Encuesta de Facua

El 75% de los consumidores, de acuerdo con las declaraciones de Garzón sobre la carne

La mayoría de los encuestados corroboran la idea de que la ganadería intensiva produce carne de peor calidad

El 75% de los consumidores, de acuerdo con las declaraciones de Garzón sobre la carne
1
Se lee en minutos

El 75% de los consumidores están de acuerdo con las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la ganadería intensiva. Es la conclusión de una encuesta realizada por la asociación de consumidores Facua realizada entre 17.000 personas. El sondeo fue realizado los días 15 y 16 de enero a través de la cuenta de Twitter de Facua, la asociación de consumidores que cuenta con más seguidores en esta red social a nivel mundial. La pregunta planteada por Facua a los consumidores recogía entrecomilladas las declaraciones realizadas por Garzón al diario británico 'The Guardian' y que habían difundido la idea de manera errónea que que el ministro había afirmado que España solo exporta carne de mala calidad.

Noticias relacionadas

Así, el 74,9% de los participantes en el sondeo contestaron afirmativamente a la pregunta "¿Estás de acuerdo con las declaraciones de Alberto Garzón en las que apuesta por la ganadería extensiva, por ser 'ecológicamente sostenible', frente a la ganadería intensiva, que 'contamina los suelos y el agua', incurre en 'maltrato animal' y produce 'carne de peor calidad'?".

La polémica desatada por Garzón podría abrir nuevos debates sobre la calidad efectiva de la carne en España. Lo cierto es que en términos de calidad, la oferta de carne en España sufre en muchas ocasiones una elevada segmentación del mercado en el que la gran mayoría de la carne que se vende en la distribución española tiene niveles organolépticos bajos. Así, carne de origen nacional de buena calidad puede superar los 50 euros el kilo, pero otros cortes y orígenes reducen los precios y su calidad de manera paralela. La idea es que las explotaciones intensivas, en las que el ganado no pasta líbremente, por ejemplo, tienen incidencia clara tanto en la calidad de vida del animal como en su carne.