Para familias vulnerables

Sánchez anuncia 100 millones más en ayudas por la subida de la luz

El Gobierno ha decidido ampliar el escudo social ante el incremento del precio de la electricidad

Pedro Sánchez anuncia 100 millones más en ayudas para paliar la subida de la luz. / EUROPA PRESS / ANDRÉS RODRÍGUEZ / VÍDEO: EFE

4
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este domingo que el próximo Consejo de Ministros aprobará un decreto ley por el que se destinarán 100 millones de euros adicionales para ayudar a las familias más vulnerables y a empresas por la subida de la factura de la luz y de cara al invierno. El jefe del Ejecutivo lo ha anunciado en Mérida durante su intervención en el 13 Congreso Regional del PSOE de Extremadura, que ha reelegido a Guillermo Fernández Vara como líder de los socialistas extremeños y a su nueva comisión ejecutiva con el 99,01% de los votos.

España tiende a sufrir más que otros países europeos la subida del precio de la luz. Esto se explica por una mayor transmisión de los precios mayoristas a los minoristas por el modelo actual de formación de precios en el mercado regulado, así como una elevada proporción de usuarios en este segmento del mercado. Según la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, de los 26,8 millones de consumidores domésticos, el 40% (10,7 millones) están acogidos al mercado regulado. 

Ese Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) supone un punto de suministro no superior a 1 kilovatio y con una potencia contratada inferior a 10 kilovatios. Y es la única con la que los consumidores considerados vulnerables pueden acceder al bono social, un descuento de entre el 25% y el 40% del que disfrutan alrededor de 1,19 millones de consumidores, y al suministro mínimo vital. Pero al estar indexada al precio del mercado mayorista, traslada inmediatamente a los consumidores cualquier alteración de precios del mercado, ya sea al alza o a la baja. El precio mayorista también sirve de referencia para el resto de 18 millones de usuarios con contratos en el mercado libre.

Las medidas previstas por el Gobierno

El Gobierno ha decidido ampliar las principales medidas del escudo social desde el 31 de octubre al 28 de febrero de 2022. El Ejecutivo quiere ampliar tanto la prohibición de los desahucios de familias vulnerables que viven de alquiler, como la posibilidad de que este tipo de hogares obtengan un aplazamiento o condonación en el pago y una extensión del plazo de vencimiento del contrato de arrendamiento. Asimismo, se ampliará la prohibición de cortar los suministros fundamentales (como la luz, el agua y el gas) y las medidas relativas a la violencia de género. La prórroga hará que estas medidas del escudo social finalicen al mismo tiempo que el mecanismo especial de ertes por la pandemia. El Gobierno, paralelamente, prevé extender el plazo para que los arrendadores afectados por la suspensión de los desahucios puedan solicitar una compensación desde el 30 de noviembre hasta el 31 de marzo.

Un momento de alzas de precios

El anuncio de esa aportación económica especial de 100 millones en ayudas a familias vulnerables para compensar la subida de la luz llega en el marco de una gran escalada del precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool), que repuntó este domingo cerca de un 1% hasta situarse en 213,29 euros el megavatio hora (MWh), manteniéndose nuevamente por encima de la barrera de los 200 euros/MWh y marcando el precio más alto desde que existen registros para un domingo. Este alza del precio de la luz mantenida en los últimos meses amenaza a las familias vulnerables con la llegada de la bajada de las temperaturas, pero también a la industria, que reclama ya medidas urgentes para minimizar el impacto del alza de los costes en sus cuentas de resultados. El impacto es especialmente serio en las empresas electrointensivas, aunque algunas de ellas mantienen contratos de suministro a medio plazo y han podido hasta ahora eludir la subida de precios energéticos. El precio de la electricidad este domingo, día en el que disminuye la actividad económica y la demanda energética es menor, multiplica por 14 el importe que registró el pool durante el cuarto domingo de octubre del año pasado (14,78 euros).

Los precios del mercado mayorista repercuten directamente en la tarifa regulada o PVPC, pero también sirve de referencia para los otros 17 millones que contratan su suministro en el mercado libre. La escalada de precios que afecta a gran parte de Europa se debe, entre otros factores, al encarecimiento del gas en los mercados internacionales, que se emplea en las centrales de ciclo combinado y que marcan el precio del mercado en la mayoría de las horas, y el aumento del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2).

Noticias relacionadas

La propuesta de las compañías eléctricas

Las grandes eléctricas abogan por eliminar el denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y mantener una única tarifa regulada exclusiva para los consumidores vulnerables, según ha propuesto Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aeléc). Esta futura tarifa no estaría indexada al mercado diario, como actualmente con el PVPC, sino que estaría ligada a los precios de los mercados a plazo, lo que se traduciría en precios más estables. Es la respuesta de la patronal que agrupa a Iberdrola, Endesa, EDP y Viesgo, mientras en otros foros proponen que la actual situación no puede enmendarse con paños calientes y es necesaria una reforma en profundidad. La Cambra de Comerç de Barcelona, por ejemplo, considera que la actual crisis derivada del alza descontrolada de los precios de la electricidad debe solventarse mediante el rediseño del sistema de formación de precios, reducir las barreras de acceso a los contratos de larga duración, medidas fiscales selectivas y transformar cargos fijos de la factura en variables.