Gestamp

El inminente cierre de Nissan precipita un ere de 90 despidos en uno de sus proveedores

  • La firma especializada en componentes de la automoción Gestamp encara la recta final de un expediente en Zona Franca

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La firma especializada en componentes de la automoción Gestamp encara la recta final de un expediente de regulación de empleo (ERE) en una de sus filiales, con el que pretende despedir a 90 trabajadores. El inminente cierre de Nissan ha precipitado el cese colectivo, pues la fábrica afectada trabaja principalmente para el fabricante nipón. El expediente se registró el pasado 12 de noviembre, tal como confirma el Departament de Treball, la empresa y los sindicatos. Al proceso de negociación le quedan dos semanas de periodo de consultas, en las que los sindicatos presionan para saldar la cuestión sin salidas traumáticas y recolocando a gran parte de los afectados en otras plantas del grupo en Catalunya.

El próximo 31 de diciembre Nissan echará el cierre definitivo a sus plantas de Zona Franca, Sant Andreu y Montcada i Reixac y finiquitará a 2.500 empleados. Unos se prejubilarán y otros están a la espera que se concrete el proyecto (o los proyectos) de reindustrialización para las tres plantas. Desenlace que se ha envenenado en los últimos días, con las largas de Great Wall Motors (GWM), el plan predilecto por Administración, Nissan y los sindicatos. A la espera de la decisión final, los todavía proveedores de Nissan van tomando sus decisiones y adaptando sus estructuras. El último ha sido la multinacional Gestamp, concretamente en su filial Gestamp Esmar SA: de los 180 trabajadores en nómina, la dirección ha registrado expediente para finiquitar a 90. La facturación de esta filial ha caído en más de un 30% desde que empezó el covid, prueba de ello es que figura como una de las sociedades beneficiarias de una ayuda covid de 199.340 euros de las repartidas por la Generalitat.

La factoría afectada está a escasos metros de Zona Franca y, según fuentes sindicales, cuatro de cada 10 productos que fabrican están dirigidos a la marca Nissan. También atienden a la división de camiones de Volvo y a determinadas marcas de gama alta de Volkswagen, pero su principal cliente hasta ahora son los japoneses. Las negociaciones cumplen dos semanas y, de momento, la dirección ha aceptado una leve rebaja de 90 a 85 despidos. Insuficiente para los sindicatos, que amenazan con una jornada de huelga el próximo 10 de diciembre y pasar a la huelga indefinida si el 13 de diciembre finaliza sin acuerdo el periodo de consultas.

Fuentes sindicales explican que sus reivindicaciones son prejubilaciones a parir de los 55 años y con garantía del 85% del sueldo hasta la jubilación. Y, según esas mismas fuentes, la empresa ofrece prejubilaciones a partir de los 58 años y con garantía del 80% del sueldo. La otra pata de las negociaciones es cerrar una garantía de continuidad a futuro, pues las centrales quieren blindarse en caso de que la dirección intente un cierre en dos tiempos de la planta. Gestamp, a preguntas de EL PERIÓDICO, ha declinado valorar el estado de las negociaciones.

Más de 50 años de historia

Noticias relacionadas

La fábrica afectada por los despidos lleva más de 50 años operando en Zona Franca. Antes de que la comprara Gestamp funcionaba bajo el nombre de 'Estampaciones Martínez', nombre que ha perdurado parcialmente tras el cambio de propiedad (de ahí Gestamp Esmar). Gestamp es un grupo internacional de capital español, con presencia en más de 20 países y tiene en propiedad cinco centros de trabajo más -Zona Franca a parte- en Catalunya.

La ola de eres en Catalunya ha bajado de intensidad en los últimos meses, lo que no resta magnitud a la estadística acumulada en lo que va de año. Un total de 10.674 personas han sido cesadas durante los 10 primeros meses del 2021, el peor dato desde el 2012; según datos del Departament de Treball. La industria es uno de los sectores más afectados en el balance de este año. Pese a que sobre el total de ocupados, su peso representa cerca del 20%; la mitad de los despedidos en ere durante el 2021 trabajaban en la industria.