Inspecciones laborales

Trabajo regulariza en dos semanas a 82.000 temporales en fraude, que pasan a indefinidos

  • La campaña de la Inspección de Trabajo contra la eventualidad ilegal lleva 267.000 conversiones realizadas en lo que va de año

  • En la última década, en España se han registrado un total de 194,8 millones de contratos, la inmensa mayoría eventuales

Trabajo regulariza en dos semanas a 82.000 temporales en fraude, que pasan a indefinidos
3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Cómo rebajar la elevada temporalidad que puebla el mercado de trabajo español es uno de los principales retos de la reforma laboral que ultima el Gobierno. Al margen de los cambios normativos y las nuevas herramientas que pueda pactar (o no) con patronal y sindicatos, el Ministerio de Trabajo continúa con su lucha contra el fraude mediante una de sus principales armas: la Inspección de Trabajo. La 'policía laboral' ha puesto en marcha este noviembre un nuevo plan de choque contra la eventualidad ilegal y en las dos primeras semanas del mes ha regularizado a 82.393 trabajadores eventuales y ha obligado a sus empleadores a hacerlos fijos; según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo a preguntas de EL PERIÓDICO.

En España más de uno de cada cuatro asalariados tiene un contrato de duración finita, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. Es el estado de la Unión Europea con mayor índice de temporalidad desde hace años, algo por lo que la Comisión Europea le ha venido sacando los colores al Reino de España en sus evaluaciones periódicas del semestre europeo. Y ahora, para la recepción de los fondos europeos, una de las exigencias son reformas efectivas para reducir esa elevada temporalidad, que viene de mucho antes de la reforma laboral del PP.

Según los datos recopilados por el servicio público de empleo (SEPE), en España en la última década (2010-2020) se han firmado un total de 194,8 millones de contratos; la inmensa mayoría temporales. Para ponerlo en proporción, la población trabajadora en España es actualmente de 19,6 millones de afiliados a la Seguridad Social. Este 2021 se han recuperado prácticamente los ritmos de contratación previos a la pandemia y, hasta octubre, se han registrado un total de 15,6 millones de contratos. Dos de cada 10 duraron menos de una semana y la duración media se encuentra actualmente en 54 días.

Escasez de inspectores

Esos altos y anómalos niveles de eventualidad, comparados con los estándares europeos, ocultan porcentajes elevados de fraude. Pues en España, tal como ya lo especifica la normativa laboral, el contrato por defecto debiera ser el indefinido. Ahí es donde entra la Inspección de Trabajo, un cuerpo dotado de 1.956 efectivos, según la última memoria del organismo, que vigila el cumplimiento de las normativas y las condiciones de trabajo de unos 19,5 millones de trabajadores. Tocan a un inspector por cada 10.000 ocupados.

El uso fraudulento de la temporalidad es una de las actuales prioridades del cuerpo inspector, que trabaja por campañas específicas, además de sus actuaciones rutinarias y los avisos que pueda atender. Ya en anteriores legislaturas se habilitaron planes específicos para este menester, como el Plan Director por un Trabajo digno, que diseñó la ministra socialista Magdalena Valerio. Yolanda Díaz ha dado continuidad a dichos planes específicos y, en lo que va de año, por esta vía Inspección ha obligado a regularizar a un total de 267.593 eventuales en fraude.

Regularización a golpe de carta

Noticias relacionadas

Además de las visitas a los propios centros de trabajo, una de las actuaciones empleadas por la Inspección en estas campañas es el envío masivo de cartas a las empresas, donde mediante el cruce de datos con Seguridad Social los agentes detectan comportamientos anómalos y que podrían encajar con supuestos de fraude. En febrero de este año, cuando se activó el primer plan de choque contra la temporalidad, Inspección remitió un total de 79.284 cartas a empresas alertando de esos indicios de fraude. Solo con ese aviso de probable visita se regularizaron un total de 118.994 contratos; según los datos facilitados por Trabajo.

El despliegue y dotación de más agentes para la Inspección es una reivindicación compartida por los sindicatos y por los sindicatos del cuerpo, pues alertan de que la introducción de nuevas normas para frenar la temporalidad -como el tope del 15% de eventuales en plantilla- no serán eficientes si no hay agentes que velen por que lo que pone en la ley se cumple efectivamente en las empresas.