Mercado laboral

El paro bajó en 780.000 personas durante 2021, hasta su menor nivel desde 2007

La ocupación crece en 776.478 entre un diciembre y otro, hasta los 19,82 millones de ocupados; nunca en España había habido tanta gente trabajando

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro.

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras un 2020 para olvidar, 2021 ha sido un año no solo de recuperación, sino de dejar atrás y superar los registros de empleo y paro que España tenía antes del covid. Durante el ejercicio anterior el mercado laboral se pasó gran parte del año regenerando los puestos de trabajo destruidos durante los tres primeros meses de confinamiento, y este 2021, sobre todo en la segunda mitad del curso, el mercado de trabajo ha ido acumulando récord tras récord. El paro bajó en 782.232 personas durante 2021, hasta los 3,1 millones de parados; su menor nivel desde el 2007, según los datos actualizados este martes por el Gobierno. Es decir, España no solo recupera los índices de desempleo previos a la pandemia, sino a la crisis financiera; pese a que continua siendo como uno de los estados de la Unión Europea con mayores niveles de paro.

Y la ocupación ha crecido en 776.478 entre un diciembre y otro, hasta los 19,82 millones de ocupados. Nunca en España había habido tanta gente trabajando. No obstante, la 'cara B' detrás de esos buenos datos macroeconómicos es la calidad de parte del empleo creado. Pues para crear esos 776.478 empleos se firmaron durante el 2021 un total de 19,3 millones de contratos de trabajo. La temporalidad, la más alta de Europa, es una de las lacras históricas del mercado laboral español. La capacidad de la recién pactada reforma para reducirla medirá su éxito o fracaso. "Tenemos mucha confianza, mucha fe en que podamos resolverlo definitivamente con la reforma laboral", ha declarado el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey.

A expensas de hasta cuándo se alargará la racha dadas las variopintas amenazas que se ciernes sobre la economía -desde la variante ómicron, hasta la escalada de la inflación, pasando por la escasez de determinadas materias primas-, el empleo cierra el año con su mayor ganancia de ocupados en los últimos tres años. Este diciembre, pese al intenso repunte de contagios y las nuevas restricciones adoptadas por los gobiernos autonómicos, el empleo ha mantenido su tendencia al alza, demostrando una resiliencia al virus que ya quedó patente en verano durante la quinta ola.

Los ertes, que fueron un blindaje vital para el empleo de hasta 3,5 millones de trabajadores durante los meses más duros de la pandemia, se han visto reducidos a cotas residuales. En diciembre había 102.548 empleados afectados por un expediente de suspensión y casi la mitad estaban parcialmente suspendidos. "Una crisis en la que la recuperación es rápida tiene menos efectos de largo plazo sobre el tejido productivo y los propios trabajadores", ha destacado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo.

La hostelería sigue mermada

Si bien el empleo supera los niveles previos a la pandemia, no todos los sectores manejan mejores registros que en el 2019. El caso más evidente es el de la hostelería, uno de los pulmones de la ocupación en España y que se ha visto especialmente damnificado por las restricciones durante los últimos dos años de pandemia. Diciembre cerró con nuevas limitaciones de aforo ante el avance de la ómicron y con 1,2 millones de empleados en la hostelería, 62.422 menos que durante las navidades del 2019. Otro sectores lastrado por la pandemia y con niveles de afiliación a la Seguridad Social por debajo del periodo precovid son las actividades artísticas y recreativas, con el 1,9% menos de empleados.

Otros sectores que están por debajo de sus niveles previos al covid, pero por motivos no directamente relacionados con el virus, son las actividades financieras. La gran mayoría de las principales entidades bancarias han acelerado durante los últimos meses sus reestructuraciones y prácticamente ninguna no ha registrado un ere. Lo que se salda con una pérdida del 2,4% del empleo en el sector respecto a los datos del 2019.

Catalunya cierra el año con nota

Noticias relacionadas

Catalunya ha cerrado el año con un incremento de la ocupación, algo que solo ha pasado en dos diciembres en toda su historia reciente: el del 2020 y el del 2021. El tirón de la ocupación ha perdido pistón este último mes, con una campaña navideña en algunos sectores más discreta de la esperada ante el avance de ómicron. No obstante, el mercado laboral catalán preserva los números verdes y cierra el año con 3,5 millones de trabajadores en activo; su mejor año en ganancia de ocupación desde el 2005. "El 2022 será un año esperanzador", ha pronosticado el 'conseller' de Empresa i Treball, Roger Torrent; que se ha marcado la reducción del persistente paro de larga duración entre los más veteranos como una de las prioridades.

Catalunya ha sido la segunda comunidad autónoma que más empleo ha creado, en términos absolutos, de toda España, detrás de la Comunidad de Madrid. Las que más empleo han creado en términos relativos han sido Canarias (+6,4%) y Baleares (5,5%), que venían de registros muy negativos en los primeros compases de la pandemia debido a su dependencia del turismo.

Temas

Empleo Paro