Efectos del ómicron

La avalancha de bajas laborales por el Covid frena ya la producción industrial

  • Las empresas empiezan a sufrir retrasos en la fabricación de sus productos al ver mermadas las plantillas de trabajadores

Fábrica de turrones en Xixona

Fábrica de turrones en Xixona / Activos

4
Se lee en minutos
M. Vilaplana

La pandemia de Covid-19 sigue haciendo estragos en la economía. La avalancha de bajas laborales que se están produciendo tras la llegada de la variante ómicron, más allá de sus connotaciones para la salud de los trabajadores, está empezando a tener consecuencias graves para el funcionamiento de las empresas. Y es que el impacto sobre las plantillas, que se están viendo mermadas por culpa del virus, ya está paralizando cadenas de producción industrial y ocasionando retrasos en la fabricación de productos.

También la alimentación y el gran consumo han mostrado su preocupación por el cariz que están tomando los acontecimientos y la posibilidad de que pueda acabar afectando al suministro de productos básicos. Con todo ello, tanto la patronal de este sector como la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), reclaman a Sanidad la adopción de medidas que sirvan para acelerar la gestión de las altas laborales.

"No contamos con sustitutos por falta de profesionales cualificados"

El coronavirus, impulsado por el tremendo poder contagioso de la variante ómicron, ha multiplicado por cuatro en las últimas semanas las bajas laborales. La Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo informa que el pasado mes de diciembre, en la Comunidad Valenciana, más de 49.000 trabajadores pasaron por esta situación, lo que supuso un incremento de nada menos que el 427% respecto a noviembre.

Más allá del grave problema sanitario que este tsunami de casos está comportando, la enorme incidencia del virus también ha empezado a causar dificultades en las empresas, hasta el punto de paralizar cadenas de producción industrial. De hecho, algunos de los principales sectores de la provincia de Alicante ya han levantado la voz de alarma.

"Las bajas han obligado a prescindir de algunos turnos laborales"

Este es el caso del metal. El secretario general de la asociación provincial del sector, Luis Rodríguez, destaca que "algunas empresas están pudiendo hacer frente al problema con el teletrabajo, pero el nuestro es un sector netamente productivo y la multiplicación de bajas está causando interrupciones en algunos procesos productivos y generando retrasos a la hora de servir pedidos".

En parecidos términos se expresa el presidente de la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad Valenciana, Pepe Serna, quien destaca que también están sufriendo paralizaciones "e incluso, algunas empresas, a la vista de las situaciones que se estaban generando en sus plantillas, han aprovechado para cerrar durante estos días festivos. La verdad es que es un tema más que preocupante".

Por su parte, Marián Cano, presidenta de las patronales nacional y autonómica del calzado, indica que "de momento no hemos tenido que paralizar cadenas de producción, pero las empresas sí que se están viendo obligadas a hacer auténticos equilibrios. Lo peor es que la previsión pasa por que las bajas vayan creciendo todavía más en los próximos días".

«Las empresas se están viendo forzadas a reorganizar el trabajo»

En este contexto, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha informado que han contactado con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para trasladarle su preocupación "por el fuerte incremento de contagios y la repercusión que eso está teniendo sobre las empresas".

Altas complicadas

Desde la organización, en concreto, se destaca que los trabajadores se están encontrando con dificultades a la hora de obtener el alta debido a la congestión que sufre la Atención Primaria, hasta el punto que, añaden, se calcula que uno de cada siete empleados que está de baja en estos momentos podría reincorporarse de inmediato, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica.

Es por ello por lo que la CEV reclama que se facilite el alta laboral automática a todas las bajas por covid una vez superados los siete días que establece actualmente el periodo de cuarentena, u otros que las autoridades pudiesen indicar, sin necesidad de acudir a los centros de Atención Primaria. Además, y como ya se hizo en el caso de la vacunación, las empresas ponen a disposición del sistema público de salud sus mutuas de accidentes de trabajo para colaborar y contribuir a evitar consultas innecesarias.

«Uno de cada siete empleados podría reincorporarse de inmediato»

Noticias relacionadas

También solicitan una reducción de los periodos de cuarentena a los mínimos indispensables para garantizar la correcta gestión de la pandemia en base a la información científica disponible y a la experiencia acumulada durante los dos últimos años.

Son justo las mismas reivindicaciones que lanzan las organizaciones que integran la cadena de valor de la alimentación y el gran consumo, las cuales, en este caso, las han remitido directamente a los ministerios de Sanidad, Trabajo, Industria, Agricultura y Seguridad Social. Desde estos sectores se destaca que el funcionamiento de las operaciones en los centros de trabajo, especialmente en los establecimientos abiertos al público y en las plataformas logísticas, se está complicando extraordinariamente, lo que podría terminar afectando al suministro de productos básicos.