AUTOMOCIÓN

La electrificación amenaza medio millón de empleos de proveedores de automoción

  • La consultora PwC cifra en 501.000 los empleos en peligro por el fin de los motores de combustión interna en Europa, el 70% de los cuales se perdería entre 2030 y 2035.

  • En España, según datos de Sernauto, hay 72.000 personas trabajando en puestos directamente relacionados con los motores de combustión.

Fábrica de Seat en Martorell, una de las empresas afectadas por la crisis de suministros

Fábrica de Seat en Martorell, una de las empresas afectadas por la crisis de suministros / PAU BARRENA (AFP)

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

El fin de los motores de combustión interna en los mercados europeos podría suponer la pérdida, para el año 2035, de alrededor de 501.000 puestos de trabajo en el sector de los proveedores de automoción. Así lo confirma la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (Clepa) según las conclusiones de un informe encargado a la consultora PwC

Según el documento, el 70% del total, unos 359.000 puestos de trabajo, se perderán durante el lustro comprendido entre 2030 y 2035, una fecha cercana que limita el margen de maniobra para gestionar las consecuencias económicas y sobre todo sociales que tendría la pérdida de tantos empleos. 

Según PwC, la creación de trabajo en un futuro electrificado dependen de la producción de baterías en la Unión Europea y de la creación de una cadena de suministros relacionada con este componente que en la actualidad es casi inexistente, y cuyo futuro una incógnita. El informe reconoce los países de Europa Occidental como los mejor situados para crear este ecosistema favorable y los de Europa Central y Oriental los peor situados, dependiendo todavía del motor de combustión. Según sus datos, el 70% de la creación de valor relacionada con los coches eléctricos, unos 70.000 millones de euros, están vinculados al procesamiento de materiales para baterías y su ensamblaje.

Buscar alternativas

Se adelantó Toyota al anunciar una asociación junto a Subaru, Mitsubishi, Kawasaki y Yamaha para buscar soluciones para salvar los motores de combustión, ya sea mediante nuevos carburantes como el hidrógeno o biocombustibles que reduzcan en gran medida las emisiones y sirvan como alternativa y complemento a la electrificación. El estudio de PwC rema en esta misma dirección, concluyendo que lo más apropiado para el empleo es una propuesta mixta entre los coches eléctricos y los nuevos combustibles que permita cumplir con las normativas europeas al tiempo que mantiene el empleo y crea valor añadido.

Con todo, en el escenario actual, la pérdida neta de empleo sería de 275.000 lugares de trabajo, ya que el estudio contempla la creación de 226.000 nuevos empleos para la producción de baterías y motorizaciones eléctricas. Estas cifras supondrían una reducción del 43% en el sector de los proveedores desde ahora hasta 2040.

La situación en España

Según José Portilla, director general de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), en España el sector de los proveedores de automoción da trabajo a 225.000 personas de forma directa, 72.000 de las cuales relacionadas con el sistema de propulsión de motor de combustión interna, con lo que dichos puestos de trabajo están en jaque.

Noticias relacionadas

Paralelamente, como concluyó un estudio de KPMG España, la electrificación podría generar entre 860.000 y 1.460.000 nuevos empleos para el sector de la automoción. No obstante, serían empleos relacionados con nuevos perfiles tecnológicos ajenos al sector de los proveedores. La consultora apuntaba a perfiles especializados con la descarbonización del negocio, la digitalización y el software.

Con todo, todos los estudios concluyen que, para que se confirmen las previsiones más optimistas, es vital que el sector apueste por la producción de baterías e invierta en adaptarse y atraer nuevas adjudicaciones de vehículos eléctricos para las fábricas españolas. Actualmente, según la fuente que se consulte, Europa produce entre el 3% y el 5% de las baterías para automóviles fabricadas en el mundo. Asia el 85%, con un dominio importante de China, que acumula la mayoría de la producción asiática. De momento, España no cuenta con una planta productora de baterías.

Temas

Etric