Tras un año de ventas récord

El alza de la luz amenaza con causar pérdidas al sector cárnico

La patronal Anice calcula que el encarecimiento de los costes energéticos reducirá en un 70% los resultados del sector

Carne roja en una carnicería de Madrid.

Carne roja en una carnicería de Madrid. / David Castro

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) ha alertado este viernes de que, si los precios de la electricidad continúan subiendo como en los últimos meses, el sector cárnico podría entrar en 'números rojos' próximamente. El sector industrial cárnico es uno de los que más está notando el alza de los costes energéticos y de los piensos y calcula en unos 500 millones de euros el impacto de la subida de la luz y las materias primas. El coste de la energía eléctrica ha pasado de una media anual en 2020 de 34 euros/MWh a multiplicarse por seis en un año, con un precio actual de 207,14 euros/MWh. La crisis energética llega tras un ejercicio globalmente positivo en el 2020, principalmente por el alza de las exportaciones. El comunicado de Anice quiere llamar la atención de una Administración que desde su punto de vista debe ayudar con medidas concretas al sector para evitar que la situación termine en alzas de precios para el consumidor.

El pasado año la industria cárnica española obtuvo una cifra total de negocio de 28.000 millones de euros y generó más de 100.000 puestos de trabajo, la mayoría en zonas rurales donde también se desarrolla la actividad ganadera. Pero ese momento dulce puede acabar temen los productores si se mantiene muchos meses el alza de los costes. La patronal ha advertido de que si los precios de la luz continúan al mismo nivel de escalada que los últimos meses, el sector cárnico podría enfrentarse a un incremento de gastos equivalente a más de 500 millones de euros, con un recorte de los resultados de un 70% este ejercicio. Y eso en unos momentos de fuerte demanda. Las explotaciones que hayan pactado precios de venta de sus productos previamente son las que temen especialmente el impacto del alza de costes. La patronal Anice pide apoyo ante esta situación de incertidumbre para la industria cárnica, que según ha subrayado su secretario general, Miguel Huerta "redundará negativamente en la capacidad competitiva del sector".

2020, el mejor año del sector

La producción española de carnes alcanzó una cifra récord en 2020 en España, registrando un total de 7,6 millones de toneladas, lo que supuso un incremento del 5,1% en comparación con 2019, según los datos de la encuesta de sacrificio de ganado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Del total de la producción, la carne de porcino sigue siendo la principal categoría en 2020, con un total de 5.023.534 toneladas, representando un crecimiento del 8,2% con respecto a 2019, que supone más del 65% de la producción total de carne. Buena parte de esa producción fue para exportación. España se ha convertido en el cuarto productor de carne de porcino, con un 4,4% de la producción mundial, y la Unión Europea considerada en conjunto es el segundo productor mundial, con un 22,7% del total.  Por el contrario, la producción del sector del vacuno ha caído un 2,5% con respecto a 2019, quedándose en las 677.296 toneladas producidas. La carne de vacuno ocupa el tercer lugar en volumen, con el 8,9% de la producción nacional de carnes, aunque a nivel internacional, en esta especie España está más alejada de los puestos de cabeza de producción mundial, liderada por Estados Unidos y Brasil. 

Noticias relacionadas

Por su parte, el ovino y caprino han alcanzado las 124.467 toneladas, aunque su producción ha disminuido un 5,5% con respecto al volumen de 2019. A nivel europeo, tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, España se ha convertido en el primer productor europeo de carne de ovino y caprino, con un 15,6% del total y por delante de Francia (11,2%), Grecia (9,2%) e Irlanda (8,4%).

Anice representa a la industria cárnica a nivel nacional, agrupando a más de 650 empresas, en todas las comunidades autónomas, con una importante representación de la producción cárnica española. Representa a la industria cárnica en la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), a través de la cual se integra en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y es también miembro activo las organizaciones cárnicas europeas, organizaciones interprofesionales del sector, así como en la Plataforma Tecnológica Food for Life- Spain, en el Consejo Asesor de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), el Pleno del Observatorio de la Cadena Alimentaria y del Grupo de Innovación Sostenible (GIS).