Hucha de provisiones

Los bancos tienen 2.500 millones reservados para indemnizar a clientes

  • Las pérdidas para el sector por cuestiones procesales han bajado de superar los 5.500 millones en 2015 a rondar los 1.500 millones en 2020

Manifestación en protesta por las cláusulas suelo. 

Manifestación en protesta por las cláusulas suelo. 

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

Los bancos tenían unos 2.500 millones de euros reservados al cierre de junio para hacer frente a sentencias o resoluciones que les obliguen a devolver dinero o indemnizar a sus clientes en España. "Ahora se están comenzando a materializar riesgos legales que vienen de atrás porque los temas judiciales llevan su tiempo. Los grandes procesos están prácticamente concluidos y de cara al futuro cabe esperar que (esa cantidad) se vaya reduciendo progresivamente", apuntó hace unos días el director de estabilidad financiera del Banco de España, Ángel Estrada, tras desvelar el dato. 

De hecho, el volumen de pérdidas sufridas por el sector por estos conceptos viene bajando de forma casi ininterrumpida desde 2015, del máximo de más de 5.500 millones de euros de aquel año a los más de 1.500 millones de 2020, según se recoge en el último informe de estabilidad financiera del organismo supervisor. El actual repunte de las reclamaciones puede frenar esa tendencia bajista momentáneamente, pero las quejas actuales son en general por conceptos que suponen cantidades más pequeñas que en el pasado, con lo que es previsible que dicho descenso se mantenga a medio plazo.

La entidad con mayores provisiones para "cuestiones procesales" es, lógicamente dado su tamaño, el Santander (2.185 millones a junio, una cifra que dada su presencia internacional es casi equivalente a la del conjunto de la banca para España). "La política general del grupo consiste en registrar provisiones para los procesos de naturaleza fiscal y legal en los que se valora que el riesgo de pérdida es probable y no se registran provisiones cuando el riesgo de pérdida es posible o remoto", apuntó en sus cuentas semestrales, una explicación extensible al resto del sector. 

El banco presidido por Ana Botín es con diferencia el que da una información más detallada al respecto. Así, tiene 1.128 millones para distintos procedimientos legales en curso y 625 millones para compensar a clientes por otras vías (principalmente para la subsanación de "errores" en la venta de determinados productos en el Reino Unido, las cláusulas suelo de Banco Popular y los préstamos indexados en francos suizos en Polonia), a los que suma 432 millones por reclamaciones laborales en Brasil. Además, tiene otros 609 millones guardados para pagar impuestos en disputa, principalmente en Brasil y el Reino Unido.

Resto de entidades

El BBVA, por su parte, tiene reservados 536 millones para contingencias legales y otros 44 millones para cuestiones tributarias. En sus cuentas, solo concretó que está siendo investigado por la Audiencia Nacional por su relación con el excomisario Villarejo, pero apuntó que dicho riesgo no está provisionado porque "no es posible predecir" su impacto. "En España y en otras jurisdicciones en las que se encuentra presente el grupo, las acciones y procedimientos legales y regulatorios contra entidades financieras, impulsados en parte por algunas sentencias dictadas a favor de los consumidores por tribunales nacionales y supranacionales -con respecto a cuestiones como los términos y condiciones de las tarjetas de crédito y los préstamos hipotecarios-, han aumentado significativamente en los últimos años y esta tendencia podría mantenerse en el futuro", expuso.

Noticias relacionadas

CaixaBank, por su lado, tiene reservados 671 millones para contingencias legales y 404 millones para impuestos en disputa. "El carácter dinámico de la litigiosidad y la elevada disparidad de criterios judiciales promueve con frecuencia cambios de escenarios, sin perjuicio de lo cual el grupo tiene establecidos mecanismos de seguimiento para controlar la evolución de las reclamaciones, demandas y distintas sensibilidades judiciales sobre las materias litigiosas que permitan identificar, definir y estimar los riesgos", indicó en sus cuentas.

El resto de grandes bancos da menos información y en algunos casos solo se puede hacer una estimación de las provisiones reservadas a partir de los datos disponibles. Según sus informes de junio, es el caso de Sabadell (120 millones), Bankinter (103 millones, que sí especifica que ha guardado dinero para las hipotecas multidivisas y tarjetas 'revolving'), Unicaja Banco (97 millones), KutxaBank (71 millones), Ibercaja Banco (28 millones), Abanca (24,3 millones) y Cajamar (23,6 millones).