Diferencias patronales

Foment rebaja la tensión con CEOE y pide ahora no modificar la reforma laboral en el Congreso

  • Sánchez Llibre manifestó a sus socios a principio de mes que cuestiones como la situación de los trabajadores fijos discontinuos se debía "suprimir o clarificar" en el trámite parlamentario

MADRID 10/02/2021 ECONOMIA el presidente de la CEOE , Antonio Garamendi junto al vicepresidente de la CEOE y presidente de Foment del Treball , Josep Sánchez Llibre antes de a reunión que mantuvieron esta mañana con el Defensor del Pueblo Francisco M. Marugán para pedir el fin del impuesto sobre el Patrimonio . imagen DAVID CASTRO

MADRID 10/02/2021 ECONOMIA el presidente de la CEOE , Antonio Garamendi junto al vicepresidente de la CEOE y presidente de Foment del Treball , Josep Sánchez Llibre antes de a reunión que mantuvieron esta mañana con el Defensor del Pueblo Francisco M. Marugán para pedir el fin del impuesto sobre el Patrimonio . imagen DAVID CASTRO / David Castro

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha querido rebajar las tensiones con la actual dirección de la gran patronal CEOE tras su aval a la reforma laboral. Esta no gusta en la histórica patronal catalana y por ello hubo roces en público y en privado con la presidencia de Antonio Garmanedi. Hasta el punto de que en una circula interna distribuida en la primera junta directiva del año Foment manifestaba necesario que los partidos negociaran cambios con el Gobierno en la reforma a cambio de su apoyo en el Congreso. Una posición contraria a la que ha defendido públicamente Garamendi, que pide a las formaciones "no tocar ni una coma" del texto pactado en el diálogo social con patronal y sindicatos. Este lunes Sánchez Llibre ha salido al paso para calmar los ánimos, ha rectificado su postura y ha pedido "que no se modifique ni una coma del texto acordado".

El presidente de CEOE ha cogido oxígeno en la mañana de este lunes, tras el fuego cruzado al que internamente le estaban sometiendo el PP y Foment del Treball por su aval a la reforma laboral del Gobierno de coalición. Si Casado y Garamendi intercambiaban piropos y recargadas muestras de sintonía en el foro Hotusa Explora 2022, a la misma hora Sánchez Llibre era entrevistado en TVE y trataba de destensar el ambiente con su referente estatal. "Las diferencias enriquecen la cohesión interna porque en temas de esta envergadura la unanimidad es imposible. Nos hubiera gustado otra reforma laboral, pero cuando se negocia ya sabes que no conseguirás todos los objetivos", ha afirmado.

Foment del Treball fue una de las cuatro organizaciones que no votaron a favor de la reforma laboral negociada y pactada por la dirección de Garamendi. Una abstención -que no voto en contra- que este lunes Sánchez Llibre ha calificado de "responsable" y que una vez suscrito el acuerdo "lo respetamos y compartimos". "No se puede obviar que el planteamiento inicial del Gobierno y de los sindicatos proponía todavía más elementos retrógrados y perjudiciales desde la perspectiva empresarial, pero analizando el resultado final de la reforma, se tiene que concluir que se trata de una reforma desequilibrada", escribía en las páginas de EL PERIÓDICO el director de relaciones laborales de Foment, Javier Ibars, a los pocos días de formalizarse el acuerdo. 

Una reforma "insegura", "farragosa" y "conflictiva"

"La nueva regulación introduce mayores dosis de inseguridad jurídica", es "farragosa", "generará conflictos" y puede "favorecer el fraude", fueron algunos de los adjetivos con las que la cúpula de Foment describió a sus asociados la nueva reforma en la primera junta directiva del año. En dicha circular remitida a los socios, la patronal catalana cargaba contra las novedades en materia de contratos fijos discontinuos, una figura especialmente relevante en el sector hotelero.

Noticias relacionadas

Estas establecen que dichos trabajadores ahora tienen derecho a computar su antigüedad a efectos de futuras prestaciones durante todo el tiempo que estén en activo y también el tiempo durante el que aguardan a ser reclamados para volver a trabajar en la empresa. Lo que puede encarecer las indemnizaciones por despido a las empresas y que no gustó nada en Foment. "Es necesario que se suprima o clarifique esta modificación en la tramitación parlamentaria", reza la circular de la patronal catalana. Una reivindicación en contra de la consigan de "no tocar ni una coma" que había manifestado el presidente de CEOE.

Conciliador, Sánchez Llibre ha cerrado este lunes filas con su máximo dirigente a nivel estatal y ha declarado que "hablamos con todos los grupos parlamentarios para que no se tramite como proyecto de ley y, si esto no fuera posible, procurar que no se modifique ni una coma del texto acordado para la reforma laboral".

Temas

CEOE