Movilidad eléctrica

El alma de la nueva Seat

  • En el corazón del Centro Técnico de Martorell, la compañía española acaba de estrenar el primer laboratorio de baterías de España, una instalación ejemplar que dará servicio a todo el Grupo Volkswagen.

Laboratorio de baterías de Seat.

Laboratorio de baterías de Seat. / Seat

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

La electrificación de la única compañía de automóviles española es un hecho. Tras la llegada de los primeros modelos (primero bajo el sello de Seat y ahora con el de Cupra) el siguiente paso es producirlos aquí. La publicación de las reglas para recibir las ayudas del PERTE abre el nuevo camino para la electrificación total de la planta de Seat en Martorell. Ahora es cuestión de días que se apruebe la adjudicación por parte del grupo Volkswagen de la plataforma de vehículos pequeños para que la fábrica de Seat empiece a volar de nuevo.

Mientras eso sucede, la compañía sigue haciendo los deberes y recientemente ha abierto las puertas de una nueva instalación pensada en la electrificación del futuro. Se trata del Test Center Energy, ubicado en las inmediaciones del Centro Técnico de la fábrica de Martorell, cuenta con 1.500 metros cuadrados y ha sido levantado en apenas un año y medio con un coste de algo más de siete millones de euros. Esta inversión se enmarca dentro del paquete de 5.000 millones de euros a los que la compañía se ha comprometido para el periodo 2021-2025 con el fin de liderar la electrificación del automóvil en España.

Se trata del primer centro que se abre en Europa fuera de los que el grupo Volkswagen tiene en Alemania, y completa la red de desarrollo junto a los existentes en Estados Unidos y China. Esta instalación se unirá al laboratorio combinado de baterías de baja, media y alta tensión que construyó la compañía en el año 2010.

El nuevo centro incluye diferentes espacios para la validación de módulos de baterías con las tecnologías químicas más avanzadas para las celdas, cubriendo toda la gama de voltajes utilizados en la industria del automóvil. Cuenta con varios espacios de ensayo para la validación de módulos de celdas, baterías de media y alta tensión, así como diferentes cargadores utilizados en toda la gama de vehículos electrificados. También dispone de varias cámaras climáticas que permiten realizar pruebas con las baterías y módulos bajo condiciones térmicas extremas (de -25 hasta 55 grados de temperatura), simulando así los diferentes entornos en los que se puede encontrar un automóvil durante su ciclo de vida.

El TCE de Seat tiene una gran capacidad de ensayo con una potencia instalada de 1,3 megawatios (la necesaria para unas 350 viviendas con todos los electrodomésticos en funcionamiento), cuenta con 25 empleados y dispone de una capacidad para hacer anualmente hasta 6.000 análisis completos de validación de las funciones relacionadas con el sistema de alto voltaje.

Noticias relacionadas

Las baterías se someten a una media de 17.500 horas de pruebas exhaustivas para garantizar el rendimiento durante todo su ciclo de vida. Los responsables del centro insisten en la importancia de esas pruebas y coinciden en señalar que una parte clave será el trabajo para el reciclaje de las baterías y sus materiales.

El Seat TCE también aspira a convertirse en el futuro en un centro de innovación abierta y de colaboración, donde poder investigar y profundizar en aspectos relacionados con la formación en nuevas competencias para el coche eléctrico, especialmente enfocadas en los jóvenes.

Temas

Etric