En Catalunya

Huelga del 30 de noviembre de funcionarios: sectores afectados, servicios mínimos y convocantes

  • Los empleados públicos de Catalunya están llamados este martes 30 de noviembre a una huelga para protestar contra el abuso que sufren los interinos

Protesta de interinos en plaza Sant Jaume.

Protesta de interinos en plaza Sant Jaume. / Jordi Cotrina

6
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Los empleados públicos catalanes están llamados a la huelga el próximo martes 30 de noviembre para protestar contra la situación de abuso que viven centenares de miles de interinos en toda España y contra las soluciones que a ello propone el nuevo decreto aprobado por el Gobierno. Es la segunda huelga de la función pública en Catalunya en los últimos dos meses, después del paro del pasado 28 de octubre. La jornada tuvo un escaso seguimiento a nivel paro, pero con masiva asistencia a la manifestación de Barcelona, donde asistieron unas 20.000 personas.

Los altos índices de temporalidad estructural en la función pública, que se concentran mayoritariamente en la sanidad y la educación, han sido motivo de correctivo en múltiples sentencias por la justicia europea. Para corregirlo, el Gobierno pactó a principios de verano un documento con los sindicatos y ahora los partidos con representación en el Congreso de los Diputados se encuentran debatiendo modificaciones sobre el mismo. Se prevén cambios en la norma y todos los sectores se están movilizando para incidir, incluidos algunos de los sindicatos con fuerza en el sector público catalán.

¿Qué sectores están convocados?

Al paro convocado el jueves están llamados todos los sectores dependientes de la Administración Pública, lo que incluye a los propios trabajadores de la Generalitat, así como a los consorcios públicos y fundaciones íntegramente públicas. Sectores enteros están llamados a la huelga y está tendrá afectación en los transportes, ya sea en los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) o el metro, autobuses y tranvía de Barcelona. Otros sectores clave del día a día de la ciudadanía están implicados, como la educación (desde las universidades, hasta los institutos, pasando por las escuelas y las guarderías) o la sanidad (desde hospitales a centros de atención primaria). Las residencias de personas mayores gestionadas por la Generalitat también se verán afectadas.

Los trabajadores de oficinas y administración de la Generalitat, aquellos que conforman directamente los Departaments del Govern, también están convocados. Los trabajadores dependientes de la Generalitat, entre administrativos y persona de los servicios públicos, superan las 200.000 personas.

Transporte: ¿Cuáles son los servicios mínimos?

La Generalitat ha fijado unos servicios mínimos del 85% durante todo el día en trenes de Rodalies, metro, autobuses y tranvías de Barcelona y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) para la huelga de este próximo martes 30 de noviembre. En otros servicios, como los autobuses interurbanos o el autobús que conecta la ciudad de Barcelona con el aeropuerto de El Prat, la frecuencia mínima también será del 85% durante todo el día.

Otro elemento relacionado con la movilidad es el servicio de grúas, que puede afectar al transporte privado y que habitualmente se gestiona a nivel muncipal, deberá operar, como mínimo, a un tercio de su frecuencia.

Sanidad: ¿Cuáles son los servicios mínimos?

La Generalitat ha desplegado una cobertura garantista de los servicios mínimos en el sector de sanidad, dada la actual pandemia. Los servicios de urgencias y las unidades especiales (como las UCIs) de los diferentes centros sanitarios deberán operar con normalidad, como ya era habitual en las huelgas antes del covid. Ello incluye también los servicios para tratamientos sensibles, como la radioterapia o la quimioterapia, entre otros, que deberán dar el 100% del servicio o las operaciones quirúrgicas "inaplazables". En los centros de atención extrahospitalaria, es decir, ambulatorios o centros de salud, la plantilla disponible deberá ser del 25% como mínimo.

No obstante, todo lo relacionado con el "circuito asistencial covid-19" en los centros de atención primaria (CAPs) deberá operar con normalidad. La huelga no podrá tener afectación directa en los centros de vacunación y la Generalitat garantiza el 100% de los servicios para todas aquellas personas que tengan cita este jueves para recibir una dosis de inmunidad.

