Ante el alza de los precios

La CNMC relaja la regulación de las comercializadoras de luz para evitar quiebras

El superegulador permitirá a estas compañías anticipar el pago de sus compras en el mercado con el objetivo de reducir las garantías que deben depositar

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid.

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid. / EFE

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido relajar la regulación de las comercializadoras de electricidad para evitar quiebras ante la subida de precios del suministro. El superegulador ha aprobado dos resoluciones que modifican las reglas del mercado y los procedimientos de operación para aliviar las cargas financieras que deben afrontar los agentes cuando realizan sus operaciones de compra y venta de electricidad en el mercado eléctrico, facilitar la detección temprana de impagos y garantizar la cobertura de los costes derivados de posibles reducciones de compras en mercado diario.

El aumento de precios en los mercados de energía de gas y electricidad está tensionando la actividad de los agentes compradores en el mercado, especialmente en el caso de las comercializadoras independientes, lo que podría poner en riesgo la viabilidad de muchas de estas compañías. En este contexto, un grupo de comercializadoras independientes solicitó a la CNMC revisar el sistema de garantías debido a que cada vez deben afrontar mayores costes por el aumento de precios en el mercado, que les obliga a aportar más garantías al operador del mercado eléctrico (OMIE), y a la dificultad para acceder a avales bancarios.

A propuesta del OMIE, la CNMC ha aceptado incluir un mecanismo que permita a estos agentes (comercializadoras y consumidores directos) anticipar total o parcialmente el pago de sus compras, antes de la emisión de las liquidaciones semanales. De estas forma, las comercializadoras liberan sus obligaciones de pago antes de la fecha de vencimiento de las facturas y, por tanto, reducen el importe de las garantías que necesitan depositar para operar en el mercado.

Por otra parte, la CNMC también ha aprobado la modificación de los procedimientos de operación que consisten en la aplicación generalizada de una garantía adicional intramensual. Esta permite garantizar la cobertura de los costes derivados de posibles reducciones de compras en el mercado diario por parte de los agentes. Adicionalmente, se requiere a los operadores del sistema y del mercado que aúnen esfuerzos en la detección temprana de posibles situaciones de impago.

Además, se introduce un mecanismo de control para asegurar un nivel mínimo de garantías que respalde el aumento del consumo esperado de los sujetos de mercado que incorporan nuevos consumidores a su cartera de clientes. Para ello, se requiere que los distribuidores comuniquen diariamente al operador del sistema la relación mensual de altas y bajas de los puntos de suministro asociados a cada comercializador (la comunicación actual se limita a un envío mensual). Esta medida no supondrá un aumento neto de las garantías exigibles una vez se estabiliza la cartera de clientes y permitirá contener la deuda asociada a la actividad de comercialización.

Noticias relacionadas

Por último, se habilita la posibilidad de adelantar cerca de mes y medio la liquidación intermedia con medidas reales de demanda, lo que permitirá reducir el volumen general de garantías depositadas por los comercializadores, así como la deuda del sistema.

La implementación de estas dos últimas medidas (mecanismo de control y el adelanto de la liquidación) está sujeta a la revisión de la regulación de medidas por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.