Conflicto en el puerto de Barcelona

Los amarradores suspenden la huelga hasta el sábado tras avances en la negociación

El principal obstáculo es ofrecer un marco laboral estable y homogéneo para las nuevas contrataciones

Los amarradores suspenden la huelga hasta el sábado tras avances en la negociación

FRANCESC CASALS

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Avances en el conflicto laboral de los amarradores del puerto de Barcelona. Fuentes sindicales han informado que este jueves, a las 6 de la mañana ha finalizado una reunión maratoniana en la que se ha tomado la decisión de aplazar la huelga hasta el sábado. Tras más de 12 horas de reunión con la mediación de Inspección de Treball, el comité de huelga ha llegado a un preacuerdo con la empresa, que se compromete a aceptar dos de las tres demandas fundamentales de los trabajadores. Queda pendiente el tema de las nuevas incorporaciones que consolidarían todo el sueldo de forma proporcional y a los 4 años el 100% consolidado. A petición de la empresa, todas las partes se han emplazado el próximo viernes 21/01 a las 12:00 horas en el Departament de Treball para desbloquear el último punto pendiente.

Los amarradores reclaman una mayor estabilidad laboral y económica, además del cumplimiento de todas las leyes de protección y seguridad. El objetivo de la reunión era encontrar una solución al conflicto laboral que ha llevado a los amarradores del puerto de Barcelona a convocar una huelga indefinida desde el lunes 17 de enero.

Noticias relacionadas

Amarradores de Barcelona es una empresa de reciente creación basada en la integración de las dos empresas hasta ahora licenciatarias del servicio de amarre de buques en el puerto de Barcelona, Cemesa y Mooring. El servicio de amarre y desamarre de buques, es un servicio portuario cuyos medios, tarifas y condiciones están reguladas y limitadas por la administración portuaria, estando actualmente vigentes unas tarifas que no se revisan desde el año 2013. Es este un servicio que, con importantes componentes de servicio público, las empresas licenciatarias prestan de forma continua durante 24 horas al día 365 días al año. La integración de las dos empresas recibió la aprobación de todas las administraciones, incluida la Autoridad de la Competencia, quien estableció unos estrictos controles sobre todos los contratos de servicio prestados por Amarres de Barcelona y limitando los precios aplicados. 

La garantía del empleo y sus condiciones son los objetivos fundamentales de la integración que implicó la subrogación de todos los trabajadores en la nueva empresa, garantizando los derechos de que gozaban previamente. La nueva sociedad mercantil asumió no despedir trabajadores de las plantillas de las empresas de origen. Pero las plantillas de las empresas fusionadas reclaman más garantías. Los dos principales puntos de desencuentro han sido la discrepancia en la configuración de los turnos de trabajo y la dotación mínima de personas por turno, lo cual la empresa entendía incluso que podrían flexibilizarse en función de las puntas de trabajo, es decir una discrepancia sobre la organización del trabajo, que es una función básica que corresponde a la dirección de la empresa. También ha sido motivo de conflicto que se reconozcan los mismo derechos acordados a las futuras contrataciones. Esta segunda condición supondría un convenio colectivo de difícil encaje legal. Pero el principio, mismo trabajo mismos derechos es una reclamación principal en el puerto de Barcelona.