Punto de partida

El PERTE allana el camino a Seat Martorell para fabricar coches eléctricos

El proyecto liderado por Seat y el grupo Volkswagen cumple con todos los requisitos para su aceptación, lo que supondrá que las fábricas de Martorell y Navarra fabriquen coches eléctricos a partir de 2025

La compañía española (Seat y Cupra) ya lleva dos años invirtiendo 5.000 millones de euros para transformar sus instalaciones y además de fabricar coches albergarán parte del proceso de la producción de baterías.

Ensamblaje de baterías en la planta de Audi en Bruselas.

Ensamblaje de baterías en la planta de Audi en Bruselas.

5
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Con el reglamento en la mano la planta de Seat en Martorell ya lo tiene todo para empezar a fabricar vehículos eléctricos en un plazo de cuatro años, antes de 2025. Con la publicación hoy de las bases del PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado, para convertir a España en un 'hub' europeo de electromovildad, con un programa de ayudas públicas de 2.975 millones de euros y la movilización de 11.900 millones por el sector privado, se allana el camino para que la fábrica de la compañía del grupo Volkswagen lidere la transformación industrial del sector. El Gobierno ha desarrollado el plan afinando todos los puntos ya que se trata del primer plan estratégico industrial de este tipo que se aprueba en la Unión Europea.

El proyecto liderado por Seat y Volkswagen que se ha presentado a las ayudas del PERTE es el más importante a nivel sectorial y cumple con todos los requisitos para que se adjudique.La iniciativa de Seat cuenta con la participación de más de 15 empresas (Telefónica, Iberdrola y CaixaBank y pymes que incluyen a varios proveedores de automoción como Gestamp, Ficosa, Antolín y Sesé) con el objetivo de cubrir toda la cadena de valor del coche eléctrico, desde la extracción del litio en Extremadura hasta el reciclaje de las baterías usadas pasando por una fábrica de baterias y el ensamblaje de un coche eléctrico urbano en Martorell y Navarra. Toda la cadena de valor del vehículo eléctrico se encuentra representada en el proyecto que se presenta al PERTE. Desde Seat señalan que: "es una buena noticia para España y para la industria de la automoción que el Gobierno haya publicado las bases reguladoras del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado".

Producción del nuevo Seat León en Martorell.

/ Seat

El grupo Volkswagen invertirá 159.000 millones de euros en los próximos cinco años (89.000 millones destinados a la electrificación y 56.000 millones para la digitalización de sus fábricas) para transformar todo el consorcio y adaptarlo a la electrificación del automóvil. En esa inversión, ahora que se obtendrán ayudas en España con el proyecto presentado por Seat, se incluirá la adjudicación de la plataforma pequeña de vehículo 100% eléctrico a la planta de Martorell para las marcas Cupra, Volkswgen y Skoda, así como la de un SUV pequeño 100% eléctrico para la fábrica de Landaben de Volkswagen en Navarra. En ese SUV pequeño cabría la opción de producir el modelo que reemplazará al Seat Arona (el coche más vendido en España este año).

Fábricas preparadas

Martorell ya lleva tiempo preparándose para la electrificación y Seat anunció en julio de 2020 un plan de cinco años encaminado a transformar sus centros de producción (Martorell, Zoa Franca y Componentes en El Prat) y el Centro Técnico de I+D con una inversión de 5.000 millones de euros. La visión de futuro de la dirección (en ese momento en manos de Carsten Isensee de forma interina antes de la llegada de Wayne Griffiths) ya buscaba disponer de un terreno abonado para la producción de vehículos eléctricos. Hace once días ya se empezaron a ver sus primeros frutos con la inauguración del primer laboratorio de baterías de España, el Test Center Energy (TCE), con una inversión de 7 millones de euros para dotar de una instalación de 1.500 metros cuadrados al Centro Técnico de Martorell en el que se desarrollarán y probarán los componentes para las baterías que en un futuro inmediato equiparán los vehículos del grupo Volkswagen.

Seat estrena el Test Center Energy para desarrollo de baterías en Martorell.

/ Seat

De forma paralela se ha ido trabajando en la adecuación de las líneas de producción en la propia planta de Martorell (donde actualmente se producen modelos híbridos enchufables y de combustión) y se empezará a trabajar en breve en la transformación del centro de componentes de El Prat donde, probablemente, se acabe instalando un centro de ensamblaje de baterías tal y como apuntó EL PERIÓDICO en marzo de este año. También se ha estado generando conocimiento entre la plantilla con la creación del Electromobolity Learning Center (eLC), destinado a formar a los trabajadores en las tecnologías propias de la electromovilidad.

Producción de baterías

El tema de la planta de baterías y la decisión de dónde ubicarla seguirá coleando hasta el próximo mes de marzo o abril, que será cuando se acabe de perfilar el proyecto tras estudiar todas las opciones. La producción de baterías comprende seis etapas: Extracción de mineral en las minas; Preparación y mezcla del material activo (litio); Creación de electrodos (ánodos y cátodos); Ensamblaje de las celdas; Ensamblaje de los módulos de celdas; y el propio Ensamblaje de baterías.

En todo este proceso, las nuevas instalaciones de Martorell y El Prat podrían albergar los tres últimos eslabones. Los tres primeros se podrían repartir entre Extremadura, Valencia y Aragón. El propio grupo Volkswagen ya contempla la creación de una planta de baterías (gigafactoría) en el sur de Europa, siendo España el lugar con mejores opciones.

Noticias relacionadas

El proyecto liderado por Seat y el grupo Volkswagen cuenta con todos los requisitos para la aprobación. En los bloques obligatorios figuran la Fabricacion y Ensamblaje de Equipos Originales, Fabricación de Baterías/ Pilas de Hidrógeno y Fabricación de Componentes (motores, materiales, innovación de procesos), mientras que en los bloques adicionales, el proyecto de las empresas también cumple con la fabricación de componentes de vehículo eléctrico inteligente, microconectividad y procesadores, y fabricación de sistemas de recarga.

Entre todas las empresas del proyecto cumplen con las condiciones para recibir las ayudas. Además, el proyecto de Seat y el resto de empresas también cumple con las condiciones de: Ser al menos 5 empresas, desarrollar su negocio en al menos dos comunidades autónomas, tener un compromiso de creación de empleo, tener un compromiso de inversión privada, agrupar al menos el 40% de pymes y disponer de una entidad proveedora de conocimiento (I+D+i).