Propuestas

El PSC propone que los municipios reserven espacios para las energías renovables

El primer partido de la oposición en Catalunya votará el miércoles contra el decreto del Govern

Los socialistas reclaman un fondo de cooperación local específico de 13 millones para una transición ecológica "justa"

Parque eólico en la Serra de Pradell, en el Priorat.

Parque eólico en la Serra de Pradell, en el Priorat. / XAVIER JUBIERRE

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSC plantea una alternativa al decreto de energías renovables del Govern, que debe convalidarse el próximo miércoles en el Parlament, para acelerar la transición energética. El primer partido de la oposición en Catalunya votará contra de la norma que, a jucio del sector, sigue ralentizando el despliegue de la energía eólica y solar. La patronal EolicCat ha amenazado incluso con demandar al Govern por "inacción".

La idea era abstenerse si el Ejecutivo catalán permitía tramitar el texto como proyecto de ley, pero no lo han aceptado. Y es por ello que los socialistas, que insisten en la necesidad de desencallar el despliegue de las renovables, votarán en contra y, a la vez, reclaman "impulso político" ya que se trata de "una oportunidad económica" para el país. Los socialistas reclaman "un sistema justo y equilibrado, de consenso, con los diferentes territorios, que incluya la participación ciudadana y de todos los agentes implicados en el proceso de cambio mediante la mesa sectorial y el debate con el mundo local", así com,o un gran acuerdo de país "para las energías renovables en espacios de mayor eficacia y menor afectación y mayor participación ciudadana".

Una de las propuestas socialistas consiste en modificar la ley de urbanismo para que obligatoriamente se reserve espacio en los planeamientos municipales para la implantación de energías renovables, explica Sílvia Paneque, responsable de temas energéticos del partido. Esta iniciativa, que incluye también la creación de un fondo de cooperación local dotado con 13 millones anuales para los municipios productores netos de energías renovables y para que "la transición ecológica sea justa", se decidió en la última reunión del Govern Alternatiu encabezado por Salvador Illa constituido por el PSC, para fiscalizar la actuación del Ejecutivo que preside Pere Aragonès.

A juicio de los socialistas, "es una realidad que en Catalunya hace muchos años que está paralizada la transición energética y la producción de renovables, una situación alarmante e intolerable". Al igual que el Govern, que prioriza el autoconsumo, el PSC considera el autoconsumo "indispensable" porque es la actividad que menos afecta al territorio. Pero es preciso desarrollar el 70% restante porque para cumplir con los objetivos de descarbonización se tendrían que instalar 10.000 megavatios (MW) de energía eólica y fotovoltaica hasta 2030 y este 2021 se ha permitido la tramitación de apenas 300 MW, recuerda Paneque.

Los socialistas afirman que una forma de desencallar el despliegue de las energías verdes serían estas iniciativas, a la espera de una planificación territorial y la futura ley catalana de ecológica que requerirá al menos dos años de tramitación. Y en Catalunya "no se puede esperar más tiempo", afirma Paneque. En más de una década apenas se ha instalado potencia renovable y el actual Govern ha practicado, además, una moratoria de facto desde mayo pasado, a instancias de la CUP.

Noticias relacionadas

De no actuar con rapidez, Catalunya requerirá 13 líneas de muy alta tensión en 2030 y no podrá cerrar las centrales nucleares para poder abastecerse de energía, recuerda la representante socialista.

Otras de las medidas propuestas por el PSC son, por ejemplo, dar preferencia a los municipios productores netos de energías renovables en las subvenciones de concurrencia competitiva de la Generalitat o un bono verde como mecanismo de colaboración municipal y privada a través de convenios y promoviendo la participación en proyectos para abaratar la energía de vecinos y empresas.