Polémica

España, Austria, Dinamarca y Luxemburgo se alían contra la energía nuclear 'verde'

Ribera suma a otros tres ministros para formar un frente común en la reunión informal que se celebra este viernes en Amiens

Teresa Ribera.

Teresa Ribera. / EFE / J.J. GUILLEN

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

España se ha aliado con Austria, Dinamarca y Luxemburgo en contra de la propuesta de la Comisión Europea en favor de considerar la energía nuclear y el gas como 'verdes'. Los titulares de Energía de estos países, entre los que está la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, han remitido una carta en este sentido a los vicepresidentes europeos Frans Timmermans y Valdis Dombrovskis, así como a los comisarios de Energía, Kadri Simson; Serivicios Financieros, Mairead Guinness; y Medioambiente, Virginijus Sinkivicius.

Los firmantes, que defenderán esta posición que supone oponerse a la incorporación de estas energías dentro de la denominada taxonomía verde europea en el consejo informal de ministros que se celebrará este viernes en la ciudad francesa de Amiens, advierten de que la propuesta supone "un paso atrás" y una "señal errónea a los mercados financieros".

Además de por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, la carta está firmada por sus homólogos en Austria, Dinamarca y Luxemburgo, Leonore Gewessler, Dan Jorgensen y Claude Turmes, respectivamente. Con la misiva, en la que los ministros de los cuatro países manifiestan su posición común ante la reunión, expresan a su vez sus "profundas preocupaciones" por la propuesta de Bruselas, ya que "pone en riesgo" la transición energética tanto de la Unión Europa como del resto del mundo. Esta idea del ejecutivo comunitario ha generado un intenso debate.

"El borrador manda una señal equivocada a los mercados financieros y se arriesga seriamente a ser rechazada por los inversores", han alertado los titulares de las carteras de Energía y Medio Ambiente. "Recalcamos que el gas natural y la energía nuclear no cumplen los requisitos legales y científicos plasmados en la Regulación de Taxonomía para calificar como actividades económica sostenibles", han agregado.

Con respecto a la nuclear, los ministros han argumentando que esta energía tiene "costes extremadamente elevados", así como que los residuos radiactivos van en contra del principio de no realizar daño significativo presente en la taxonomía. En este sentido, han alertado de la falta de soluciones para gestionar residuos de forma efectiva y han recordado los desastres de Chernobyl y Fukushima.También manifiestan que la propuesta va en contra "de unos delos pilares de la taxonomía, que es la ciencia". "Ni el gas ni la nuclear cumplen los criterios científicos y legales para ser consideradas sostenibles", afirman los firmantes de la misiva.

La Comisión Europea causó un gran revuelo a principios de mes al proponer que la energía nuclear se considere como energía verde, aunque por un periodo determinado, hasta 2045. Además también defendió que el gas, empleado como colchón cuando fallan las energías renovables, se considere energía verde hasta 2030, porque tanto esta como la nuclear ayudarían a alcanzar el objetivo de neutralidad climática en la Unión Europea en 2050. A Alemania no le disgusta la parte que afecta al gas ya que han iniciado un apagón nuclear, que requiere energías que lo releven con mayor celeridad.

Noticias relacionadas

La reunión informal ha comenzado en realidad este jueves y en la misma participarán 46 ministros de Energía y Medioambiente de los países de la Unión Europea, así como responsables comunitarios, para debatir sobre la transición ecológica, la taxonomía o la carestía del gas y la electricidad.

"Vamos a trabajar para poner en marcha el Pacto Verde, la gran reforma ecológica de la UE que prevé en diez años que Europa esté lista par afrontar los retos de la transición climática", declaró antes del inicio de los debates la ministra francesa de Transición Ecológica y anfitriona de la cita en Amiens (norte), Barbara Pompili.