bono alemán ('bund') a 10 años es el que más ha reflejado esta evolución. En solo tres sesiones ha pasado de registrar rendimientos positivos por primera vez desde mayo de 2019 a caer al -0,065%. Estos descensos se trasladan a otras referencias como la deuda española con vencimiento en 2032, que finaliza la semana en el 0,638%, sin cambios respecto al viernes anterior.

Noticias relacionadas

La tensión geopolítica por Ucrania ha marcado la semana por la escalada de precios del gas y del petróleo. El alza del crudo unido a los recortes de producción de la OPEP+, que no estaría aumentando la producción al ritmo acordado, son factores que también generan nervios en los inversores.

Algunos datos empresariales tampoco ayudaron a calmar los ánimos. Así, Siemens Gamesa ha sido claramente protagonista negativa, con un desplome del 14% tras anunciar la noche anterior un nuevo 'profit warning' (advertencia de beneficios).Tampoco ayudaron los balances anuales de las cotizadas que más prisa se han dado en publicar sus cuentas de cierre de 2021. Al otro lado del Atlántico se repetían las ventas. El castigo que sufren las empresas tecnológicas vuelve a pasar factura al Nasdaq, en el que están las principales compañías de este sector. La decepción de los resultados de Netflix y el endurecimiento regulatorio que planea el Senado de EEUU fueron la puntilla para un índice que retrocede más de un 10% en el año.