Empresas

Colvin adquiere la start-up francesa Monsieur Marguerite

La operación se cierra meses después de levantar 45 millones de euros y permite a la floristería online entrar en mercado galo

Andrés Cester y Sergi Bastardas, cofundadores de Colvin

Andrés Cester y Sergi Bastardas, cofundadores de Colvin / El Periódico

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

"El pasado mes de junio anunciamos nuestra intención de llegar a Francia y hoy por fin lo hacemos realidad". Con una ronda de financiación recién atada de 45 millones de euros, la empresa de venta de flores online Colvin, explicaba efectivamente seis meses atrás que su intención era crecer tecnológica y logísticamente, en términos de plantilla y también escalar el negocio hasta llevarlo a otros países. El primero, Francia. Ahora, como bien señala uno de sus fundadores, Andrés Cester, este movimiento se da por ejecutado: la start-up catalana acaba de adquirir "una de las empresas referentes del mercado francés en la venta online de flores y plantas", Monsieur Marguerite.

Pese a que la empresa prefiere no dar más detalles sobre la operación, el comunicado donde se informa del acuerdo destaca que con él Colvin amplía su presencia en Europa (ya opera en Portugal, Italia y Alemania) de la mano de una empresa "con experiencia y reconocimiento local". De hecho, es la primera vez que la firma opta por crecer comprando a otra empresa, que seguirá operando bajo su marca y mantendrá el equipo que la gestiona.

Monsieur Marguerite es una empresa con cinco años de trayectoria, que se dedica a la entrega de flores y plantas de temporada y de origen local a domicilio. Con este enfoque, la firma gestiona actualmente unos 10.000 paquetes al mes, tiene una plantilla de 25 personas y cerró 2020 con una facturación tres veces mayor a la del año anterior.

Digitalización y estructura

"Este acuerdo es una gran oportunidad para Monsieur Marguerite de seguir creciendo con responsabilidad en Francia con nuestros productores y socios locales", valoran los fundadores de esta empresa francesa, Benjamin Perot y Ludovic Mareau. "La industria francesa de flores y plantas necesita digitalizarse y estar más estructurada: Colvin ha creado la plataforma adecuada para ello, optimizando los ingresos de los agricultores y permitiendo que puedan comprar flores y plantas cultivadas en Francia desde un mismo lugar", completan.

Noticias relacionadas

De su lado, Colvin ve en este país "uno de los mercados más interesantes" por su vinculación con el mundo de las flores y las plantas. "La experiencia demostrada de Monsieur Marguerite y su visión sobre la disrupción de la cadena de suministro, digitalizando e impulsando al tejido de agricultores locales, son algunos de los principales motivos por los que hemos decidido incorporar a la empresa en la familia de Colvin", explica a su vez el otro fundador de Colvin, Sergi Bastardas.

Esta empresa con sede en Barcelona cuenta ya con 250 empleados aproximadamente y pretende destinar otra parte de los 45 millones levantados en verano pasado a incrementar su plantilla hasta los 300 trabajadores en los próximos meses.

Temas

Empresas