AUTOMOCIÓN

Tesla desactivará los videojuegos con el coche en marcha

  • Tesla responde a la investigación anunciada por la NHTSA y prepara una actualización para sus coches para eliminar la posibilidad de jugar a videojuegos con el coche en marcha.

  • La agencia de seguridad estadounidense confirma que, pese a eliminarse la función, llevará a cabo la investigación, que afectará a 580.000 coches.

Función ’Passenger Play’ de Tesla.

Función ’Passenger Play’ de Tesla. / Tesla

1
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Tesla ha cedido finalmente ante la presión de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) y desactivará la función 'Passenger Play' de sus vehículos si estos están en marcha. Ha sido la misma NHTSA la que ha anunciado que, mediante una actualización inalámbrica, la firma de coches eléctricos eliminará la opción de jugar a videojuegos si el vehículo se encuentra en circulación.

La noticia ha llegado tan solo un día después de que la agencia anunciara una investigación acerca de esta función, que puede distraer al conductor aunque sean otros pasajeros los que hacen uso de la aplicación. 'Passenger Play' fue ideada inicialmente para que el conductor pudiera distraerse mientras cargaba el coche en puntos de carga pública. Sin embargo, desde noviembre de 2020, Tesla permite su uso incluso si el coche está en marcha.

A raíz de una queja de un usuario de Oregón, que alertó de la función, así como de la opción de navegar por Internet con el coche en marcha, la NHTSA confirmó una investigación que afectará a 580.000 unidades de los vehículos de la marca, el Model 3, el Model X, el Model S y el Model Y, producidos entre 2017 y 2022. El organismo detalló que se evaluarían "las características de esta función, incluyendo la frecuencia y los escenarios de uso".

La investigación continúa

Noticias relacionadas

Pese a que Tesla eliminará la posibilidad de jugar a videojuegos con el coche en marcha, la NHTSA ha confirmado en un comunicado que la investigación se llevará a cabo igualmente. "La normativa de seguridad prohíbe a los fabricantes vender vehículos con defectos que presenten riesgos irrazonables para la seguridad, incluyendo tecnologías que distraen a los conductores", detalla la agencia, que concreta que evalúa constantemente cómo las marcas identifican las posibles distracciones provocadas por el mal uso, voluntario o involuntario, de la tecnología y las pantallas de los coches y qué acciones llevan a cabo para evitarlas.

La NHTSA también ha declarado en el comunicado que mantiene conversaciones regulares con todos los fabricantes sobre los sistemas de infoentretenimiento y las pantallas que equipan los coches nuevos, cada vez más grandes y con más aplicaciones disponibles.