Colegios y guarderías: ¿Cuáles son los servicios mínimos?

Un sector en el que se esperan afectaciones es en la educación pública, especialmente por la fuerza sindical que tiene en ella la IAC, una de las centrales convocantes. Para garantizar el funcionamiento de dichos centros, el Departament de Treball ha fijado los siguientes parámetros, similares a los de anteriores paros. Una persona del equipo directivo -ya sea el director del centro, el jefe de estudios o el coordinador- deberá estar operativa en cada centro.

En las guarderías deberá haber la mitad de la plantilla de un día ordinario. Por lo que respecta al personal en las aulas, en infantil y primaria (de 3 a 12 años) deberá haber dos docentes per cada 4 clases. En la secundaria (de 12 a 16 años) deberá haber un docente por cada 3 clases. Y en la educación especial hasta los 16 años deberá estar disponible la mitad de la plantilla de un día ordinario. En todos los casos, el servicio de comedor deberá estar garantizado al 50%.

Noticias relacionadas

¿Quién convoca y secunda la huelga?

La IAC, el sindicato más representativo en la función pública catalana, y la CGT son las centrales con mayor peso en afiliados que han convocado la jornada de paros del martes 30 de noviembre. También los secundan CNT, Comissions de Base (CoBAS), Coordinadora Obrera Sindical (COS) y Solidaritat Obrera (SO). Son aquellos que forman la autodenominada 'Taula Sindical de Catalunya'. Repiten convocatoria respecto a los paros del pasado 28 de octubre.

En esta ocasión y a diferencia de la huelga del mes pasado, la Intersindical-CSC, con creciente peso en el sector público catalán, también convoca huelga. No obstante, su convocatoria no confluirá con el resto, aunque podrían compartir manifestación. La 'Inter' apuesta por la solución de reconocer a los interinos en abuso por la vía del concurso de méritos a partir de 3 años, una fórmula algo distinta que la del resto de convocantes.

Los dos sindicatos mayoritarios en afiliación, como CCOO y UGT, no apoyan los paros, pues son firmantes de la reforma de la temporalidad a nivel estatal con el Gobierno. Tampoco CSIF, mayoritario en la Administración General del Estado, y también firmante de ese pacto a nivel estatal con el Gobierno. Y es precisamente contra esa reforma contra la que se convoca la huelga de este martes, al considerarla los protestantes insuficiente.

¿Qué reivindican los convocantes de la huelga?

Los convocantes van a la huelga para presionar al Gobierno a implementar una "solución" para los trabajadores interinos en situación de abuso. Es decir, aquellos que están con un contrato temporal pero realizando una tarea estructural. La jurisprudencia española en el caso del personal laboral -no en el cuerpo de funcionarios- contempla el abuso a partir de los tres años en la misma plaza. El mismo plazo que contempla la nueva norma, según la cual ningún interino puede estar más de tres años en la misma plaza.

La vía que contempla la nueva legislación para los interinos es sacar a concurso nuevas oposiciones extraordinarias. Es decir, si quieren conservar la plaza, deben pasar un examen. El peso de los méritos se ha reforzado, pero la conversión no es automática y existe el riesgo de que interinos que lleven años desempeñando correctamente sus funciones puedan perder su puesto.

Sobre esto los sindicatos convocantes plantean que ello no suceda y el Gobierno estudie conversiones automáticas si el interino acredita que existe situación de fraude. No abogan por una solución concreta y están abiertos a la vía del concurso de méritos o directamente a la fijeza. Hasta ahora el Gobierno ha rechazado esta última vía, ya que considera que es inconstitucional, pues vulnera los principios de publicidad y libre concurrencia que debe cumplir toda oposición. No obstante, el PSOE, Unidas Podemos, ERC y el PNV han pactado añadir a la norma que aquellos interinos que lleven 5 años en la misma plaza de manera ininterrumpida puedan acceder a un concurso de méritos para consolidar su plaza.