Medidas anticrisis

El fondo de rescate para pymes se abre a más empresas

El Consejo de Ministros aprueba prolongar la vigencia de este instrumento hasta junio del año que viene

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020 / Anna Mas

2
Se lee en minutos
Paula Clemente

El Fondo de Recapitalización de empresas afectadas por la pandemia (Fonrec) estará también disponible a partir de ahora para compañías que facturen entre 10 y 15 millones de euros, que su actividad haya caído menos de un 20% o que estuvieran en crisis incluso antes del covid. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes flexibilizar los criterios de acceso a este instrumento de financiación especialmente pensado para pequeñas empresas.

En palabras de la ministra Reyes Maroto, la finalidad es mejorar la financiación del fondo, así como alinearlo con las necesidades de las empresas. En definitiva: lograr que muchas más compañías puedan acceder a él. De hecho, parte de la estrategia para conseguirlo pasa también por dar ayudas de 2,5 millones de euros (el mínimo ahora era de 3 millones) y dejar este fondo activo hasta el 30 de junio de 2022.

“El objetivo de estas modificaciones es beneficiar a un mayor número de compañías que, habiéndose deteriorado fuertemente su negocio como consecuencia de la pandemia, sus circunstancias no se ajustaban literalmente a la totalidad de criterios de elegibilidad”, ha coincidido el presidente de COFIDES (empresa pública encargada de gestionar este fondo), José Luis Curbelo.

En un comunicado, este portavoz ha asegurado que el cambio de criterio responde sobre todo a la información que han recabado desde que este fondo está en marcha.

Nuevos criterios

Así, a partir de los criterios aprobados este martes, podrán solicitar este fondo empresas que facturaran antes de la pandemia desde 10 millones de euros (el tope mínimo hasta ahora eran 15) o aquellas que ingresaban más de 400 millones pero que no tienen acceso al fondo equivalente para grandes empresas que gestiona la SEPI.

También podrán beneficiarse empresas con una caída de actividad inferior al 20% (en muchos casos, explican desde Cofides, esto no es incompatible con un “deterioro relevante” de los niveles de solvencia) o que estuvieran en crisis incluso antes de la pandemia, aunque tendrán que demostrar que son viables a día de hoy.

Noticias relacionadas

Por otro lado, se baja la horquilla de financiación hasta los 2,5 millones (ahora va de 3 a 25 millones de euros) y se permite que el dinero se destine a amortizar intereses ordinarios, siempre que tal movimiento esté previsto en el plan presentado por la empresa.

Curbelo ha recordado que este instrumento está dotado con 1.000 millones de euros y que cada empresa puede optar a ayudas de hasta 25 millones que se canalizan en forma de participaciones temporales en el capital social, préstamos participativos y otros instrumentos financieros de este estilo.