Alza de la inflación

Las constructoras presionan al Gobierno para que les pague el alza de los materiales

  • La patronal asegura que el Ejecutivo está preparando un real decreto, pero Hacienda afirma que no hay una decisión tomada

Operarios colgados de grúas desconstruirán edificios del pasaje Sigüenza

Operarios colgados de grúas desconstruirán edificios del pasaje Sigüenza / Quique García (EFE)

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

Presión de la patronal de las constructoras al Gobierno para que este compense al sector por el encarecimiento de los materiales que están provocando los cuellos de botellas globales de suministros que tienen la inflación disparada. El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, ha asegurado este miércoles que el Ejecutivo está ultimando ya una real decreto para recoger esta demanda, pero fuentes del Ministerio de Hacienda aseguran que no hay una decisión tomada al respecto.

El líder patronal ha asegurado que en los últimos tres meses los materiales de construcción se han encarecido un 22,2%, tanto para grandes obras como para pequeñas reformas. Ello ha provocado, ha asegurado, que el 75,61% de las compañías del sector hayan tenido que retrasar trabajos en el último trimestre. Por ello, ha afirmado, el Gobierno está preparando una ley urgente que permitirá volver a la situación anterior a la ley de desindexación de la economía del anterior Ejecutivo del PP, que eliminó la actualización de los pagos en las licitaciones públicas en función de los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

"Sabemos que el Gobierno está trabajando para hacer un real decreto que reequilibre los contratos públicos. Y está yendo rápido porque se está viendo que están quedando desiertas licitaciones, como ha sucedido recientemente en dos casos en Extremadura y uno en la Comunidad Valenciana. Y eso ahora que todavía están por llegar los fondos europeos. Es un trabajo conjunto de los ministerios de Transporte, Economía y Hacienda", ha afirmado en un encuentro con periodistas. 

Según otras fuentes del sector, los departamentos de Transporte y Economía ya habrían dado el visto bueno a la norma, que ahora estaría a la espera de que le dé su aprobación definitiva el dirigido para María Jesús Montero. Pero este niega que los trabajos estén tan avanzados. "No hay de momento un real decreto como tal ni hay una decisión tomada", aseguran fuentes del mismo. 

Mano de obra

Fernández Alén, asimismo, ha insistido en que falta mano de obra cualificada en el sector de la construcción para desarrollar los proyectos que se pretenden desplegar con los fondos europeos: unos 700.000 trabajadores adicionales a los 1,3 millones con que se cuenta actualmente. Por ello, ha pedido al Gobierno un plan de choque para que la Fundación Laboral de la Construcción, de la que forman parte la patronal y los sindicatos y que cuenta con un presupuesto de 80 millones de euros al año (aportado en una mitad por las empresas y en otra mitad por las administraciones), pueda formar a más empleados.

Noticias relacionadas

Dicha fundación, ha relatado, ofrece una cualificación especializada a entre 80.000 y 90.000 personas al año en sus 54 centros, pero podría llegar a unas 200.000 o incluso más. Adicionalmente, ha pedido una campaña de promoción para hacer atractiva la construcción a las mujeres, los jóvenes y los parados. "Es un sector que paga bien. Un peón ordinario de la escala más baja recibe por convenio 17.408 euros al año, un 30% más que el salario mínimo interprofesional, y la indemnización está fijada en 25,5 días", ha argumentado.

El presidente de la CNC, además, ha advertido de que el sector está preocupado por la falta de formación y medios de las administraciones públicas para licitar todos los proyectos previstos con los fondos europeos. "Vamos mal para que los proyectos estén licitados en 2023 y ejecutados en 2026. El real decreto que se hizo para agilizar los contratos no ha sido todo lo agilizador que se pretendía. Y habría que formar a los empleados públicos para que puedan hacer todo esto. El problema nos viene de las administraciones más pequeñas", ha mantenido.