Reunión Eurogrupo

Calviño urge a terminar con la Europa de "las trincheras"

  • El Eurogrupo abre el debate sobre la reforma de las reglas fiscales y Bruselas anuncia orientaciones sobre la política fiscal para 2023 en las próximas semanas

  • La vicepresidenta primera destaca la valoración preliminar positiva del Ejecutivo comunitario sobre la reforma laboral, clave para lograr el segundo desembolso del plan de recuperación

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, conversa con la presidenta del BCE, Christine Lagarde, al margen de la reunión del Eurogrupo.

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, conversa con la presidenta del BCE, Christine Lagarde, al margen de la reunión del Eurogrupo. / AFP / John Thys

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El primer debate de los ministros de economía y finanzas de la Eurozona sobre la reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que fija los límites de déficit y deuda en que pueden incurrir los países de la Eurozona, se ha saldado este lunes con un mensaje positivo. “Ha sido un debate constructivo. Todos los países somos conscientes de la necesidad de mirar al futuro, de salir de las viejas trincheras, de las líneas divisorias y los debates del pasado, si queremos afrontar juntos y con éxito la transición verde y digital. No tiene sentido volver a aplicar sin más las reglas prepandemia”, ha resumido la vicepresidenta primera y ministra de economía, Nadia Calviño

Bruselas decidió suspender las reglas del pacto a raíz de la irrupción de la pandemia, en marzo de 2020, para dar margen de gasto a los gobiernos y evitar la parálisis económica. Con el retorno del crecimiento la idea sobre la mesa es volver a aplicarlas a partir de 2023. De ahí su intención de presentar una guía con orientaciones presupuestarias para el próximo año “en las próximas semanas” y “en los próximos meses” sacar las conclusiones oportunas del debate abierto en el Eurogrupo y presentar propuestas para reformas las reglas.

“Hemos tenido una buena discusión. Han presentado sus posiciones nacionales y son conscientes de que necesitamos lograr un acuerdo en 2022”, ha explicado al término de la reunión el presidente del Eurogrupo, Pascal Donohoe. “Ha sido un debate positivo. Por supuesto que no hemos sacado conclusiones pero veo áreas en las que podemos construir un amplio consenso sobre los objetivos de la revisión”, ha valorado el comisario de asuntos económicos Paolo Gentiloni, partidario de enfocar de romper con la tónica de los últimos diez años y evitar repetir viejos debates. “Afrontamos una situación nueva. Por el nivel de deuda, que ha aumentado como consecuencia de la pandemia, y nueva por la necesidad enorme de inversiones que apoyen la transición climática”, ha dicho.

Reducción de la deuda

Cumplir con las fechas no será fácil. El debate ha generado hasta ahora mucha división, con dos bloques claros en la Eurozona. Por un lado, los países del norte de Europa, partidarios de aplicar un enfoque más estricto y, por otro, los del sur con España, Portugal, Italia o Francia a la cabeza, partidarios de una mayor flexibilidad para favorecer el crecimiento. De momento en capitales como Berlín, pese al cambio de gobierno, no han cambiado el discurso. “El Pacto de Estabilidad y Crecimiento ha demostrado su flexibilidad durante la crisis, pero ahora ha llegado el momento de reconstruir el colchón fiscal. Necesitamos resistencia, no solo en el sector privado, sino también en el público. Por eso estoy muy a favor de la reducción de la deuda pública y este es uno de los detalles importantes”, ha avisado el nuevo ministro alemán de finanzas, Christian Lindner, que junto a la ministra holandesa Sigrid Kaas, se ha estrenado este lunes en el Eurogrupo.

Noticias relacionadas

“No he percibido ningún cambio en la posición alemana ni en este debate ni de la unión bancaria”, ha lamentado Calviño que sí ha visto por el contrario un cambio de actitud en la ministra holandesa ante un debate que "no está maduro" y en el que será necesario “actuar con pragmatismo" ante una realidad evidente y es que "se ha producido un aumento de los ratios de deuda sobre el PIB como consecuencia de la respuesta que hemos dado a la pandemia”, ha advertido la vicepresidenta que ha destacado también la valoración preliminar positiva del Ejecutivo comunitario sobre la reforma laboral, clave para lograr el segundo desembolso del plan de recuperación.

Pese al optimismo con el que ha recibido Calviño a Kaas, la holandesa ha asegurado que "la frugalidad siempre es un activo” aunque se ha mostrado dispuesta “a encontrarme con todo el mundo”. Mientras tanto, Austria en su línea habitual ha pedido reglas más estrictas.