ERE de 343 personas en Vilanova

Los trabajadores de Mahle ratifican el acuerdo para el cierre de la fábrica

  • El 90% de la plantilla valida en asamblea el principio de acuerdo cerrado el sábado pasado y que incluye indemnizaciones y una comisión de reindustrialización

Los trabajadores de Mahle ratifican el acuerdo para el cierre de la fábrica
3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La plantilla de Mahle ha votado ampliamente a favor de ratificar el preacuerdo para el expediente de regulación de empleo (ERE) que supondrá el cierre de la planta de Vilanova i la Geltrú, tal como han hecho público CCOO y UGT en sendos comunicados este viernes. El 90% de los 343 trabajadores afectados se ha dado su visto bueno al pacto alcanzado en la mañana del sábado pasado entre los sindicatos y la dirección de la empresa, que incluía un paquete de indemnizaciones y un compromiso de reindustrialización para algo menos de la mitad de la plantilla. La firma de origen alemán y especializada en la fabricación de componentes de la automoción destinará un presupuesto de 37 millones de euros para el paquete de indemnizaciones y asumirá el coste de la consultora que coordinará el proceso de reindustrialización de los terrenos que deja.

El martes de esta semana los sindicatos expusieron a la plantilla los pormenores de las condiciones de cierre preacordadas con la dirección, tras dos sesiones maratonianas de reuniones y una amenaza de que las conversaciones saltaran por los aires. Y este viernes la asamblea de trabajadores ha vuelto a reunirse para votar a favor o en contra de las mismas: el resultado ha sido ampliamente a favor del sí. Una vez cerrado el asunto de las indemnizaciones, la fábrica vilanovina cesará definitivamente en sus producciones el próximo 28 de enero.

El cierre de Mahle se suma así a la larga lista de fábricas que durante el año pasado anunciaron su clausura. El sector industrial catalán ha tenido especial protagonismo en las estadísticas de expedientes de regulación de empleo registradas por el Departament de Treball. El 2021 fue el peor año en cuanto a despidos colectivos desde el 2012, con un total de 11.006 cesados en todo el año. De los cuales, la mitad pertenecían al sector industrial.

Indemnizaciones por tramos

Noticias relacionadas

El paquete de indemnizaciones es algo atípico, pues se basa en importes fijos complementados con lineales que incrementan sustancialmente el monto total de las compensaciones para los trabajadores. Los trabajadores de entre 50 y 54 años accederán a una indemnización de 23 días por año trabajado sin tope de mensualidades y con un lineal 825 euros por año trabajado y un importe mínimo de 35.000 euros, además de complementos al desempleo y subvención para el convenio especial. El tramo de empleados de entre 55 a 58 años tendrán un complemento de la prestación de paro hasta el equivalente al 72% salario neto mensual desde el despido hasta que cumplan los 63 años. En el caso de los trabajadores de entre 59 y 61 años ese complemento del 70%, pero desde el despido y hasta los 65 años. Y para la plantilla de más de 61 años, el complemento al paro será el equivalente al 82% del salario neto mensual hasta 65 años y con un mínimo de una anualidad del salario neto.

El acuerdo validado este viernes por los trabajadores también contempla una opción de futuro para los empleados de menos de 49 años de edad, que representan algo menos de la mitad de los 343 trabajadores afectados por el cierre. Para estos, además de una indemnización 33 días de salario por año trabajado sin tope, más un lineal de 1.025 euros por año trabajado, más un pago único de 2.000 euros para las antigüedades de más de 20 años y un complemento al paro, se les incluye en los compromisos de reindustrialización pactados. La Generalitat, el Ayuntamiento de Vilanova, la empresa y los sindicatos más representativos crearán una comisión para buscar un candidato a instalarse en los actuales terrenos de Mahle e implantar allí un nuevo proyecto industrial. Según fuentes conocedoras del proceso, ya hay empresas interesadas en los terrenos.