Movilidad urbana

La UPC y Carnet desarrollan un vehículo autónomo para la logística de última milla

  • Este prototipo de 1,7 metros de longitud puede circular a una velocidad máxima de 20 km/h y hasta subir y bajar escaleras.

  • El ADD de la UPC y Carnet se probará este año en entornos reales en Esplugues de Llobregat, Hamburgo y Debrecen, Hungría.

Prototipo de entrega de biene autónomo de la UPC y Carnet.

Prototipo de entrega de biene autónomo de la UPC y Carnet. / UPC

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Un equipo de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y Carnet, el 'hub' de investigación de la movilidad del futuro coordinado por el Centro de Innovación y Tecnología (CIT-UPC) y fundado por la misma universidad, Volkswagen Group Research y Seat en 2014, han presentado un vehículo autónomo de reparto (ADD) para proponer una solución para la logística de última milla, la más costosa para las empresas de reparto y la responsable, según el comunicado, del 20% de la polución de las ciudades.

El ADD de la UPC y Carnet es un prototipo de vehículo autónomo capaz de circular a un máximo de 20 kilómetros por hora y de subir y bajar escaleras de hasta 20 centímetros de altura. Mide apenas 1,7 metros de largo, por 1,1 metros de ancho y un metro de alto. Este vehículo es el resultado de un proyecto que arrancó en 2017, financiado por Volkswagen Group Innovation, con un estudio teórico tras el cual se conceptualizó el vehículo. El prototipo empezó a diseñarse en 2018 y hasta ahora se ha trabajado en la plataforma funcional, la carcasa exterior y el servicio de entrega de bienes. En 2019 se definió el sistema de comunicación entre el ADD, las personas usuarias y la ciudadanía.

Actualmente, el Instituto de Robótica e Informática Industrial, liderado por Alberto San Feliu, profesor e investigador, trabaja en los sensores del robot. Durante este año, el ADD se pondrá a prueba en tres entornos reales, empezando por Esplugues de Llobregat y culminando en Hamburgo, Alemania, y Debrecen, Hungría. Estas actividades se llevarán a cabo en el marco del proyecto Logismile, financiado por el EIT Urban Mobility, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

Mejorar la congestión y la calidad del aire

Noticias relacionadas

Además de las tareas de reparto, el ADD podría tener otros usos. Según la UPC, este vehículo "podría también analizar la calidad del pavimento y del aire y, gracias a los datos procedentes de sus sensores". Aun así, el objetivo principal de este tipo de vehículos sería contribuir a la descongestión de las vías urbanas en un contexto de crecimiento del comercio electrónico y de cambios estructurales en las cadenas de suministro con modelos como el 'just in time' o el 'stock zero' ganando adeptos.

Desde la UPC argumentan además que la escasez de plazas de carga y descarga de vehículos comerciales y las normativas urbanas provocan que las empresas logísticas asuman un coste muy elevado en la logística de última milla, que se lleva un 40% del total de los costes del transporte. La universidad expone que el despliegue de modelos como el ADD permitiría redistribuir estos costes para optimizar el servicio y ganar eficiencia.