Campaña de Navidad

Huelga en el Bus Turístic de Barcelona del 28 al 30 de diciembre

  • La plantilla de informadores, contratada por MagmaCultura, está convocada al paro para denunciar la "precariedad" y "dejadez" en el servicio

Huelga en el Bus Turístic de Barcelona del 28 al 30 de diciembre
1
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Amenaza de huelga en el Bus Turístic de Barcelona durante esta campaña de Navidad. La plantilla de 83 trabajadores del servicio de informadores, externalizada en la empresa MagmaCultura desde el 2011, está convocada por el comité de empresa a parar del 28 al 30 de diciembre para denunciar la "precariedad" y "dejadez" en el servicio. Si bien los conductores del Bus Turístic son empleados de TMB, el resto de personal encargado de la venta de billetes, el control y gestión de las audio guías, atención al público y control de entrada y salida de los turistas va a cargo del personal de MagmaCultura.

Desde el sindicato denuncian que la compañía mantiene un erte parcial que afecta a los trabajadores de manera "injustificada", ya que consideran que el turismo y el flujo de visitantes extranjeros está lo suficientemente reactivado como para precisar de vuelta a todos los empleados. "El volumen de pasaje es similar a una temporada baja antes de la pandemia", cuentan desde la CGT.

Noticias relacionadas

Entre la plantilla hay un especial malestar con la situación del erte, ya que este mes de diciembre parte de los trabajadores no han cobrado su prestación debido a los atrasos en los pagos del SEPE que han sufrido miles de trabajadores en Catalunya. Y las fuentes de CGT también denuncian que quienes sí han cobrado su prestación no lo han hecho por los importes correctos, ya que alegan que la empresa no comunica fehacientemente las horas reales de jornada. Lo que implica que el SEPE calcula la prestación en base a una reducción que no es correcta.

El próximo 23 de diciembre empresa y sindicatos están citados a una mediación en el Departament de Treball para tratar de alcanzar un acuerdo que desactive el conflicto. El mantenimiento del erte es la principal reivindicación de la central, pero no la única. También reclaman acabar con una herencia de la última subrogación, que introduce una doble escala salarial entre los nuevos y los viejos trabajadores que implicaría una diferencia de unos 1.400 euros al año en horas extra no remuneradas, ya que parte de la plantilla está con un contrato de 37 horas semanales y otra parte con 40 horas.