Energía

La gran industria pide al Gobierno triplicar las ayudas de su factura de luz en plena subida

  • La patronal que agrupa a gigantes como Arcelor, Acerinox, Sener, Sidenor o Tubos Reunidos reclama elevar al menos hasta 450 millones la compensación por los costes de CO2 en 2022

  • Los PGE de momento sólo incluyen una partida de 179 millones y la posibilidad de ampliarla con los ingresos extra de la subasta de derechos de emisión, pero sin concretar cuánto

La gran industria pide al Gobierno triplicar las ayudas de su factura de luz en plena subida
4
Se lee en minutos
David Page
David Page

Periodista

ver +

La gran industria alerta de que la espiral de subidas del precio de la electricidad está agravando el golpe que los altos costes energéticos en España tradicionalmente suponen para la rentabilidad y para su capacidad para competir con sus rivales europeos.

Grandes grupos industriales con un consumo intensivo de electricidad -para algunos la factura eléctrica representa el 50 o el 60% del total de sus costes de producción- reclaman ya al Gobierno un incremento de las ayudas para aligerar un lastre que la escalada de precios está haciendo cada vez más pesado.

La Asociación Española de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE), que agrupa a casi una treintena de grandes grupos industriales con presencia en España, ve insuficientes las partidas recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 y advierten de que para algunas factorías ya no será suficiente dejar de producir de manera intermitente para no asumir el gasto eléctrico como ya ha venido sucediendo en las últimas semanas y que algunas no podrán aguantar otro año de altísimos costes de la energía.

Los PGE para el próximo año recogen una partida del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de 179 millones de euros para compensar los costes indirectos de los gases de efecto invernadero que soportan los grandes consumidores industriales y en una disposición adicional se contempla la posibilidad de ampliar esas ayudas, pero sin darlo por seguro y sin concretar cuánto.

AEGE -en la que se integran gigantes como ArcelorMittal, Acerinox, Sidenor, Sener, Ferroatlántica o Tubos Reunidos- reclama al Gobierno elevar esas ayudas al menos hasta los 450 millones de euros en 2022, casi triplicando el importe contemplado hasta ahora, según el director general de la asociación, Fernando Soto. Con ello, según las estimaciones de la patronal electrointensiva, aún el importe aún se quedaría por debajo del máximo legal que permite la Comisión Europea y que también recoge Ley de Cambio Climático nacional

Las directrices de la Comisión Europea permiten a los estados miembro destinar hasta un 25% de sus ingresos por las subastas de los derechos de emisión de CO2 sin comunicación previa a Bruselas a compensar los efectos de los costes indirectos. Y la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética también contempla ese tope del 25% de la recaudación procedente de las subastas de gases de efecto invernadero a amortiguar esos costes indirectos.

Estas compensaciones se abonan a año vencido. Esto es, las ayudas que la gran industria percibirá en 2022 se harán con cargo a los ingresos de las subastas de este año, cuya recaudación se ha disparado por el encarecimiento de los derechos de emisión (ahora se sitúan entre los 60 y los 70 euros por tonelada, cuando el año pasado oscilaba entre los 20 y los 30 euros).

Hasta octubre, los ingresos de España por las subastas de derechos de emisión de CO2 ascendían a 2.070 millones de euros y la estimación de AEGE es que el año se cerrará con entre 2.400 o 2.500 millones de euros. De alcanzarse estos importes, las ayudas a los electrointensivos podrían ascender incluso hasta los 600 millones de euros sin superar el tope del 25% de las directrices de Bruselas y de la normativa española.

Este año la compensación por los costes indirectos de CO2 percibida por la gran industria ha ascendido a 179 millones de euros, la misma cantidad prevista para el próximo ejercicio. Los PGE de 2021 contemplaban sólo 79 millones, pero como sucede tradicionalmente a lo largo del año se completó con un importe adicional. No obstante, el sector industrial contaba con recibir el máximo legal permitido por Bruselas ya en este 2021 tan complicado por la subida de precios, lo que habría elevado las ayudas hasta los 220 millones.

En paralelo, el Gobierno aprobó muy a finales del año pasado el nuevo Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que incluye bonificaciones y descuentos en los cargos incluidos en la factura eléctrica de la gran industria. Desde AEGE se subraya que las ayudas que en él se incluyen son insuficientes y que representan apenas 54 céntimos de euros por MWh, en un momento en que el precio de la electricidad está disparado y que se ha situado de manera casi continua por encima de los 200 euros por MWh desde hace meses.

Subasta de renovables

AEGE sigue trabajando para realizar en el primer trimestre de 2022 una subasta de energía renovable para comprar electricidad a un precio fijo durante años con la que sortear las subidas de la luz y rebajar su factura energética, tal y como adelantó 'El Periódico de España'. La asociación está avanzando en el desarrollo de las condiciones concretas de su propio sistema de subastas renovables al margen de las que organiza el Gobierno y que estén reservadas a los consumidores electrointensivos.

Noticias relacionadas

La patronal ha mantenido contactos con las grandes asociaciones empresariales de renovables (UNEF, AEE, APPA…) y asegura que grupos promotores de plantas de energías verdes se han puesto en contacto de manera proactiva para participar en las futuras subastas.

Los planes de las grandes industrias pasan por convocar a productores de eólica y de fotovoltaica para que presenten sus ofertas de venta de electricidad a un precio fijo. Posteriormente, las compañías industriales y las eléctricas sellarían acuerdos bilaterales de compra de energía o PPA (power purchase agreement), que contarían con el aval del Estado a través del fondo de garantía para la industria electrointensiva, gestionado por la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE).